EPS Sanitas bajo la lupa por presuntas irregularidades financieras

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El Gobierno colombiano requirió este lunes a la Contraloría (tribunal de cuentas) levantar el velo corporativo a la entidad promotora de salud (EPS) Sanitas para hacer una verificación de los indicadores financieros que considera que esa compañía está incumpliendo.


"Al mes de junio de 2023 está incumpliendo con el patrimonio adecuado y régimen de inversiones, y cumplen sólo con el capital mínimo", señaló el superintendente nacional de salud, Ulahy Beltrán, en una conferencia de prensa.

Esto ocurre en un contexto en el que la Superintendencia de Salud de Colombia pidió el 31 de octubre a Sanitas, que pertenece al grupo español Keralty, que garantice el suministro de medicamentos a sus afiliados y presente un plan de contingencia después de que la cadena de farmacias Cruz Verde anunciara que no podrá dar fármacos a sus usuarios por falta de pagos.

El ministro de Salud, Guillermo Jaramillo, criticó este lunes que "mientras Sanitas dice que está perdiendo plata" y que necesita ayuda del Gobierno, la EPS compra clínicas y sigue creciendo en América, concretamente en Brasil, México, Perú y dos bancas de inversión en EE.UU.

Lea, además:  “Ahora dilo sin llorar”: Nayib Bukele se burló de Gustavo Petro tras victoria de Javier Milei en Argentina.

"Sanitas aparece como la pobrecita que no tiene nada que comer pero encontramos que mientras crecen sus utilidades y tienen más activos, bajan el capital mínimo, no tiene el patrimonio adecuado y no tiene las reservas adecuadas", señaló el ministro.

En este sentido, Jaramillo reiteró que desde el Ministerio quieren saber donde van a parar las transferencias de estas utilidades y quién se está aprovechando en última instancia.

Con respecto a la deuda que Sanitas demanda al Gobierno colombiano, Jaramillo señaló que el único pago pendiente es del 2022 y les corresponde 90.000 millones de pesos (unos 22 millones de dólares), para lo que se encuentran haciendo "un crédito público".

Lea, además:  El 75% de reclutamientos en el país son de niños y adolescentes indígenas.

Defienden que esta deuda es una cantidad mínima en relación a lo que reclama Sanitas, que "no puede seguir insistiendo después de tres Gobiernos sobre algo que ya está saldado".

Por otro lado, el superintendente quiso mandar un mensaje de "tranquilidad" a los usuarios afiliados a Sanitas después de que 800 pacientes no tuviesen acceso a medicamentos por el cese de operaciones de la farmacéutica Cruz Verde tras la contratación de Audifarma, el nuevo gestor.

"Finalmente Sanitas contrató a otro gestor farmacéutico para estas entregas", señaló Beltrán, que también aclaró que esto "no quiere decir que hayan arreglado el problema generador de Cruz Verde porque existe la cartera no pagada frente a la farmacéutica". EFE




Más Noticias de esta sección

Publicidad