Empleo_SantaMarta

Pivijay oró y lluvia cayó

Feligreses del municipio de Pivijay oraron sin cesar para que lloviera ante el fenómeno del niño

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Ante rogativas insistentes y una jornada de oración elevada a Dios, el municipio de Pivijay, Magdalena, provoca que llueva en medio de una fuerte sequía que ha afectado en gran manera la producción ganadera y agrícola.

La muerte de ganados, de cultivos y escasez de recursos hídricos tienen preocupados a los habitantes del municipio, especialmente a los trabajadores campesinos, quienes se abastecen de estas fuentes para subsistencia del hogar.

Así mismo, una de las mayores problématicas de este acontecimiento es el desplazamiento de ganados a otros terrenos con presencia de pastos, que en su mayoría son arrendados por una suma casi de millón y medio, acción necesaria para mantener con vida a los animales.

“Los cultivos, el ganado y los hogares están a punto de colapsar a causa de la sequía”, dijo el P. Jorge Eliécer Vega Valera, párroco de la comunidad San Fernando Rey de Pivijay Magdalena.

Es por ello que, ciento de feligreses decidieron unirse en una procesión cargando en sus hombros la imagen de María Auxiliadora y San Fernando Rey, el patrono de esta población al que llevaron hasta el caño Chiller, lugar patrimonial del municipio que también irrigaba los campos y servía para consumo doméstico de algunas familias, el cual, se encuentra en completa sequía.


Crédito: Red Social Pivijay

Por lo pronto, los pivijayeros han determinado un continuo compromiso de evangelismo en la localidad, pues al haber sido escuchado su clamor, confían que Pivijay no solo será reconocido por las peleas de gallo y Festival Vallenato, sino también por la fe que abre los cielos.




Más Noticias de esta sección

Publicidad