Gaza se complica ante posible ofensiva israelí

Especiales
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Ante esto, y pese a la instrucción de Hamás de permanecer en sus hogares, miles y miles de personas cogieron sus pertenencias y comenzaron a transitar, en coche o a pie, la principal arteria que recorre la Franja de norte a sur. En paralelo, el Ejército israelí continuó atacando con ferocidad en la Franja por séptimo día consecutivo.

Como el resto de la población gazatíe, todo el personal de la ONU está afectado por ese ultimátum, así como los 440.000 desplazados que han buscado refugio en los colegios y otras instalaciones que la organización gestionaba en ese territorio palestino.
La situación humanitaria en Gaza se complicó con la orden de evacuación en 24 horas de los civiles del norte de la franja dada por Israel, algo que la ONU considera “imposible” de cumplir y la organización terrorista Hamás insta a no acatar, mientras se intensifican los esfuerzos diplomáticos para detener un conflicto que entra en su séptimo día.
Entre tanto el Ejército israelí continúa con sus bombardeos sobre Gaza y acelera su ofensiva contra Hamás, que ha dado ya como resultado al menos 1.572 muertos y 7.262 heridos, según distintas fuentes. Según dijo Hamás, que gobierna Gaza, en los bombardeos han muerto 13 de los rehenes tomados durante el ataque contra Israel que lanzó por sorpresa el pasado 7 de octubre, una acción a la que el mando israelí respondió inmediatamente con una declaración de guerra y el bloqueo del enclave palestino, que tiene una población superior a los dos millones de personas.

le puede interesar  Adicciones

No cesan los
Bombardeos
Las fuerzas armadas israelíes han bombardeado durante la noche unos 750 objetivos en Gaza, sobre todo cuarteles, puestos de mando, depósitos de armas y túneles de Hamás, según un comunicado militar. El llamamiento israelí a evacuar a la población civil del norte de Gaza, incluida la capital, creó confusión e incertidumbre entre los gazatíes y obligó a la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Próximo, Unrwa, a reubicar su principal centro de operaciones y su personal no local en el sur del enclave para continuar con sus operaciones humanitarias.
La orden de evacuación implica la reubicación de al menos a 1,1 millones de personas -casi la mitad de la población de la Franja-, algo que la ONU ve “imposible” ahora y que puede tener “graves consecuencias humanitarias”.
La Organización Mundial de la Salud, OMS, indicó, por su parte, que evacuar los hospitales del norte de Gaza es imposible porque muchos pacientes morirían en el traslado y los hospitales en la parte sur de la franja también están desbordados y no tienen capacidad para atender a los que llegarían.
“Mover a pacientes muy enfermos, incluidos niños, que dependen completamente de apoyo médico vital para sobrevivir, y pedir al personal médico que evacúe, va más allá de la crueldad”, dijo el portavoz de la organización, Tarik Jasarevic.
Previamente la OMS había dicho que el sistema de sanidad de la Franja de Gaza se encuentra en un punto de ruptura y que se acaba el tiempo para evitar una catástrofe humanitaria, lo que sucederá si no se puede suministrar de forma urgente combustible y suministros médicos.
A día de hoy los desplazados dentro de la franja de Gaza por los ataques del Ejército israelí han llegado a los 423.000, un 25 % más que en la víspera, según la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria, OCHA, de Naciones Unidas.



le puede interesar  Así van los resultados de las elecciones Ecuador: Noboa se distancia de González


Comienza a escasear
los alimentos
El acceso a los alimentos se hace cada vez más difícil y los servicios esenciales -sanitarios, de agua y saneamiento básico- están a punto de colapsar tras la interrupción total del suministro de la electricidad.
En el último balance facilitado por el ministerio de Sanidad gazatí se facilitó la cifra de a la cifra de 1.537 muertos -incluidos 500 niños y 276 mujeres. La cifra de heridos es de 6.268.
Entre los edificios dañados se encuentran al menos 90 instalaciones educativas, incluidos veinte colegios de la UNRWA, dos de las cuales se utilizaron como refugios de emergencia para desplazados internos, y setenta escuelas de la Autoridad Palestina, una de las cuales fue destruida.
Además, once mezquitas fueron atacadas y destruidas, mientras que siete iglesias y mezquitas sufrieron daños, al igual que seis pozos de agua, tres estaciones de bombeo de agua, un depósito de agua y una planta desalinizadora.
El rey de Jordania, Abdalá II, advirtió al secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, que visita la zona, de “cualquier intento de desplazar a los palestinos” de la Franja de Gaza, ante el ultimátum del Ejército de Israel de evacuar el norte del enclave palestino ante una posible incursión terrestre.
Según la agencia de noticias Petra, el monarca recordó a Blinken la “necesidad de abrir corredores humanitarios urgentes” para llevar ayuda necesaria al enclave palestino, donde residen más de 2,2 millones de personas y está al borde de una catástrofe humanitaria.
Asimismo, urgió “proteger a los civiles y detener la escalada y la guerra contra Gaza”, en referencia a los incesantes bombardeos israelíes contra el enclave en respuesta al brutal ataque del movimiento islamista palestino Hamás contra Israel del pasado 7 de octubre, que dejó más de 1.300 muertos.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, viajan este viernes a Israel para solidarizarse con las víctimas del los ataques terroristas del grupo islamista Hamás.


Más Noticias de esta sección

Publicidad