Panorama incierto para el turismo de Santa Marta y el Magdalena

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jorge García Fontalvo

Jorge García Fontalvo

Columna: Opinión

e-mail: jgarciaf007@hotmail.com

Definitivamente, Santa Marta y el Magdalena carecen de representatividad seria en el entorno político, económico y social del país. No deja de asombrar y preocupar, a todos los habitantes de esta región, el hecho de que la deficiente y pobre gestión gubernamental y el escaso compromiso de la dirigencia local, haya puesto en riesgo el futuro de la otrora Perla del Caribe.

No es suficiente que sea considerada aún, como uno de los destinos turísticos más apetecidos por nacionales y extranjeros, hace falta además liderazgo y gerencia de la mejor.

La falta de liderazgo ha sido, entre otras, una de las causas por las cuales ciudades con menor tradición turística y futbolera fueron declaradas sedes del Mundial de Fútbol Sub-20, mientras Santa Marta era desechada sin razón justa ni válida.

No es justo, paisanos, que por carecer de representatividad seria en el ámbito nacional, la cuna de los futbolistas más grandes y talentosos de Colombia, entre ellos Carlos «El Pibe» Valderrama y Radamel Falcao García, goleador de la Europa ligue en 2011, haya sido olvidada por aquellos que dirigen los destinos del fútbol colombiano, y de Colombia misma, a su capricho.

El Mundial de Fútbol Sub-20, era la opción justa para ubicar a Santa Marta y al Magdalena en el sitial que le corresponde. Qué bueno habría sido invertir cincuenta, cien millones de dólares o más en infraestructura vial, deportiva, hotelera y sanitaria como se hizo en otras regiones del país, y además percibir el ingreso de divisas que dieran un impulso nuevo y esperanzador a la ya caída economía local. Si las cosas se hubiesen dado de esta manera, otro panorama diferente se vislumbraría para la región.

¿Quién representa a la gente de mi tierra? Por lo que se puede observar, nadie. ¿Quién lucha las causas honestas y justas de la gente de mi región? Hombre, nadie. Con este tipo de dirigencia, es imposible divisar mejor panorama para la economía y el turismo de la región en los próximos años.

Pero el Mundial no es lo único que nos ha tocado, veamos otro poco: hasta hace unos pocos días, las naves cargadas de ensueño y de fantasía de una de las líneas de cruceros más importantes del mundo, atracaban en el histórico y bello puerto samario.

Turistas procedentes de todos los rincones del mundo, caminaban tranquila y desprevenidamente en medio de muros legendarios y calles cubiertas de gloria. Hoy esto ha cambiado, esas naves gigantescas, maravillosas e impregnadas de historias ya no visitan nuestro puerto.

Las calles destapadas e inundadas de aguas negras, los malos olores que se filtran al olfato de los transeúntes desde el pobre y descompuesto sistema de alcantarillado de la ciudad, así como la inseguridad, y la manifiesta y sórdida actividad criminal que domina nuestros barrios y avenidas ha dejado a esta hermosa ciudad con un panorama oscuro, nublado, sombrío y poco esperanzador. Incuestionablemente, la Santa Marta mágica del pasado tambalea ante la negligencia y la ineficiencia expresa de su dirigencia.

Sólo me resta decir, adelante tierra mía, que Dios te guarde y te dote de serios, comprometidos y dedicados gobernantes en las elecciones que se avecinan, porque, de lo contrario pereceremos ante la apatía y la indiferencia de quienes no viven para ti.

Más Noticias de esta sección

Publicidad