Empleo_SantaMarta

Migración será la solución?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Preocupa sobremanera lo que hoy viene pasando en nuestro País, cada día hay menos inversión de capital de empresarios y de manera considerable mucha fuga de capital; grave y muy grave a una economía que viene golpeada después de una pandemia. Es por ello que la frase de moda que se escucha  y dicen por allí la solución será migrar y conseguir nuevas oportunidades.

En el contexto la palabra  migración indica, el desplazamiento de una población que se produce de un lugar a otro y lleva consigo un cambio de la residencia habitual en el caso de las personas y se diferencian según el punto de vista desde el que son consideradas. Si se considera desde el lugar que las personas abandonan, se trata de emigración. En cambio, si se considera desde el lugar a donde llegan, se denomina inmigración.

El problema de los migrantes que actualmente estamos viviendo en alto grado y como nunca antes en nuestro país, debido al desplazamiento forzado en número considerable de venezolanos; es uno de los más importantes en el mundo de hoy, empezando porque dejan de vivir en su tierra natal. Son casi siempre migrantes económicos, que huyen de la pobreza – vulnerabilidad social y representan un importante recurso de desarrollo para sus respectivos países, pues en conjunto, transfieren miles de millones de dólares a sus unidades territoriales. Gran cantidad de ellos se ven obligados a huir debido a condiciones que ponen en peligro su vida, y si bien tienen derecho a la protección internacional, siguen siendo vulnerables y no se les hace efectiva la protección que por normas internacionales les corresponde.

Entre nosotros el desplazamiento forzado y la migración han crecido de manera considerable, debido a: incremento de la violencia, inestabilidad política, económica y narcotráfico, entre otras razones; además, los actores del conflicto siguen convirtiendo en una estrategia de guerra el destierro de pueblos enteros. 

En cuanto al desplazamiento hacia otros países, son varios los cientos de colombianos que se encuentran en tal condición, determinada por motivaciones como la inseguridad económica y social, así como por razones políticas, siendo en consecuencia y en conclusión el desplazamiento forzado un problema de primer orden para el país, ya que la migración forzada como manifestación de este fenómeno es muy representativa. No podemos olvidar en esto que los colombianos en dicha condición envían remesas que anualmente representan un porcentaje importante de nuestro producto interno bruto (PIB), y se convierten en un renglón de gran importancia en las fuentes de divisas para el país. 

Es importante resaltar que el desplazamiento forzoso es considerado por el Derecho Internacional Humanitario (DIH) como una grave infracción. Para la ONU, existe el convencimiento general de que los desplazamientos internos se han convertido en uno de los fenómenos más trágicos de nuestro tiempo, por ser consecuencia habitual de experiencias traumáticas de conflictos violentos, violaciones manifiestas de los derechos humanos y causas similares en las que la discriminación tiene un papel significativo, al generar normalmente condiciones de sufrimiento y penalidad para las poblaciones afectadas. 

En materia de defensa de los derechos de los desplazados es cierto que se han tenido desarrollos significativos, desde el punto de vista normativo y jurisprudencial, y nacional e internacionalmente existe claridad en definiciones jurídicas y sobre el tratamiento que debe darse a quienes se denominan desplazados internos, refugiados o solicitante de refugio, definiciones un tanto limitadas ya que consideran únicamente como desplazado a toda persona que por algunos motivos es obligada a migrar dentro del territorio nacional, sin tener en cuenta la cantidad de personas que por los mismos motivos tiene que desplazarse fuera del territorio nacional y que no llena los requisitos para tener el estatus de refugiado o solicitante de refugio.