Aire

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Javier Lastra Fuscaldo

Javier Lastra Fuscaldo

Columna: Opinión

e-mail: javierlastra6@hotmail.com

Twitter: @JLastraFuscaldo


Aire es la marca que el consorcio Enerpereira y Latin America Corp adoptó para identificar la operación de la distribución y comercialización de energía que a partir del pasado primero de octubre desarrollan en los Departamentos de Atlántico, Magdalena y Guajira. Poco a poco los clientes se irán acostumbrando a la nueva marca y atrás quedará el recuerdo de Electricaribe, nombre asociado con el pésimo servicio de distribución de energía y con el malestar permanente de la gente de la región.

Los nuevos dueños de la infraestructura eléctrica de los tres departamentos han anunciado inversiones para mejorar el servicio que incluye cientos de proyectos de reposición de redes, transformadores, refuerzo de subestaciones y la instalación de miles de medidores prepago para un mayor control de la energía por los mismos clientes, sin embargo, la cuesta está empinada. Para disminuir el número de horas promedio de interrupción de la energía por cliente al año de 120 a 40 horas que tiene el promedio nacional se estima una década. Así se cuente con todos los recursos desde el día cero para acometer las obras, la capacidad de ejecución técnicamente tiene un nivel de rendimiento.

En medio de la esperanza persiste la duda sobre el incremento de las tarifas la cual está sujeta a la aprobación por parte de la Comisión de Regulación de energía Creg para el 2021 una vez analice el plan de inversiones presentado por el nuevo operador tanto para la infraestructura como las relacionadas con el control de pérdidas de acuerdo con el régimen especial y transitorio aplicable para la costa atlántica.

Se desconocen todavía los términos de la negociación de Electricaribe por parte del Consorcio dueño de Aire y por EPM con la marca Afinia a cargo de los otros cuatro departamentos. El gobierno nacional seguirá apoyando con avales para la consecución de recursos por los nuevos operadores, pero no se conoce bajo qué condiciones. El gobierno los convenció, sin hacer público su costo, para que no se retractaran de la compra de Electricaribe como consecuencia del deterioro de los indicadores de recaudo y pérdidas de energía por efectos de la pandemia. Hay que recordar que EPM materializó la compra en medio de las dificultades del grupo por las controversias jurídicas desatadas por el caso de Hidroituango.

Con la venta de Electricaribe se cierra un capítulo de esta historia de casi 4 años de intervención de la Superservicios para garantizar la continuidad del servicio, pero queda pendiente la demanda de Gas Natural Fenosa por 1.600 millones de dólares contra la nación ante el Tribunal de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional, Uncitral, por supuesta violación del Tratado Bilateral de Inversiones suscrito entre Colombia y España en el 2005. Según Gas Natural la intervención de la compañía constituye una expropiación sin indemnización.

Se enfrentan dos grandes buffet de abogados de talla mundial como son Sidley Austin de Washington defendiendo a Colombia, pool en el que trabajó el expresidente de los EEUU Barack Obama y Three Crowns de Londres representando los intereses de Gas Natural Fenosa.

Independientemente cuál sea el desenlace en esa controversia la llegada de los operadores no tiene, por ahora, marcha atrás pues aún si Colombia pierde la demanda, Aire y Afinia seguirían prestando el servicio porque se reclaman indemnizaciones y no la devolución de Electricaribe actualmente en proceso de liquidación. Esta historia aún continúa y la gente anhela un buen servicio. Muchos éxitos para Aire y Afinia.


Más Noticias de esta sección

Publicidad