Martes 13: sobre la magia, las supersticiones y el agüero

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El pensamiento mágico es considerado genérico en todas las sociedades, o lo que dirían académico de la disciplina antropológica “universal para todas las personas".
Según el antropólogo Ariel Amado Carreño, egresado de la Universidad del Magdalena manifestó que “es posible que esta frase una a la humanidad a lo largo de la historia en la particularidad de cada grupo o sociedad humana. Desde la antropología, el tema ha sido abordado desde el mismo momento en que aparece la disciplina como parte de las ciencias sociales. Emile Durkheim, Bronislav Malinowski, Claude Lévi-Strauss, entre otros especialistas que han abordado desde diferentes perspectivas el tema, concuerdan con que la magia, la superstición, los agüeros y todo lo relacionado con lo sobrenatural, son elementos compartidos, construidos socialmente y que pretende dar orden y respuesta a lo desconocido.”

“Asimismo, el análisis que se realiza en una comunidad en particular, debe entenderse como una construcción social que es compartida por el número de individuos de una sociedad o una filiación particular, en la que el hecho, llámese agüero, magia o superstición, entra a ser operativo, es decir, vivido como práctica que cumple eficazmente su función en la sociedad o grupo en particular”, agregó Ariel Amado Carreño.

En la comunidad, es posible encontrar un buen número de ejemplos: el hilo para atrapar la bruja, la desnudez del hombre en ésta práctica que garantiza la caza de la misma, el gato negro, el pasar por debajo de la escalera, etc. puede dar razón al respecto.

Finalmente, “en nuestra sociedad moderna (una lógica más de las tantas posibles), el tema puede que choque con los ideales de orden que socialmente se nos ha impuesto, viendo la mayoría de las veces cualquier muestra que se asocie con lo mágico o sobrenatural, como extraño, ajeno a nuestra lógica racional que amenaza nuestro orden socialmente construido”, puntualizó.

Entonces pues, cada hecho mágico o de superstición, debe entenderse desde las mismas lógicas de éstas comunidades, en las que el hecho social no pierde validez ni operatividad ante los demás sistemas de creencias y conocimientos.



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad