Nukak Makú: los últimos inocentes sobre la tierra

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com



Y mandó el Creador a los Nukak Makú (una de las últimas tribus nómadas de la tierra), diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer, más de la mata de coca y del coltan no comerás; porque el día que de ellos comieres, ciertamente morirás.

Y así han habitado por veinte mil años o más en el paraíso los Nukak. Y el paraíso está en el Guaviare, en Colombia el jardín del edén está.

Y los Nukak Makú no han perecido ante el mal, pues la inocencia con ellos aún está. Sin embargo, en absoluta vigilancia habrán de habitar, pues la serpiente de siete cabezas habrá de llegar, su inocencia burlará y en poco tiempo se perderán.

Y el mensaje continúa así: El dragón y la serpiente de siete cabezas llegará y te perseguirá. Una cabeza Farc y terroristas se llamará. A tus hijos en las universidades y en el campo reclutarán. Muchas bombas harán estallar en cada esquina y en cada bar.

A ti y a tu gente secuestrará y de las extremidades y de la cabeza te encadenarán.

Las Farc te lo aseguro, mucho mal te hará y también te engañará.

Y la segunda cabeza narcotraficantes se llamará y reinará en el jardín del edén sin más ni más. En raspachín te convertirá, tu tierra quemará y a tus mujeres como mulas a Estados Unidos y Europa enviará.

La tercera te engañará y pensarás que te protegerá de las dos primeras, pero no es verdad porque paramilitares y las Bacrim te desplazarán. De tus tierras los violentos te sacarán y en poco tiempo se desmovilizarán mas no te recompensarán, de seguro eso nunca harán.

Una cuarta aparecerá, de contratista y promotor de salud se disfrazará y mucho más daño ésta te hará. Puentes, vías, salud y medicinas te ofrecerán, no obstante nada de esto recibirás, pues a otras latitudes viajarán y por allí se esconderán de la coja justicia sin preocupar.

Y como no hay quinta mala, la siguiente peleará para que tú decidas izquierda o derecha tomar. Los capitalistas en consumidor y ostentoso te convertirán y sin la más mínima consideración te explotarán. En esclavo del dinero te convertirás. Por siempre trabajarás, pues nunca te pensionarás y en la pobreza naufragarás.

Los socialistas, chavistas, castristas o como los quieras llamar te aprisionarán y de libertador se disfrazarán. Ya nada podrás pensar y sólo habrás de comer lo que el tirano decidirá.

En una choza de un metro cuadrado dormirás y no te movilizarás de una casa a otra nunca más. Tal vez podrás advertir las canoas en el mar y en ellas del tirano querrás escapar hacia la tierra de la libertad.

Y después de esto encontrarás que fanáticos y fundamentalistas religiosos no se harán esperar. En tu casa y en las calles te acosarán y por las malas te convertirán.

El diezmo te pedirán, pero además ofrenda cada día ellos te exigirán, y ya no podrás pensar porque pecado todo será. Las costumbres y recuerdos de tu mente sana e inocente borrarán.

Es posible además, que tus libros algún día lleguen a quemar, o te digan que en mi nombre contra una torre algún avión tendrás que estrellar. Esta, la sexta, también gran daño te hará.

La séptima cabeza mil cosas malas traerá y la ciencia le servirá, porque la ambición y la corrupción dominarán. El dinero de los pobres se esfumará, pues en la Dian y las EPS no lo encontrarán. Muchas vidas se perderán, pues el paseo de la muerte en hospitales y clínicas en furor estará. Esperanza ya no habrá para pobres ni Nukak. El alimento escaseará, pues los ricos vivirán sin pensar ya nunca más, en aquellos que no tienen ná.

Pero tú no te preocupes nunca más, pues al edén tú volverás y ya no lo abandonarás.

Aquí no lo dudes renacerás, pues la inocencia recuperarás. Y mi palabra cierta declarará que los Nukak, los últimos inocentes sobre la tierra siempre, siempre serán.



Más Noticias de esta sección

Publicidad