Empleo_SantaMarta

Humanizar la aviación

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Juan Galán Pachón

Juan Galán Pachón

Columna: Opinión

e-mail: prensa@juanmanuelgalan.com



El avión, es una maravilla moderna, no puede convertirse en un arma letal.

En lo que va corrido del presente año, han muerto más de 200 personas a causa de diferentes accidentes aéreos, entre los cuales el caso del Airbus A320 de Germanwings se convierte en el de mayor cantidad de víctimas fatales, con 148.

Este es un tema que merece asumirse con prioridad. De hecho, un análisis publicado en la Red de Seguridad Aérea y realizado por la Agencia consultivo-analítica "Flight Safety", encontró que desde enero de 1997 a junio de 2012 hubo 496 desastres reportados por accidentes o incidentes aéreos, que causaron la muerte de 12.799 personas.

El estudio, afirma que las dos categorías más comunes relacionadas con la causa de estos desastres son errores humanos y fallas en los equipos.

Estos errores humanos, indican que es el momento de legislar para salvaguardar la seguridad aérea en Colombia y generar una política pública desde el Gobierno hacia el sector aeronáutico.

Por todo esto, el pasado 15 de abril radicamos un proyecto de ley que busca mejorar las condiciones de trabajo de los pilotos y auxiliares de vuelo, que contó con el apoyo del Gobierno Nacional y el respaldo como coautores, de representantes de varios partidos políticos en el Congreso de la República.

Reconocemos que en Colombia, las tripulaciones aéreas están sometidas a niveles de fatiga inaceptables, producto de jornadas que desde todo punto de vista exceden los límites de lo establecido en el Código del Trabajo.

Fatiga, tensión y alteración fisiológica del organismo, son condiciones que pueden estar padeciendo nuestras tripulaciones, generando un gran riesgo no sólo para la seguridad aérea, sino para los casi 30 millones de pasajeros que se movilizan por todo el país.

Por estas razones, el avión de Germanwings que se estrelló contra los Alpes franceses y en el que se reportó la grave situación de salud en la que se encontraba su Copiloto, no es ajeno a nuestra realidad. Debemos responder ante estos riesgos.

Por eso, el nuevo proyecto de ley, asume la responsabilidad de mejorar la situación laboral de pilotos y auxiliares de vuelo, consciente de que la seguridad aérea esta en sus manos y que estos trabajadores, son responsables de la vida de los pasajeros que día a día utilizan el avión como un medio de transporte.