Actividad inmobiliaria en Santa Marta se redujo cerca de un 70% durante el confinamiento

Durante la cuarentena, la venta de viviendas se redujo hasta en un 70 por ciento en Santa Marta.

Inmobiliaria
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Aunque las ventas estuvieron paralizadas durante un largo período, las recientes excepciones emitidas por el gobierno lograron devolverle vida al sector y activar la actividad.

La llegada del coronavirus a Santa Marta ha sido uno de los principales obstáculos para mantener a flote los distintos sectores de la economía local. Las inmobiliarias no fueron la excepción, pues son entidades que requieren de la participación de otros entes gubernamentales para materializar la compra y venta de inmuebles, por lo tanto, también padecieron por la disminución de la actividad y se vieron obligados a asumir los nuevos retos del confinamiento.

De acuerdo con la explicación dada por Diego Luna, asesor asociado de la inmobiliaria Coldwell Banker, los nuevos procedimientos estipulados por el Gobierno Nacional para reactivar la economía, lograron enmendar la reducción del 70 por ciento que se presentó durante los días más estrictos del aislamiento.

“Con el comienzo de la cuarentena se redujeron en un gran porcentaje el tema de las ventas porque algunas entidades gubernamentales, como la Notaría, Instrumentos Públicos y la Gobernación en su momento estuvieron cerrados y, si habían procesos adelantados, todos se quedaron quietos, ya con la nueva normativa y con todo lo que se está agilizando se han retomado negociaciones que venían desde hace tiempo”, explicó.

Así mismo, manifestó que han tenido la oportunidad de cerrar tratos importantes con proyectos nuevos y retomar algunos otros con personas que tenían decisión de compra y que lograron mantener los ahorros destinados a la vivienda.
Igualmente, el área de los arriendos, que también sufrió el impacto negativo de la cuarentena, se ha logrado restablecer acoplándose a las nuevas necesidades de arrendatarios y arrendadores.
Las medidas excepcionales de Gobierno ayudaron a refortalecer el sector inmobiliario.
           Las medidas excepcionales de Gobierno ayudaron a refortalecer el sector inmobiliario.

“Hay algo particular y es que hay gente que se está comenzando a reubicar y considero que en estos meses que haya mayor facilidad para moverse van a comenzar a mirar su vivienda una manera diferente. Personas que estaban pagando de pronto unos cánones de arriendo altos, están buscando reducir el tema de costos y ubicarse en otras propiedades y, para nosotros como inmobiliaria, eso es muy bueno porque el movimiento sigue estando ahí”, manifestó.

Lo mismo ocurre con quienes no vieron muy afectados sus ingresos y que, con la idea de estar más tiempo en casa, han empezado a buscar sitios más amplios, que brinden mayor comodidad e innovación, lo que beneficia también la labor de las inmobiliarias. Por otro lado, también están los que se vieron en la obligación de cerrar locales u oficinas, que también debieron reacomodar por completo su logística y ajustar presupuestos para mantener estales sus economías propias, de esta forma, ha prevalecido la opción de pagar un poco más por el concepto de arriendo de vivienda para acomodarse en apartamentos o casas en mejores condiciones.

Es así entonces como el negocio inmobiliario ha podido reintegrarse en la actividad económica, sorteando los inconvenientes que vinieron junto con la pandemia y que, hasta el momento, siguen condicionando las distintas prácticas sociales.

“Con el comienzo de la cuarentena se redujeron en un gran porcentaje el tema de las ventas porque algunas entidades gubernamentales, como la Notaría, Instrumentos Públicos y la Gobernación en su momento estuvieron cerrados"


Más Noticias de esta sección

Publicidad