¿Dónde ponen las garzas?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Javier Lastra Fuscaldo

Javier Lastra Fuscaldo

Columna: Opinión

e-mail: javierlastra6@hotmail.com

Twitter: @JLastraFuscaldo


El impacto de la pandemia desafortunadamente no ha llegado a su fin, mientras persistan los contagios de Covid19 las medidas de confinamiento estarán en el orden del día de los gobiernos para preservar la salud, de hecho, en el 2020 la movilidad de personas en el mundo disminuyó en un 50% generando las repercusiones negativas en la economía.

Según la OIT el año pasado en el planeta se destruyeron 345 millones de empleos, el PIB mundial, se estima, caerá en -4.4% a pesar de una expectativa de crecimiento del 3.4% antes de avizorarse la pandemia, y nuestro país espera una caída del -8%; mal de muchos… En Colombia desde el 2015 el mercado laboral se venía deteriorando, del 8.9% pasó al 10.5% en el 2019 y con la pandemia en el mes de mayo del 2020 se alcanzó la cifra de 21.4% de desempleo, nunca antes reportada desde que el Dane publica estos datos. 

Complejo resulta administrar las finanzas de un país cuando la tributación disminuye y los gastos aumentan. Disminuir la meta de recaudo de impuestos del 2020 en casi 30 billones y al mismo tiempo destinar gastos por 44 billones de pesos para atender la emergencia a través del Fondo de Mitigación y Emergencia (FOME) requiere de toda una estrategia que permita acertar en la asignación de los recursos en sectores y familias que lo necesiten y dinamicen la economía, así como tomar las decisiones para recomponer estos desfases fiscales hacia el futuro, específicamente con una reforma tributaria que tenga el impacto esperado con sentido de equidad.  

El gobierno nacional dio un gran paso al levantar las barreras para adquirir recursos por encima de las restricciones de la regla fiscal, con la buena noticia que aun con esta movida mantuvo el grado de inversión de las tres calificadoras de riesgo. La semana pasada le aprobaron en Wall Street la emisión de bonos por 1.300 millones de dólares a una tasa de 3.8% a 40 años. Es decir, hay recursos, nunca suficientes para tantas necesidades, pero que sin duda sirven para enfrentar la crisis y en este escenario es muy importante saber cómo y dónde invertirlos, coloquialmente saber dónde ponen las garzas. 

Ante la nueva ola de contagios hay quienes recomiendan decretar una nueva emergencia, sin embargo, el Ministerio de Hacienda ha dicho que, con las medidas adoptadas y las prórrogas de sus vigencias esto no sería necesario y confirma el cubrimiento de siete millones de hogares con los recursos disponibles. Con todo, hay que tener en cuenta los factores que podrían convertirse en obstáculos para reactivar la economía. 

El Fondo Monetario Internacional, organismo que ha denominado el 2020 como “el  gran confinamiento”, plantea recomendaciones a los países para el 2021, oportunas para tenerlas en cuenta, tales como evaluar la eficiencia de los tratamientos y la vacunación que es justamente lo que podría ocurrir en el país sino se tienen asegurados los compromisos de los laboratorios para entregar las vacunas, mantener los estímulos fiscales para asegurar la continuidad de las ayudas, así como mitigar reapariciones de malestar social. Con el presupuesto general de la nación se busca enfrentar las críticas circunstancias, la destinación de 58.6 billones de pesos para inversiones es el más alto de la historia. 

Ahora la prioridad es defender el empleo a través de la recuperación de las empresas y la eficiencia en la implantación y ejecución de las inversiones tanto nacionales como territoriales. Manos a la obra.



Más Noticias de esta sección

Publicidad