Eficacia del acceso a las ayudas económicas

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Javier Lastra Fuscaldo

Javier Lastra Fuscaldo

Columna: Opinión

e-mail: javierlastra6@hotmail.com

Twitter: @JLastraFuscaldo


Decenas de decretos legislativos se han expedido durante los últimos tres meses estableciendo ayudas y medidas para aliviar la crisis de millones de personas y miles de empresas en Colombia por efecto de la pandemia del Covid 19 sin embargo no todas han logrado materializarse.

A pocas semanas del confinamiento nacional, economistas y voceros de gremios hablaban sobre qué tan rápida, inestable o lenta sería la reactivación económica. Para ilustrar sus opiniones recurrían a las letras V, W, U y L y de esta forma graficar la curva de recuperación acorde con el nivel de optimismo o pesimismo de cada analista.

En tanto se supera la emergencia sanitaria y nos adaptamos a la `nueva normalidad’ el Gobierno ha creado estrategias para contrarrestar los efectos económicos negativos. Entre las medidas adoptadas se podrían identificar tres grupos clasificados de acuerdo a la efectividad del acceso de los beneficiarios no obstante el impacto en términos de reactivación económica se verá reflejado más adelante cuando se observe la evolución del crecimiento económico y la recuperación del empleo o por el contrario su contracción.

En un primer grupo de ayudas podemos mencionar algunas como las más efectivas en las que no se requiere de intermediarios para su adopción y ejecución entre el gobierno y el beneficiario. Medidas como el día sin IVA o programas como familias y jóvenes en acción o ingreso solidario para personas vulnerables en las que la ayuda llega directamente a una cuenta bancaria o a los hogares. En el esquema de los programas de entrega de dinero si bien participan bancos y agentes que manejan puntos de pagos, la labor del gobierno de focalizar los beneficiarios y la provisión de recursos propios es lo que determina la efectividad de la medida.

En un segundo grupo se encuentran aquellas medidas en donde el interesado debe adelantar trámites para acceder al beneficio. Según el boletín número 4 de la cámara de comercio de Santa Marta elaborado con base en una muestra de 788 empresarios del Departamento del Magdalena arroja resultados que vale la pena revisar.

En el caso de los alivios de créditos tanto para capital como intereses, el 57% de los consultados han tenido acceso a los beneficios. La solicitud para acogerse a la ampliación de pagos de impuestos y a descuentos en servicios públicos se encontró que el 38% y 13% de los empresarios respectivamente han recibido el beneficio.

Es probable que desde la fecha de corte de la encuesta a la publicación de esta columna el número de beneficiarios sea aún mayor, pero llama la atención la lenta reacción entre la expedición de la medida y la solicitud para acogerse.
En un tercer grupo se clasifican aquellas medidas de iniciativa gubernamental en las que intervienen terceros. Es el caso de los créditos bancarios para capital de trabajo en inversión con aval del Fondo Nacional de Garantías en los que el Gobierno abrió un cupo de 12 billones de pesos. Tan solo el 11% de los consultados han tenido acceso, los demás argumentan que las exigencias de requisitos y trámites, además de engorrosos, no tienen en consideración la situación de crisis por las que están atravesando las empresas. En conclusión, los bancos no quieren arriesgarse en nuevos créditos.

El Gobierno y agremiaciones han empezado a evaluar la efectividad de las medidas adoptadas, pero es necesario para el análisis, diferenciar sectores, regiones, obstáculos y realidades, pues de nada sirve que sean cientos de medidas y ayudas si el interesado no puede acceder o lo hace cuando ya sea demasiado tarde.


Publicidad