Ciénaga: notas electorales (7)

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Carlos Payares González

Carlos Payares González

Columna: Pan y Vino

e-mail: carlospayaresgonzalez@hotmail.com



Varios son los riesgos que debe enfrentar un elector. Entre estos están el económico, dado que la elección de un mal alcalde o de un mal concejal puede deteriorar la calidad de vida de toda una población; el de satisfacción, consistente en que debido a una improvisada o interesada elección se termina sintiendo todo lo contrario a lo deseado, debido a que un mal gobernante termina deteriorando las condiciones eco-sociales de un pueblo o de una ciudad; y el psicológico, expresado por un sentimiento de culpa o de vergüenza (cuando somos responsables de nuestros actos) o de irresponsabilidad (cuando nos importa un comino lo hecho) por haber contribuido a elegir a ciertos funcionarios depredadores de la cosa pública. Por lo tanto, debemos ponderar el significado y valor de estos riesgos para escoger a aquellos candidatos que de verdad responden a los intereses más sentidos de un colectivo social.

Empecemos por decir que no existen candidatos-ángeles. Todos los humanos tenemos defectos y virtudes… Pero hay defectos y virtudes que matan. Por eso debemos esculcar al máximo las virtudes (fortalezas) y los defectos (debilidades) de los candidatos. Y esto va a depender de lo que cada uno tenga en la cabeza y del lugar en que se encuentre dentro de una sociedad. Un candidato puede ser muy bueno para opulentos empresarios y, a la vez, ser muy malo para necesitados trabajadores. Se trata, entonces, de que cada elector tenga su propio "mapa perceptual" que permita sobresaltar la conveniencia o inconveniencia de un candidato a cargos de representación popular. Por eso hay que indagar sobre las creencias, valores y estilo de vida de los candidatos. Un candidato borrachón será un alcalde o concejal borrachón. Un candidato mentiroso será un alcalde o un concejal mentiroso, etc. Así mismo debemos considerar en los candidatos otros factores como el nivel de educación, la formación política, el nivel de ingreso, tipos de negocios que lo rodean y, especialmente, su ideología. Un analfabeta en la política o en los temas de la administración pública es, necesariamente, un mal candidato. Allí no se puede ir a aprender o a improvisar porque las consecuencias afectan a mucha gente. Cuando esto ocurre hasta el médico termina teniendo efectos negativos para la vida como el mismo cáncer que se propuso curar. Entonces, toda una colectividad sigue enferma, en estado comatoso, en cuidados intensivos. Debemos preguntarnos: ¿para qué quiere fulano, o zutano, o perencejo, ser alcalde o concejal?

La mejor imagen de un candidato la logramos cuando sopesamos la correspondencia ética entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Cuando se comporta como realmente es. De resto, incurre en falsedades (populistas o demagógicas) restándole credibilidad y confianza ante la gente. Quienes solo se amparan en ciertas condiciones histriónicas (juventud, belleza, popularidad de "raspa cucayo", abolengos, etc.), por regla general, termina siendo un "paquete chileno" como gobernante. Que nos resultan bien costosos. De estos casos está Ciénaga llena de ejemplos.

Deriva también contraproducente que un candidato diga solamente lo que la gente quiere escuchar. Cosa distinta es analizar los problemas y las necesidades que mortifican a las comunidades para que sean solucionados y satisfechas. Cuando un candidato está en permanente acuerdo con todo lo que la gente quiere oír, es claro que solo se encuentra detrás de los votos, y seguramente cuando gobierne, si es elegido, no podrá cumplirle a nadie. Esos candidatos que dicen tener un "origen popular", o que siempre dicen haberse "untado" de pueblo, son unos trásfugas enmascarados que cuando acceden a los cargos públicos se convierten en el peor martirio para quienes de buena fe le depositaron su confianza por medio del voto. ¿Cuántos de nuestros gobernantes son de origen popular y, sin embargo, vienen cometiendo toda clase de atrabiliariedades contra el territorio y el pueblo?



Más Noticias de esta sección

Publicidad