Responsabilidad

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: cecilia@cecilialopez.com



Nos llegó el momento a todos y cada uno de los habitantes de este planeta la necesidad de asumir la responsabilidad que nos corresponde ante la peor crisis que nos ha tocado afrontar hasta ahora. Es tal vez la primera y la mayor evidencia de que esta globalización que vivimos es diferente a las anteriores por las que ha pasado la humanidad. Fuera de la gran movilización de capitales, de productos y ahora de gente, ahora sabemos cuál es la característica que la diferencia de todas las anteriores. Se trata de los males globales, las pandemias, el trafico de personas, el narcotráfico, entre otros. Hoy estamos frente al Coronarivus que tiene a la humanidad enfrentada a esta pandemia que no solo ha tocado la salud y la vida de nosotros sino que traerá una crisis económica de proporciones aun difíciles de predecir.

La máxima contradicción que estamos viviendo es que lo que puede ser la única salida en términos de preservar la salud y la vida de todos que es el aislamiento de los individuos, genera unos costos económicos tan inmensos que demostrará el altísimo precio que pagará la humanidad por ser sociedades tan desiguales gracias al modelo económico que ha predominado en el cual además la solidaridad no ha sido su característica.

Ante este panorama oscuro pero realista, lo único que queda es la responsabilidad que cada uno de nosotros debe asumir frente a la crisis, frente a cada una de las personas que nos rodean, frente a nuestro país y frente al mundo. No será fácil, porque esta sociedad en que vivimos ha permitido que se violen normas, que cada quienes piense en sí mismo y máximo en quienes inevitablemente lo rodean. Cumplir normas en un país donde violarlas es una virtud; hacer sacrificios para el bien de muchos, cuando el individualismo es la regla; apoyar a quienes más lo necesitan, cuando el egoísmo ha sido visto como una virtud; dar más cuando más se tiene cuando la acumulación ha sido sobrevalorada.

Esta responsabilidad es de todos pero mucho más de aquellos que en esta sociedad tan desigual como la nuestra, están en términos de calidad de vida muy por encima de aquellos en la base de la pirámide social. O apoyamos esos 2/3 del país que pueden tener un impacto económico devastador, o sencillamente pagarán nuestros descendientes el costo de vivir en una sociedad miserable.

Todos tenemos que ser responsables lo que para muchos de los que pertenecen a sectores privilegiados significa también un grado de generosidad con quienes nos necesitan; algo que nunca ha tenido la élite económica y política. Si antes la hubiéramos tenido hoy no seríamos el país profundamente desigual que somos actualmente. Todos sin excepción somos culpables de este mundo injusto que hoy pagará también de manera desigual los costos de esta inmensa crisis de salud y económica en que estamos. Por ello el tema es la responsabilidad. Y esto empieza porque todos demos al máximo especialmente los que más privilegios han disfrutado.


Más Noticias de esta sección

Publicidad