Empleo_SantaMarta

Un año de la invasión de Rusia a Ucrania

Se cumple un año del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania. Un total de 365 días en los que el país ucraniano ha cambiado por completo con millones de refugiados y miles de muertos.

TEMA DEL DÍA
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Para Ucrania era una amenaza el tener presencia de tropas rusas cerca de su frontera porque esto le daba poder a Rusia de invadir el territorio ucraniano, con total impunidad.

Se cumple un año de uno de los acontecimientos más importantes del último siglo, que ha sido el comienzo de una posible tercera guerra mundial. Combatiendo dos frentes el ucraniano y el ruso, este hecho tuvo gran conmoción en el mundo entero, debido a que dentro de él se jugaban muchos factores que afectan de manera drástica la política, la economía y sobre todo la vida de muchas personas.

Separación de Ucrania con Rusia 

La independencia duradera llegó en 1991, tras la disolución de la Urss (antigua Unión Soviética), y partir de entonces, Ucrania puso la mirada en Europa y su interés de pertenecer a la OTAN la alianza militar liderada por Estados Unidos que se había enfrentado durante la Guerra Fría al Pacto de Varsovia precisamente para asegurar esa independencia. En especial luego de que Ucrania devolviera a Rusia, tras la independencia, las armas nucleares que estaban desplegadas en su territorio en tiempos de la URSS.

Muchos rusos desde Moscú consideran que Ucrania todavía es un territorio que les pertenece y que su historia no ha finalizado. Putin afirmó que “rusos y ucranianos eran un solo pueblo, señalando que Occidente corrompió a Ucrania y la había sacado de la órbita rusa”. 


El presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, es la figura más poderosa de la era post soviética y ahora mide fuerzas con el joven mandatario de Ucrania, Volodímir Zelenski.

Un año atrás 

En enero del año 2022 empezaron a sonar las alarmas ante lo que sería el conflicto entre Rusia y Ucrania. El Ministerio de Defensa de Ucrania expresó que: “Se ordenó a las unidades militares del país agresor y sus satélites que se preparen para tales provocaciones", con esta afirmación hizo una clara advertencia de las intenciones de Rusia con Ucrania.

La invasión de Rusia a Ucrania no fue un tema a la ligera, esta fue una operación, como la llaman los rusos, realizada con el fin de apoderarse de gran parte del territorio ucraniano. Sullivans dijo: "Vimos esta estrategia en 2014. Están preparando este método nuevamente y tendremos, la administración tendrá, más detalles sobre lo que vemos, como este posible pretexto para compartir con la prensa en el transcurso de las próximas 24 horas".

Le puede interesar: Ucrania acusa a Rusia de boicotear el acuerdo para la exportación de grano

A su vez, la Casa Blanca consideró en aquel entonces que Rusia está en condiciones de lanzar un ataque contra Ucrania "en cualquier momento" y alertó de que la situación actual es "extremadamente peligrosa". 

Sin embargo, desde el año 2021 Rusia presentó su inconformidad ante la OTAN con relación a una promesa que se le estaba haciendo a Ucrania, esta se trataba de admitir a Ucrania y Georgia en la Alianza Atlántica y por ende significaba el avance de su bloque militar al este, lugar que fue marcado por una línea roja por parte del presidente ruso, Vladímir Putin. 

Tras doce meses de la invasión militar por parte de Rusia a Ucrania, no se vislumbra ninguna posibilidad de cambio en materia de ofensiva militar.

Crimea y Donbás, centros de la crisis y la invasión

En el año 2013, se presentó un acuerdo histórico político y comercial entre Ucrania y la Unión Europea que tensó las relaciones con Rusia. El que fue entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukóvic suspendió las negociaciones, por presiones de Moscú, durante varias semanas estallaron protestas violentas en Kyev conocidas como ‘Euromaidan’, tiempo después para el 2014 el parlamento ucraniano terminó destituyendo al presidente, lo cual fue adscrito como la Revolución en Ucrania y como un golpe de estado por parte de Yanukóvic.

La escalada culminó con el antecedente más directo de la actual crisis, fue la anexión de Crimea una península que hace parte de la Ucrania independizada en 1991, por parte de Rusia en 2014 y mientras el país lidiaba con la crisis política. Para justificarlo, Rusia alegó que estaba defendiendo sus intereses y los de los ciudadanos de habla rusa en Crimea, una región con fuertes lealtades hacia Rusia.

También le puede interesar: Rusia cambia al jefe al mando de agrupación de tropas que combate en Ucrania

Meses después, rebeldes prorrusos se levantaron en la región de Donbás, en el este de Ucrania y comenzó una guerra civil en la región que enfrenta al gobierno ucraniano contra las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Luhansk, apoyadas por Rusia que se considera su protector. 

Crimea, que tiene una gran importancia geopolítica en el Mar Negro y en el pasado fue un punto central para la marina rusa, y el Donbás están en el centro del asunto, y en abril Rusia admitió por primera vez desde el comienzo de la crisis que uno de sus objetivos era controlar el sur de Ucrania para poder conectar estos dos territorios controlados por Moscú desde 2014. La caída de Mariupol, la principal ciudad entre ambas regiones, fue un avance en esta dirección.


