Las autorizaciones en las EPS

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jorge Giraldo Acevedo

Jorge Giraldo Acevedo

Columna: Opinión

e-mail: jgiraldoacevedo@yahoo.es



Con motivo de la iniciativa sobre antitrámites que se debate en el Congreso queremos proponer a las famosas entidades promotoras de salud, más conocidas como EPS, que otorguen las autorizaciones para consultas con especialistas, exámenes de laboratorio, entrega de medicamentos y procedimientos médicos en general, con una validez un poco más extensa.

Ocurre que en la actualidad las autorizaciones son expedidas con una vigencia de 60 o 90 días, durante los cuales en muchas ocasiones no se logra la cita, conseguir el medicamento o realizar el procedimiento indicado, motivo por el cual en numerosas veces el paciente debe acudir nuevamente a los diferentes centros de atención para solicitar, otra vez, dichos documentos.
En la mayoría de los casos las autorizaciones que vencen son para citas de control con médicos especialistas, entre las que sobresalen las de urología, cardiología y control de marcapasos cardíacos. Entendemos que por cuestiones administrativas y de control las autorizaciones de los servicios en el sistema de salud no se pueden eliminar, pero otorgarlas con mayor tiempo de vigencia sí sería posible.
En el caso de que las personas que administran las EPS en todo el país aceptaran esta propuesta, se podrían evitar pérdidas de tiempo y repetición de trámites engorrosos a miles de pacientes y a sus familiares en todo el país.
No queda duda que el sistema de salud en Colombia está cada día peor y demasiado demorado y lo peor es que no vemos hasta ahora que el Gobierno Nacional, en primera instancia, y el Congreso hayan realizado las gestiones del caso para acabar con las numerosas trabas por parte de las empresas promotoras de salud.
La situación problemática se presta para pensar que los lentos servicios de salud en Colombia y los múltiples trámites que se deben hacer, han aumentado los índices de mortalidad por cáncer de próstata e infarto cardíaco, entre otras enfermedades.


Publicidad