Colombia condena masacre en campo de desplazados en Rafah y ataques de Hamás en Tel Aviv

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 La Cancillería de Colombia condenó este lunes los ataques aéreos israelíes al campamento de desplazados en Rafah que dejaron al menos 50 personas muertas, entre ellas 23 mujeres, niños o ancianos, al tiempo que deploró los ataques de Hamás en la ciudad de Tel Aviv.


"Colombia reitera la exigencia de cese al fuego inmediato y definitivo, la liberación de todos los rehenes, el ingreso de la ayuda humanitaria necesaria. Así mismo exige el acatamiento y cumplimiento sin dilaciones de las medidas y decisiones de los organismos internacionales", dijo el Gobierno colombiano en un comunicado.

Al menos 50 personas murieron en un ataque israelí la noche del domingo en un campo de desplazados en una "zona segura" en el barrio de Tal al Sultan, en el noroeste de Rafah, donde había cientos de personas en un campamento improvisado que Israel aún no había ordenado evacuar.

El Ejército israelí, en su versión de los hechos, señaló que fue una acción basada en "inteligencia precisa" y dirigida contra dos altos cargos de Hamás.

El ataque sucede tres días después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenara el fin de la ofensiva militar del Ejército israelí en esa ciudad del extremo sur de la Franja de Gaza ante el riesgo de genocidio.

Le puede interesar: CIJ exige a Israel detener ofensiva en Rafah

Por su parte, también el domingo el centro de Israel, incluido Tel Aviv, sufrió por primera vez en unos cuatro meses un ataque con cohetes, que no causó heridas ni grandes daños, y que fue reivindicado por Hamás, cuyo brazo armado lo calificó como una "respuesta a las masacres sionistas contra civiles".

"Es necesario que se acabe de una vez por todas con el sufrimiento de la población civil, bajo el respeto de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario", indicó, en este escenario, la Cancillería colombiana, que añadió que el país "seguirá abogando porque se llegue a una solución de fondo que implica la solución de dos Estados que garantice el derecho de Israel y Palestina de coexistir en paz".

La postura del Gobierno colombiano desde el comienzo de la guerra ha sido muy crítica con Israel y de hecho rompió relaciones diplomáticas con ese país desde el 2 de mayo, al tiempo que el presidente Gustavo Petro ha defendido con fervor la causa palestina, tanto en sus discursos como a través de mensajes en las redes sociales. EFE




Más Noticias de esta sección

Publicidad