La visita de Pompeo

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, inició una gira por Surinam, Guyana, Brasil y Colombia, que acabará el 20 de septiembre con una parada en Texas, en la que buscará fortalecer la seguridad regional frente a la amenaza del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.



La visita de este alto funcionario tiene como lectura los fuertes lazos de trabajo en favor de la comunidad internacional, entre el presidente  Duque y el presidente Trummp,  ya que durante su visita, Pompeo intentará reforzar la colaboración con los países visitados para apuntalar la democracia, combatir la pandemia de la Covid-19, revitalizar la economía y el peso de la pandemia en la economía, y fortalecer la seguridad contra peligros regionales, especialmente, la amenaza que emana de Nicolás Maduro en Venezuela.
Por primera vez en la historia un secretario de Estado visitará Surinam y Guyana, desde sus respectivas independencias. La primera escala del viaje será Surinam, adonde Pompeo llegará el 17 de septiembre y se entrevistará en su capital, Paramaribo, con el presidente Chan Santokhi y con el ministro de Relaciones Exteriores, Albert Ramdin, para felicitarles por las recientes elecciones, del pasado 25 de mayo y la transición pacífica del poder.

Asimismo, el titular de Exteriores estadounidense mantendrá encuentros con representantes locales de compañías estadounidenses  del sector petrolero y minero para formar parte de la inversión crucial de su país en la prosperidad y el crecimiento futuro de Surinam.

Pompeo seguramente subrayará durante esas reuniones cómo las compañías de su país,  invierten en el hemisferio de manera responsable y transparente, lo que dibuja un fuerte contraste frente a China, debido a  que los préstamos depredadores y proyectos del gigante asiático han dejado deudas insostenibles en países de la región, aparte de amenazar la seguridad nacional y soberanía.

Surinam como el resto de la región enfrenta amenazas de seguridad de organizaciones criminales transnacionales y se trataran temas  sobre la cooperación continua en este ámbito.
El siguiente destino del jefe de la diplomacia de Estados Unidos fue Guyaba, donde se entrevistó con el presidente, Irfan Ali, en Georgetown, tras su investidura en agosto pasado. La visita de Pompeo a este país destaca el momento importante por el que Guyana está pasando, los nuevos líderes elegidos pueden construir una democracia que incluya a todos, que consolide el imperio de la ley, atraiga inversiones transparentes del sector privado y explote los recursos naturales en beneficio de todos sus ciudadanos.

Estados Unidos intercambiará con Guyana notas diplomáticas para patrullas marítimas conjuntas con el fin de vetar los narcóticos. Este paso ayudará a proporcionar seguridad a los pueblos guyanés y estadounidense. En ese sentido, no es solo que Venezuela produzca refugiados, están creando problemas de seguridad para todos los países albergando a terroristas, albergando a narcotraficantes cuando intentan vetar las drogas.
Venezuela estuvo en las conversaciones del secretario de Estado con sus interlocutores guyaneses, en lo que se refiere también al impacto de la crisis de Venezuela y la llegada de emigrantes y refugiados de ese país. De hecho, aparte de celebrar la vuelta de la democracia a Guyana y Surinam, otro de los propósitos de la visita fue hablar con esas naciones del impacto de la crisis venezolana.

Estos países están muy cerca de Venezuela y han resultado afectados de una u otra manera por la inseguridad y la inestabilidad, con lo que este es otro propósito del viaje, es simplemente hablar con los vecinos de Venezuela y ver qué les está afectando y qué puede hacerse para intentar aminorar eso.

Pompeo estuvo ayer en Boa Vista, en Brasil, donde se reunió  con receptores brasileños de fondos estadounidenses para ayuda a emigrantes y refugiados de Venezuela, y además con su homólogo brasileño, Ernesto Araújo. Los dos cancilleres conversaron de la cooperación EE.UU.-Brasil para afrontar algunas amenazas a la seguridad regional, incluyendo el desastre humanitario que el régimen ilegítimo de Maduro ha impuesto en la región y el tráfico ilegal de armas, oro y drogas por parte de ese régimen.

En las primeras horas de hoy Pompeo y el presidente Duque se reunirán  para tratar la fuerte y continua colaboración, basada en el comercio justo y libre, el desarrollo rural, la defensa de la democracia y los derechos humanos en este hemisferio; de igual Pompeo y Duque abordarán, los esfuerzos conjuntos para afrontar las amenazas que suponen el narcotráfico y los grupos terroristas, algunos de los cuales, disfrutan de un refugio seguro y de apoyo en la vecina Venezuela bajo el régimen de Maduro.

Queda claro pues el respaldo del presidente Trump a los países de la región americana, en donde se busca mantener la democracia,  la libre expresión y el respeto por la comunidad  y el bienestar de la misma.




Más Noticias de esta sección

Publicidad