Quién quiere ser presidente?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: wilfridodelahoz@gmail.com



La gran masa electoral de Colombia se encuentra un poco confusa en cuanto a elementos relativos a la próxima elección presidencial porque está esperando que aquellos ciudadanos con aspiraciones a la Presidencia de la República manifiesten su aspiración, aunque sea a manera de precandidatos, con el fin de ir conociendo las ideas centrales de sus programas de gobierno con el cual pretenden gobernar y así mejorar la situación económica, social y política del país.

Hasta ahora se conocen algunos nombres, pero ellos no presentan ideas claras y bien elaboradas; lo que plantean es el mismo lugar común del diagnóstico general debatido desde hace muchas décadas, los cuales no muestran soluciones a la vista.

Tal parece que los lanzados y conocidos, hasta el momento, obedecen a una decisión emocional de quienes quieren que uno de esos aspirantes sea el próximo presidente; aunque es justo reconocerles un pequeño nicho electoral el cual no les alcanza para lograr la meta que aspiran. Por esa razón están buscando la manera de conformar coaliciones de aspirantes con alguna mayor cantidad posible de electores para sumar e incrementar ese deseo.

Se sabe que a raíz de las protestas sociales, llevadas a cabo en gran parte del territorio nacional hace unas cuantas semanas, varios integrantes de la autodenominada Coalición de la Esperanza están intentando aprovechar esas manifestaciones de guerra urbana disfrazada de protesta pacífica, con el fin de imponernos un socialismo comunista y eliminar nuestro sistema capitalista, pero ¡amanecerá y veremos! Sin embargo, una persona importante de ellos está procurando o pretendiendo mostrar, mediante un repertorio de elementos simbólicos, una ventaja o condición favorable electoral, haciendo creer que los electores colombianos votarán en 2022 igual que en 2018 o antes.

La estrategia electoral simple y lógica es que haya una Consulta entre quienes conformen una unión transitoria de personas o grupos políticos con el interés determinado de escoger un precandidato bien representativo de todos y que lo respalden los demás miembros de esa coalición.

¡Todavía hay mucha tela que cortar! por lo tanto los colombianos deberán esperar, paciente y reflexivamente hasta que tengamos suficiente ilustración sobre el tema para escoger la mejor opción que le dé a Colombia la prosperidad económica, social y política que aspiramos los titulares de derechos y responsabilidades ante nuestros conciudadanos.



Más Noticias de esta sección