El día después de la pandemia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Javier Lastra Fuscaldo

Javier Lastra Fuscaldo

Columna: Opinión

e-mail: javierlastra6@hotmail.com

Twitter: @JLastraFuscaldo


A juzgar por el comportamiento y mutaciones del Covid 19 es incierto determinar el tiempo que falta para decretar el fin de la pandemia.

Aún con la llegada de las vacunas, el día después de la pandemia no existe, entendido como la desaparición de esta de la noche a la mañana. Vemos que al controlar los llamados picos de contagio reaparecen las olas o rebrotes y en consecuencia las drásticas medidas de confinamiento y afectan la económica. En tanto avanza el proceso de vacunación, vendrá una progresiva pero lenta evolución hacia la normalidad durante la cual estamos aprendiendo a adaptarnos

Las autoridades de los países del mundo, se han venido especializando en el manejo de las medidas que garanticen los controles sanitarios como alternancias, cierres parciales de locales comerciales y de zonas, prohibición de consumo de licores, en fin, pero se ha visto que las decisiones que se adoptan generan un impacto positivo para algunos y negativo para otros.
En esa medida, la decisión de cerrar las playas de Santa Marta en plena Semana Santa por las condiciones sanitarias del momento por la elevada tasa de ocupación de las ucis, favoreció en parte el turismo en Cartagena donde la decisión fue abrir el sector hotelero y comercial durante esas fechas. Pero más allá de lanzar críticas por decisiones regionales y locales, de lo que se trata es cómo superar esta transición pensando en la salud no solo de las personas sino también la salud de la economía con claras políticas nacionales.

Pues bien, para atender las necesidades de millones de familias que se ven afectadas por las medidas de controles sanitarios se requiere recursos y estos se obtienen con deuda o con impuestos, pero finalmente las deudas hay que pagarlas y esto solo es posible mediante los ingresos del país que se obtiene a través del recaudo. Es un círculo que siempre termina en el pago de impuesto de los ciudadanos.

El debate del momento del país es la reforma tributaria mediante la cual se aspira a recaudar 25 billones de pesos. Esta ha generado muchísimas reacciones tanto de sectores económicos y políticos que, si bien se enfoca en brindar una respuesta de ayuda social estableciendo permanencia de subsidios y ampliando la cobertura, la posibilidad de ponerle IVA a más productos de la canasta familiar así se proponga su devolución a los más pobres, el tema resulta muy polémico justamente por las circunstancias en las que hoy se encuentra la actividad económica del país.

Los industriales y comerciantes por su parte insisten en que la reforma no afecte a las empresas por el importante rol que estas tienen en el sector productivo en la reactivación y en su lugar se grave la renta a las personas naturales. Aún el gobierno no ha radicado el proyecto de la reforma y ya está dando bandazos, como retirar el IVA al café y al chocolate.

Es evidente que hay que avanzar con los planes de vacunación hasta alcanzar la inmunidad de rebaño, pero entretanto dejamos atrás la oscura noche de la pandemia, la solución no solo puede basarse en impuestos, medidas como el control a la evasión y la elusión, así como la austeridad del gasto público debe ser más ambicioso que el ahorro de los 2.5 billones de pesos anunciados por el gobierno. El debate apenas empieza y en pleno albor de campañas políticas, esperemos que la cura no sea per que la enfermedad.


Más Noticias de esta sección

Publicidad