Miles de colombianos salieron a las calles para protestar contra las reformas de Petro

En Bogotá la gente se concentró principalmente en el Parque Nacional y en la Plaza y Monumento de los Caídos. La mayoría iba con banderas de Colombia y vistiendo camisetas blancas.

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Sin capuchas, vandalismo, ni ataques a la fuerza pública, los manifestantes se tomaron las calles de las ciudades más importantes del país para mostrar su rechazo al gobierno Petro.

Con pitos, pancartas y bandereas colombianas, miles de personas salieron durante este lunes a las calles de las principales ciudades del país para protestar contra las reformas económicas y políticas del presidente Gustavo Petro.

Lideres de las marchas anunciaron una segunda jornada de protestas para el próximo 24 de octubre

En Bogotá la gente se concentró principalmente en el Parque Nacional y en la Plaza y Monumento de los Caídos. La mayoría iba con banderas de Colombia y vistiendo camisetas blancas.


Miles de paisas, vestidas de camisetas blancas y con banderas de Colombia, se congregaron a las afueras del teatro Pablo Tobón Uribe para hacer el recorrido por las calles de Medellín.

La Gran marcha nacional se desarrolló en más de 20 ciudades del país y también en varias ciudades de Estados Unidos, México, Panamá y Suiza, dijo el arquitecto Pierre Onzaga, uno de los gestores de la movilización, quien anunció una segunda jornada para el próximo 24 de octubre.

El ministro del Interior, Alfonso Prada, dijo que el Gobierno de Petro respeta la protesta y que “el orden público se mantendrá pacíficamente”.

Le puede interesar: Samarios protestaron en contra de las reformas del gobierno de Gustavo Petro

“La oposición convocó para el día de hoy una jornada nacional de protesta. Este Gobierno respetará el derecho que tienen todos los ciudadanos a la protesta social. Las expresiones de inconformidad siempre serán bienvenidas y escuchadas”, manifestó Prada en Twitter.

Onzaga explicó que la protesta se debe a que la gente entiende que la reforma tributaria planteada por el Gobierno afectará a los más pobres.
Esa iniciativa, presentada por el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo en agosto pasado, busca recaudar 25 billones de pesos anuales (unos 5.550 millones de dólares de hoy), dinero necesario, según el Gobierno, para reducir la deuda social.


Barranquilleros se reunieron en la plaza Joe Arroyo para marchar en contra de la Reforma Tributaria, alza de la gasolina y el impuesto a las pensiones que pretende implementar el presidente Gustavo Petro.

“Le han dicho al país que esta reforma era para los 4.000 colombianos más ricos, pero parece ser para 48 millones de colombianos”, comentó Onzaga.

Agregó que se dijo que “no se grava la canasta familiar, pero termina gravándose vía plástico y gasolina. Aquí lo que estamos diciendo es que encontramos varias cosas que se han vendido anunciando, pero en la práctica no se están dando”.

Recordó que él fue uno de los organizadores de una marcha que en 2008 movilizó a millones de personas en Colombia que rechazaron el accionar de la guerrilla de las FARC.


En Cali la marcha se inició desde muy temprano en el Parque de las Banderas, en el sur de la capital del Valle del Cauca, tomó la emblemática calle 5a, y llegó a la plazoleta del Centro Administrativo Municipal, donde queda ubicada la Alcaldía distrital.

Los otros motivos de la protesta
Las manifestaciones también son contra los proyectos de reforma laboral, que el Gobierno presentará el año entrante, y el código electoral, entre otros.

La reforma a ese código, según Onzaga, implica la creación de un “mega órgano” que va tener la potestad de cancelar cualquier partido político “de manera arbitraria bajo criterios que ellos mismos van a crear”.

Anunció que al final de la jornada harán un balance y confió en que “todo transcurra en paz”.


Cientos de samarios salieron a las calles con banderas de Colombia, camisetas blancas, carteles, sombreros y demás elementos para también decirle no a las reformas del presidente Gustavo Petro.

Mientras la protesta comenzaba, Petro estaba en la frontera con Venezuela encabezando los actos de reapertura de los pasos limítrofes que estuvieron cerrados durante siete años.



Más Noticias de esta sección

Publicidad