Lunes Santo, tiempo de preparación espiritual

Una mujer quien se arrodilló ante Jesús para lavarle los pies con su cabello y perfume, como una muestra de arrepentimiento y sumisión ante el hijo de Dios.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En este día se recuerda la actitud que tuvo una mujer quien se arrodilló ante Jesús para lavarle los pies con su cabello y perfume, como una muestra de arrepentimiento y sumisión ante el hijo de Dios.

Este día, al igual que toda la semana, reciben el calificativo de santos, porque la misericordia de Dios se hace visible al hombre más que en cualquier otro tiempo del año. Con la llegada de este día y de los acontecimientos pascuales se culmina la expectativa de la Iglesia que se reúne para celebrar el paso de Jesucristo por nuestras vidas, además es un día en el que se recuerdan momentos cruciales en la vida del Señor.

En este día
Hoy Lunes Santo se proclama, durante la misa el evangelio de San Juan, Cap. 12,1-8. Seis días antes de la Pascua, Jesús llega a Betania para hacer una última visita a los amigos de toda la vida, y allí se anticipa el desenlace de la crisis.

María unge a Jesús con el perfume y él es consciente de lo que está ocurriendo y dice a Judas que protesta por el despilfarro: "déjala, pues lo tenía reservado para preparar mi entierro". Este gesto de María es una anticipación de la sepultura de Jesús. Es la hora del amortajamiento, pero es también la hora de la esperanza, porque el que está ahora embalsamado con perfumes, habrá de ser ungido por el Espíritu, al resucitar de entre los muertos.

La maldición de la higuera
El lunes, al encaminarse de nuevo al templo de Jerusalén, Jesús "sintió hambre". Pero en lugar de recurrir a los suyos pidiendo alimento, se dirige hacia una higuera buscándolo. Sabiendo que florecen hacia junio y raramente lo hacen en abril; pero le mueve un deseo intenso de que Israel dé buenos frutos, a pesar de todas las evidencias. Tiene hambre del amor de su pueblo y de todos los hombres. Pero aquel pueblo es como la higuera que tiene muchas hojas y ningún fruto. Y surge la ira profética como el relámpago en un cielo de tormentas, y clama hablando con el árbol, y más aún con su pueblo: "que nunca jamás coma nadie fruto de ti"(Mc). Los discípulos escuchaban sorprendidos.

Al día siguiente "por la mañana, al pasar, vieron que la higuera se había secado de raíz". Los discípulos estaban acostumbrados a los milagros, pero esta vez se sorprenden, pues se dan cuenta que forma parte del mensaje de Jesús que les habla por medio de un símbolo. Un árbol frondoso y prometedor se ha secado casi de repente.

"Y acordándose Pedro, le dijo: Rabbí, mira, la higuera que maldijiste se ha secado". Era como decirle explícanos esta nueva parábola unida a un milagro tan extraño. Jesús abre su alma y les explica algo esencial: el valor de la fe y la importancia del perdón y les contestó: "Tened fe en Dios".

La necesitarán pues dentro de poco van a ver la debilidad de Dios, o mejor, un manifestarse del amor divino que se abajará al máximo para ganar la buena voluntad de los hombres. Para personas acostumbradas a considerar a Dios lleno de poder y majestad, es un escándalo verle humilde para vivir el misterio del perdón.

Otros acontecimientos
Hoy también se recuerda cuando Jesús expulsó a los mercaderes del templo en un acto que suscitó esperanzas en algunos y enemistad en los comprometidos con el mercadeo de las cosas de Dios.

Por otra parte, hoy la palabra nos recuerda que Jesús tiene autoridad de rey; tiene la autoridad de quien tiene poder de hacer milagros; tiene autoridad de hombre perfecto y sabio; tiene la autoridad de Hijo de Dios; tiene la autoridad del Padre que le ha dado todo poder. Ninguna de ellas es aceptada por aquellos hombres de corazón envilecido.

¿Cómo celebrar el Lunes Santo?
Hoy lunes santo, podemos conmemorarlo en nuestras familias y comunidades donde empezamos a crear el ambiente apropiado a la celebración del Misterio Pascual, además es bueno preguntarnos a qué punto hemos llegado en nuestro proceso de conversión, como están nuestras relaciones familiares, de grupo; como es nuestra participación en la vida de la comunidad.

