La censura como arma

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Germán Vives Franco

Germán Vives Franco

Columna: Opinión

e-mail: vivesg@yahoo.com



Peligra la libertad en el mundo cuando los medios se convierten en árbitros de la verdad.
Cuando Napoleón Bonaparte afirmó que le temía más a una pluma que a cien mil bayonetas estaba en lo cierto, y eso que no vio el poder que hoy tienen los medios. Ya los medios no son el cuarto sino el primer poder.

En un proceso lento y bien calculado, los medios en su mayoría han quedado en manos de una elite mundial alineada ideológicamente con la izquierda y la agenda ambientalista. Es decir, hoy la gran mayoría de los medios mundiales abogan por “igualdad” en todas sus expresiones y en la defensa del medio ambiente so pretexto del calentamiento global.

La suspensión de las cuentas de Trump en Facebook y Twitter es solo una nota marginal en un gran plan que tiene por fin una dictadura mundial en donde se sacrifique la libertad so pretexto de salvar a la humanidad de sí misma. Facebook y Twitter son el resultado de la California ultra liberal de Silicon Valley. Su arma preferida es la censura, y quienes la implementan la hacen conforme a sus posturas ideológicas.

Trump fue víctima de un ataque global de los medios liberales, y en honor a la verdad, toda la violencia y todas las protestas que se han dado en los Estados Unidos, no hubieran sido posibles si los medios no se hubieran dedicado por cuatro años a sembrar odio contra Trump.

De lo refrescante de las elecciones pasadas, fue descubrir que los Estados Unidos están divididos por mitades. Una mitad liberal y otra conservadora. Fue sorprendente saber que todavía existe una gran mayoría conservadora cuyos valores no están bien representados en los medios y son frecuentemente acallados.

Colombia no es excepción a este fenómeno y por esto fue bienvenido el aparente cambio que dio la revista Semana bajo su nuevo propietario. No es claro que dirección tome finalmente Semana, pero si decidiera alinearse con los valores conservadores, sería un gran paso en la dirección correcta. La izquierda tiene ya suficientes medios bajo su control y un contrapeso es sano y deseable. Obvio, que tratan de bombardear cualquier intento o iniciativa diciendo que sin la presencia de los actores de la izquierda entonces no hay análisis ni debido control ni periodismo investigativo.

Los que aplauden a rabiar la censura de Trump, sepan que algún día vendrán por ellos también. La agenda del Great Reset explicada en el reciente Foro Económico Mundial no deja lugar a dudas de qué es lo que persiguen las elites de izquierda, cuya voz es amplificada exponencialmente por los medios por medio de la manipulación de la población. Utilizar el Covid-19 como excusa para promover el Green Deal y combatir el calentamiento global es ciertamente una movida audaz. Aquí no debería haber sorpresa porque los medios pertenecen a esas mismas elites que quieren dictar la agenda.

Que quede claro: la igualdad en los términos pretendidos solo es posible sacrificando la libertad y estableciendo una dictadura. El mismo Marx ante la imposibilidad de llevar su ejercicio dialectico a feliz término, concluyó que el estado último de la historia era la “dictadura del pueblo”. Es decir, la dictadura de unos pocos vivos que les quitan la libertad a todos y los igualan en la miseria.

Hacia allá nos quieren llevar. La meta es la misma con causas diferentes. La verdad palmaria es que el Green Deal no va a solucionar el calentamiento global porque la causa verdadera es otra; el problema se moverá a otros contextos. Quieren que la humanidad pierda la libertad a cambio de nada.
Antes de que sea tarde y detener esta avanzada sin cuartel necesitamos medios que hagan contrapeso a la manipulación de izquierda.


Publicidad