La guerra en Ucrania está en un punto muerto. Es cierto que el ejército ucraniano ha reconquistado algunos territorios ocupados por Rusia. Pero el presidente ruso Vladimir Putin no parece querer parar los ataques deliberados

¿Qué pasó en el año 2014?

Los conflictos entre ambos países no daban tregua, en Donetsk, Ucrania (AP) por lo menos seis civiles murieron por fuego de artillería en el este de Ucrania. Este suceso se dio por los combates entre fuerzas del gobierno y rebeldes en Donetsk.

También, en ese año el presidente Vladímir Putin ordenó que 17.600 soldados que se encontraban en la frontera con Ucrania regresaran a sus bases porque los ejercicios de entrenamiento habían llegado a su fin, aunque se cree que esto no fue realizado con total certeza. 

Para Ucrania era una amenaza el tener presente tropas rusas cerca de su frontera porque esto le daba poder a Rusia de invadir el territorio ucraniano, al retirarse dichas tropas esto representaba una remoción de la amenaza. 

Leer más:
 A casi un año de guerra en Ucrania los civiles muertos superan los 8.000

Poder militar de ambas naciones

Este conflicto ya estaba predestinado por los dos países, una muestra de ello fue la preparación de sus militares, la adquisición de armas, municiones y despliegue en zonas estratégicas.

Por otra parte, Ucrania manifestó su inconformidad con los que le estaban negando la posibilidad de defenderse, "hemos pedido al Gobierno de Alemania que deje de bloquear el suministro de armamento desde otros países, pedimos que no bloquee la posibilidad de defendernos", dijo Réznikov en rueda de prensa después de que Ucrania recibiera 500 toneladas de municiones de EE. UU. y armamento antitanque del Reino Unido.

Colombianos en Ucrania 

Una vez que dio inicio la invasión de Rusia el Gobierno colombiano activó de inmediato los protocolos para facilitar la salida de los colombianos que se encontraban allí.

El ex presidente de Colombia Iván Duque Márquez ante ese panorama desfavorable tomó las medidas necesarias para ayudar, indicando lo siguiente: "fueron identificados 68 connacionales y 28 extranjeros que hacen parte del círculo o núcleo familiar de estas personas. Se han venido adelantando conversaciones con varios países y en coordinación con nuestra Cancillería para facilitar la salida de territorio ucraniano de nuestros compatriotas". 

Ver más: Biden contesta a Putin y asegura que Occidente no quiere destruir Rusia

Los aliados de Rusia y de Ucrania 

Los principales aliados de Rusia son los países incluidos en la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) , una alianza militar que fue creada tras la caída de la Unión Soviética y que, al igual que la OTAN considera una agresión a uno de los miembros una agresión a todos. A la OTSC pertenecen, además de Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán .

Por otro lado, la Tripe Alianza chino-ruso-iraní se vio fortalecida en los últimos años de la guerra civil en Siria. Estos países colaboraron para evitar que occidente y sus socios de Oriente medio derrocaron el régimen de Al Assad.

Mientras tanto, En el bando contrario encontramos a Estados Unidos , a los 27 miembros de la Unión Europea y a Gran Bretaña y a la OTAN (que cuenta con 21 miembros de la UE), que vienen dando apoyo militar a la ex república soviética ante el ataque ruso y a endurecer aún más las sanciones que ya habían interpuesto después de que Putin reconociera ante las cámaras de televisión la independencia de los territorios ucranianos controlados por los separatistas prorrusos.

Ciudades recuperadas

Ucrania recupera parte del territorio de Járkov, las tropas rusas la ocuparon parcialmente desde el inicio de la invasión el 24 de febrero del 2022, pero no lograron conquistarla; por su parte, Ucrania logró tomar el control sobre esta, demostrando una poderosa ofensiva. 

Las fuerzas ucranianas siguen recuperando territorios antes ocupados por Rusia en su contraofensiva "relámpago", según afirmó Volodymyr Zelensky, el presidente del país.

De acuerdo con el mandatario, las tropas ucranianas retomaron más de 6.000 km 2 en septiembre en el sur y este de Ucrania.

Los rusos admitieron la pérdida de ciudades claves en el noroeste de la región de Járkiv, algo que varios expertos militares ven como un posible punto de inflexión de guerra. Además, desde Moscú se ha descrito la retirada de sus tropas en esta región como una reagrupación para enfocarse en otras regiones orientales como lo pueden ser Luhansk y Donetsk. 

Más información:
 La OTAN vigila el acercamiento militar entre Rusia y China

Cifras 

El saldo que esta guerra dejó en sus inicios fue de 198 muertos en Ucrania y más de 800 misiles fueron lanzados por los rusos. De inmediato, las personas empezaron a buscar salida de Ucrania, el ochenta por ciento de los desplazados fueron mujeres y niños, según la estimación de trabajadores sociales en la localidad fronteriza de Siret, en el lado rumano.

En la actualidad, la cifra de civiles fallecidos está por encima de 5.900, entre ellos, casi 400 niños, dato revelado por La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).

Finalmente, respecto a las bajas de sus militares el Gobierno de Volodímir Zelenski asegura que aproximadamente 10.000 de sus soldados han muerto en los combates, mientras que la cifra de los militares rusos se estima en más de 32.000.



 




Escrito por:
Autor: Glenda Lozano

Más Noticias de esta sección

Publicidad