Líderes solitarios del centro político

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Javier Lastra Fuscaldo

Javier Lastra Fuscaldo

Columna: Opinión

e-mail: javierlastra6@hotmail.com

Twitter: @JLastraFuscaldo


El 2021 abrió con furia por el rebrote de Covid-19 y por las consecuentes medidas estrictas de confinamiento en aquellas ciudades donde, la ocupación de las camas ucis, superen el 85%.

Aunque matizada la preocupación por la esperanza que despierta la llegada de las vacunas, la economía que empezaba a reaccionar desafortunadamente sufriría un revés.

Esa situación pone en calzas prietas a mandatarios nacionales y locales no solo para enfrentar la agudización de la pandemia sino también las críticas de contradictores políticos en el precoz ambiente electoral quienes participan en el tema de salud pública para hacerse visibles.

Lo cierto es que en medio de la crisis sanitaria se agita el debate entre la izquierda, la derecha y el centro. A finales del 2020 según encuesta de la firma Cifras y Conceptos, el 53% de la población se considera del centro político. Sin embargo, no resulta fácil encasillar al elector estrictamente en alguna de las vertientes de pensamiento ideológico o partidista porque al indagarlos sobre los aspectos sociales y económicos es evidente la disparidad de criterios que los mueven simultáneamente para alguno de los extremos. 

Hay colombianos, por ejemplo, quienes están de acuerdo con la legalización de la marihuana, la legalización del matrimonio de parejas del mismo sexo con el derecho a adoptar niños, partidarios del aborto, que apoyan el proceso de paz, pero de la misma manera prefieren mano dura en materia de seguridad y proclives a las políticas económicas tendientes a liberar los mercados y con poca intervención estatal. De igual manera hay quienes estando a favor de políticas económicas intervencionistas, son conservadores en cuanto a las libertades sociales y más bien recatados en las políticas sobre el desarrollo de la libre personalidad.

Las posturas ideológicas que no encajan en las posiciones de los extremos políticos, podrían encontrar una ruta programática en la línea del centro capaz de interpretarlas, pero no son pocos los lideres solitarios –algunos con antifaz- quienes pretenden convertirse en los abanderados de esa corriente que busca zanjar las diferencias de la polarización, sin que aún haya una fórmula que permita definir su convergencia.

El centro político a raíz de lo que arrojan las encuestas por el hastío de la polarización y en la antesala de las campañas presidenciales del 2022 se ha puesto de moda, pero aún no tiene “dueño”, es más, no faltan militantes de los extremos quienes ahora acomoden sus discursos para presentarse como adalides de las posiciones moderadas que recojan posiciones tanto de la derecha como progresistas pero que aún no terminan de convencer y luzcan como oportunistas. Ahora, quienes con anticipación se han convertido como alternativa distinta a los extremos como Fajardo y De la Calle, buena parte de la opinión los perciben tibios sin que logren aún mover la fibra emocional de los simpatizantes del centro político.

A pesar del turbio panorama, en los próximos meses comenzarán a aparecer nuevas figuras en el escenario nacional que les coquetearán a los ciudadanos que no se sienten representados por los partidos tradicionales y que le harán contrapeso a esa corriente de líderes regionales que se están organizando en el cetro-derecha para enfrentar a Gustavo Petro.

No obstante, el centro político aún adolece tanto de un mecanismo para definir quien lo represente y lo que es peor, de propuestas claras en materia social y económica, que respondan el cuestionario multitemático de millones de colombianos que esperan un gobierno legítimo pero que también los interprete sin polarizar.      



Más Noticias de esta sección

Publicidad