La formación policial

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Luis Tabares Agudelo

Luis Tabares Agudelo

Columna: Opinión

e-mail: tabaresluis@coruniamericana.edu.co


Una de las misiones primordiales de las Fuerzas Armadas de una democracia se centra en la defensa externa y la seguridad interna para que funcionen las instituciones de la nación.

Nuestra Constitución, en el artículo 216, separa muy claramente esta misión, pero nos habla de fuerza pública para dirigirse a Fuerzas Armadas y de Policía.

El artículo 218 dice que “la Policía Nacional es un cuerpo armado permanente de naturaleza civil, cuyo fin primordial es el mantenimiento de las condiciones para el ejercicio de los derechos y las libertades públicas, y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz”.

Ahora bien, para ingresar a la policía nacional se exige a la persona varios requisitos. Los tres principales son: ser colombiano de nacimiento, tener la mayoría de edad y ser bachiller.

Para tratar de prevenir los desmanes de los policías y lo que nos ocurre hoy en el país, el artículo 416 del código penal reza que “El servidor público con ocasión de sus funciones o excediéndose en el ejercicio de ellas, cometa acto arbitrario e injusto, incurrirá en multa y pérdida del empleo o cargo público”.

Por otra parte, los reglamentos internos de la policía en Colombia son conocidos como Tomos. Los crean internamente para supuestamente reglamentarse. Por ellos se le han ido concediendo especialidades con las que cubre prácticamente todo nuestro vivir y actuar. Vemos policías hasta en la sopa: carabineros, guías caninos, ambiental y ecológica, tránsito y transporte, antiexplosivos , turismo, infancia y adolescencia, Fiscal y Aduanera, antinarcóticos, antisecuestro, antiextorsión, aeroportuaria, los escuadrones móviles antidisturbios y un gran etcétera.

Siempre he considerado que por ser un cuerpo civil armado no debería tener todas esas especialidades. Por ellas, puede ser la única policía del mundo que tiene entrenamiento militar. Ahora bien, por ser entrenados para la guerra le surgen grupos como la unidad de operaciones especiales militares “Comandos Jungla” o cómo la Unidad de Comandos en operaciones especiales y antiterrorismo COPES, entre otros.

Igualmente, como en Colombia hemos estado por muchos años en guerra, la policia es formada con disciplina militar siendo enviados al frente como antiguerrilla con M-60 y ametralladoras convirtiéndose prácticamente en militares. Por el entrenamiento siguen saliendo en las ciudades y pueblos como que siguiéramos en guerra, pareciera que ven en todo ciudadano un enemigo. A muchos agentes de policía entrenados militarmente al terminar el conflicto con las FARC, los enviaron a hacer parte de los cuadrantes de las ciudades y llegan como unos sabuesos buscando a quien atropellar y agredir.

Con relación a la operatividad, la policía no debería ser operativa. Se debería crear otra entidad. Por ejemplo, la SIJIN no debería pertenecer a la policía nacional. O, si el Congreso le deja la facultad de ser operativa entonces que no sean los policías que tienen contacto con el ciudadano porque los del cuadrante deben ser amigos de la gente.

A los policías hoy en Colombia debido a esa operatividad les exigen capturas, les exigen comparendos, tanto que si no lleva capturado o comparendo no se puede ir a descansar ni a dormir. Si tarde de la noche no ha capturado a nadie, entonces se ve obligado a llevar al primero que de papaya.

Así las cosas, hay que reformarla para que se haga amiga y vuelva a recuperar la confianza de la ciudadanía. Asimismo, reformar el artículo 416 de Código Penal para cuando se repitan hechos como el que hoy tienen al país “patas pa arriba” el policía pueda ser castigado penalmente y que su castigo no sea una multa o trasladarlo para el Chocó, Urabá, la Guajira o Putumayo.

Para concluir, lo de las “manzanas podridas” ya está mandado a recoger y no debe ir más. La reforma de fondo debe hacerse exigiendo mayores requisitos para entrar a trabajar a la entidad, retirar los sabuesos, dejar de ser operativa y excelente amiga de la comunidad para que todos podamos vivir en paz.


Más Noticias de esta sección

Publicidad