“En Nicaragua se silencia, encarcela o destierra a clérigos críticos”: Cetcam

El cardenal Leopoldo Brenes, participa de una procesión en la catedral durante la clausura del congreso mariano y el fin de la peregrinación de la imagen de la virgen de Fátima.

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En los primeros meses del año se produjeron acosos, intentos de detención y sitios al menos a tres religiosos.

Managua (EFE).- El silencio, la cárcel o el destierro es a lo que ofrece el Gobierno del presidente Daniel Ortega a los sacerdotes de la Iglesia católica de Nicaragua con los que está confrontado, según un análisis del Centro de Estudios Transdisciplinarios de Centroamérica, Cetcam, divulgado recientemente.

“La confrontación del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo con la Iglesia católica está llegando a uno de sus puntos más álgidos y los quiere forzar a tomar uno de tres caminos: el silencio ante la situación del país, la cárcel o el destierro en el caso de que no acepten bajar la cabeza”, valoró la Cetcam, un centro de pensamiento integrado por investigadores centroamericanos de distintas disciplinas, en un informe.

Ese centro observó que, a raíz de la expulsión del representante de El Vaticano en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, en marzo pasado, “los ataques y la persecución contra los religiosos se ha incrementado”, y el último caso es el confinamiento al que ha sido sometido el obispo Rolando Álvarez.

Le puede interesar: Obispo de Nicaragua culpa de la pandemia al mal uso de la libertad humana

“El nivel de presión y violencia política ha llevado a varios religiosos a la cárcel, al silencio forzado y al destierro”, según el análisis de la Cetcam, titulado “Sin Dios y sin ley”.

El dato
El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, y el padre Edwin Román, han sido forzados de salir del país en 2019 y 2021


Además de la expulsión del nuncio apostólico, un grupo de sacerdotes, entre ellos el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, y el padre Edwin Román, han sido “forzados de salir del país en 2019 y 2021, respectivamente, igual que las recién expulsadas Misioneras de la Caridad” de la orden Madre Teresa de Calcuta, anotó ese grupo.



Más Noticias de esta sección

Publicidad