La lectura y meditación del evangelio de este día nos ayudarán a alimentar los sentimientos y actitudes que requiere de nosotros la participación en estos días santos: cambio de vida, solidaridad y unidad.

Debido a la pandemia del Coronavirus a nivel mundial, los actos litúrgicos con personas han sido cancelados, por lo anterior las iglesias y sus parrocos transmitirán por redes sociales las misas.
Por eso EL INFORMADOR, habló con el sacerdote Misael Diaz, párroco de la iglesia El Carmen – barrio Pescaíto; el nos dio estos datos:

Guía para la celebración
•Algo muy importante es hacer de los hogares auténticas iglesias domésticas, en medio de las cuales Dios tiene un lugar central y es asumido como principio y fundamento.

•También se puede invitar a las familias a destinar en sus casas un lugar ante el cual recogerse en oración familiar durante los días de Semana Santa y el resto del tiempo que dure el confinamiento hogareño.

 Monseñor Luis Adriano Piedrahita.

Semana Santa en nuestros hogares
Desde ayer Domingo de Ramos, empezaron los actos litúrgicos; con base en lo anterior, las ceremonias de la Semana Mayor en esta capital serán presididas por señor Obispo de la Diócesis de Santa Marta, monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, desde su casa, tomando como premisa “Comunicamos el mensaje de Jesús para pasar de la muerte a la vida, y del Covid-19 a la Esperanza.
Las ceremonias serán transmitidas por la Emisora Voces 89.4 FM en los siguientes horarios:
Jueves Santo, 5:00 de la tarde; Viernes Santo, 3:00 de la tarde; Sábado Santo, 7:00 de la noche, y Domingo de Resurrección, 9:00 de la mañana.

El mensaje de Monseñor
“Tenemos que estar en nuestras casas, aislados para evitar el contagio del virus. Es una oportunidad única para volver a celebrar la Pascua, como al inicio del Cristianismo, que se celebraba en familia y en sus hogares. El pueblo de Israel también celebró la Pascua en familia. Ese es el contexto de la celebración de la Semana Santa. Este es un momento muy especial para que nosotros nos acerquemos más a Dios. Ese sufrimiento, dolor, soledad e incertidumbre que podemos tener nosotros y toda la humanidad hace parte de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesús. Tenemos que tener optimismo y esperanza para que nos ayude a salir adelante y comenzar una vida nueva”, Monseñor Luis Adriano Piedrahita.

 Padre Misael Diaz.

“El lunes está dentro de ese núcleo que es importante dentro de la vida del cristiano porque nos prepara ya más concretamente en los que es el Triduo Pascual que es Jueves, Viernes y Sábado Santo, el lunes, martes y miércoles es como especie de una prolongación del Domingo de Ramos y es esa preparación para adentrarnos más profundamente en la reflexión, participación y vivencia de estos tres días que la iglesia universal celebra como conmemoración de aquel acto amoroso de Cristo para con nosotros, entregando su vida en rescate de muchos en la cruz”, dijo el párroco Misael Diaz.


Semana Santa en nuestros hogaresDesde ayer Domingo de Ramos, empezaron los actos litúrgicos; con base en lo anterior, las ceremonias de la Semana Mayor en esta capital serán  presididas por señor Obispo de la Diócesis de Santa Marta, monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, desde su casa, tomando como premisa “Comunicamos el mensaje de Jesús para pasar de la muerte a la vida, y del Covid-19 a la Esperanza.Las ceremonias serán transmitidas por la Emisora Voces 89.4 FM en los siguientes horarios:Jueves Santo, 5:00 de la tarde; Viernes Santo, 3:00 de la tarde; Sábado Santo, 7:00 de la noche, y Domingo de Resurrección, 9:00 de la mañana.
El mensaje de Monseñor “Tenemos que estar en nuestras casas, aislados para evitar el contagio del virus. Es una oportunidad única para volver a celebrar la Pascua, como al inicio del Cristianismo, que se celebraba en familia y en sus hogares. El pueblo de Israel también celebró la Pascua en familia. Ese es el contexto de la celebración de la Semana Santa. Este es un momento muy especial para que nosotros nos acerquemos más a Dios. Ese sufrimiento, dolor, soledad e incertidumbre que podemos tener nosotros y toda la humanidad hace parte de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesús. Tenemos que tener optimismo y esperanza para que nos ayude a salir adelante y comenzar una vida nueva”, Monseñor Luis Adriano Piedrahita.


Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad