Todo listo para la misión espacial Demo-2 pese a las inclemencias del clima

Tecnología
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Miami, 26 may (EFE).- La probabilidad de que la "histórica" misión Demo-2 de la NASA y SpaceX, que enviará este miércoles astronautas desde suelo estadounidense después de que el país cancelara hace nueve años su programa de transbordadores, aumentó al 60 % gracias a una mejoría meteorológica en Florida.


El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) prevé que el sistema de bajas de presiones que afectó este lunes a Florida se dirigirá hacia Carolina del Sur y Georgia, donde descargará fuertes precipitaciones y habrá tormentas eléctricas, lo que favorecería al despegue del Crew Dragon previsto para las 16.33 hora local (20.33 GTM).

"Hay un 60 % de clima favorable para el despegue de mañana, lo que es una buena noticia teniendo en cuenta cómo estábamos ayer cuando había un 40 %. La tendencia es positiva y estamos muy emocionados", dijo este martes el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, durante una rueda de prensa.

Bridenstine, que lamentó estar en "una sala vacía sin reporteros ni entusiastas del espacio" por culpa de la pandemia del COVID-19, aseguró que "este es un momento único en la historia" y que han tomado todas las medidas de precaución "para mantener a su gente a salvo".

"Nuestro país está pasando momentos muy duros, pero esto es un momento único en el que todo Estados Unidos puede vernos alcanzar algo impresionante otra vez", aseveró.

Durante la rueda de prensa, Bridenstine estuvo acompañado de otros miembros de la NASA como Bob Cabana, director del Centro Espacial Kennedy, desde donde despegará el cohete; Jim Morhard, el administrador adjunto, y los astronautas que participarán en los futuros vuelos comerciales Nicole Mann y Kjell Lindgren.

El objetivo de este lanzamiento, en el que los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley viajarán a la Estación Espacial Internacional (EEI), es validar el sistema de transporte de SpaceX para futuras misiones operativas y "comercializar la órbita terrestre" abaratando los costes de los viajes espaciales.


"Estamos transformando la forma en la que viajamos al espacio", dijo Bridenstine.



"El programa espacial de vuelos comerciales se trata de eso, de comercializar la órbita terrestre. Tendremos abastecimiento (por parte de estos vuelos), dentro de poco tendremos tripulación, y esta es una oportunidad para unir a todo Estados Unidos en un momento del tiempo para demostrar el brillante futuro de la exploración espacial", añadió.


El administrador de la NASA reiteró que Japón será el primer socio internacional que en un futuro cercano viajará en el transbordador espacial Crew Dragon, pero que también está en conversaciones con otros países como Rusia para determinar cómo continuar colaborando de cara a futuros lanzamientos.

"El espacio une a las personas y está por encima de las geopolíticas terrestres, literalmente. Por tanto, continuaremos trabajando con ellos y estamos muy interesados en mantener nuestra colaboración con Rusia", explicó.


La duración de la misión Demo-2 está por determinar y seguirá así hasta que los dos astronautas lleguen a la EEI, pero se calcula que será de entre 6 y 16 semanas, durante las cuales se encargarán de mantener la nave e investigar desde el espacio.

Sin embargo, Bridenstine calcula que estarán de vuelta a principios de agosto próximo, lo que permitirá revisar los datos y el funcionamiento de la nave para las próximas misiones del Crew 1 que comenzarán a finales de ese mes. EFE



Publicidad