Empleo_SantaMarta

“Mi padre era la persona más amenazada del país”: Juan Manuel Galán

Luis Carlos Galán con su esposa, Gloria Pachón; y sus hijos, Juan Manuel, Senador de la República por el Partido Liberal, Carlos Fernando, periodista y Senador de la República y Director Nacional del Partido Cambio Radical y Claudio Mario, analista político y actual Secretario de Cooperación Internacional de Cundinamarca.

TEMA DEL DÍA
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Hoy, 33 años después, Juan Manuel, uno de los hijos de Luis Carlos Galán Sarmiento, recuerda aún con zozobra esos días en los que se vivía el pánico en las calles por el terror infundido por las mafias del narcotráfico.


A las 8:30 de la noche del año 1989, Luis Carlos Galán, el candidato a la presidencia que repuntaba las encuestas en ese entonces, llegó a la Plaza Central del municipio de Soacha, Cundinamarca, acompañado de algunos escoltas, en donde fue recibido por una gran multitud que ovacionaba su nombre.

Luego, pasados solo 15 minutos, el aspirante a gobernar el país, subió a una tarima improvisada y sonó la primera ráfaga de una ametralladora mini Atlanta, que en un principio se confundió con la pólvora con la que había sido recibido con gran entusiasmo. Después, el líder liberal cayó al suelo y la gente despavorida corría huyendo y gritando "mataron a Galán, mataron a Galán"!.

Se conoció que Jaime Eduardo Rueda Rocha y Henry de Jesús Pérez, fueron los autores materiales del atentando que acabaría con la vida de Galán, bajo órdenes de Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha y Alberto Santofimio Botero. ​Aún con vida, fue trasladado al hospital de Boston y luego al de Kennedy, ambos en Bogotá; pero a las 10:45 de la noche se confirmó la trágica noticia: Luis Carlos Galán Sarmiento había muerto y con él, la esperanza de un cambio de un pueblo sumido en la violencia.

 Le puede interesar: 30 años sin GALÁN

 

Juan Manuel Galán, uno de los hijos de Luis Carlos Galán y actual direntor del Nuevo Liberalismo.

Juan Manuel Galán, uno de los hijos de Luis Carlos Galán y actual director del Nuevo Liberalismo.

 

En este magnicidio también murió el concejal de Soacha Julio César Peñaloza Sánchez, quien se encontraba al lado derecho de Galán en el momento del atentado, siendo impactado por un disparo en la cabeza. Asimismo, murió Santiago Cuervo, miembro de la escolta de Galán, quien trasladó al político a un carro para ser llevado al hospital y tercero en recibir los impactos de bala, falleciendo días más tarde.

Fue entonces cuando se marcó un antes y un después en la historia de Colombia y aún se continúa con la investigación de este hecho de sangre al declarársele en el 2016 como un crimen de lesa humanidad del que todavía no se ha dado con la captura de todos los responsables.

“En los últimos meses, las amenazas se acrecentaron por la posibilidad real de llegar al poder después de la famosa Convención Liberal de 1989 con la que se aprobó la consulta popular y todas las encuestas lo daban como ganador de esa consulta a la presidencia de la República. Recuerdo que un compañero del curso en el que yo estudiaba en el Instituto Pedagógico Nacional, a la salida se lo llevaron y lo tuvieron como siete horas desaparecido; no lo mataron, pero sí lo enviaron con un mensaje, pidiéndole que me dijera que disfrutara mientras pudiera”, expresó Juan Manuel Galán, uno de los hijos del líder liberal, en entrevista con EL INFORMADOR.

Intento de asesinato

El primer intento de matar a Luis Carlos Galán fue el 4 de agosto de 1989, aprovechando un acto público del candidato en la Universidad de Medellín, capital de Antioquia. No obstante, el atentado fue frustrado porque una mujer reportó a la policía unos hombres sospechosos cerca de su casa, quienes presuntamente eran sicarios contratados por el narcotraficante Pablo Escobar.

El 18 de agosto de 1989 fue asesinado en la plaza de Soacha Luis Carlos Galán Sarmiento a sus 45 años de edad.

El 18 de agosto de 1989 fue asesinado en la plaza de Soacha Luis Carlos Galán Sarmiento a los 45 años de edad.

El complot

El complot para acabar con la vida del precandidato tuvo cuatro grandes componentes: el primero, el narcotráfico, representado por dos carteles: el de Medellín, en el cual participaron Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha y Los hermanos Ochoa Vásquez, y el Cartel de Cali de quien según Juan Manuel Galán, actual director del Nuevo Liberalismo, mismo partido político fundado por su padre, “participó facilitando el crimen de mi papá, pues leyendo la investigación, no fue solamente al Cartel de Medellín”.

El segundo componente fue los autores materiales: los grupos paramilitares del Magdalena Medio de Puerto Boyacá, encabezados por Henry Pérez, entrenados por mercenarios extranjeros: “A esos hombres los trajeron ganaderos de la zona y narcotraficantes como Gonzalo Rodríguez Gacha con la complicidad del Batallón Bárbula de Puerto Boyacá, que fueron cómplices y participaron en los entrenamientos de esos grupos paramilitares que exterminaron a la Unión Patriótica y al Nuevo Liberalismo que perdió a más de 50 de sus integrantes en el Urabá Antioqueño y en el Magdalena Medio”, señaló Galán.

El tercer punto del complot fue los políticos que estaban en la nómina de los narcotraficantes, tanto del Cartel de Cali como en el de Medellín, siendo uno de ellos, Alberto Santofimio Botero, ya condenado. Igualmente, miembros del Partido Liberal que terminaron involucrados personalmente, no solo por vínculos con el narcotráfico y con el Proceso 8.000, sino también en la parapolítica.

Y el cuarto componente es el de los organismos de seguridad del Estado, liderados principalmente por Miguel Alfredo Maza Márquez, quien ya fue condenado por la Corte Suprema de Justicia como coautor del homicidio con fines terroristas, considerado delito de lesa humanidad.

 

Al sepelio de Galán asistieron más de un millón de personas.

Al sepelio de Galán asistió más de un millón de personas.


Leer más:  A 31 años del magnicidio de Luis Carlos Galán

Su legado

“Desde que inicié mi carrera política cuando llegué al Senado en el 2006, he trabajado varios temas que de niño vi en mi papá: lo que era la filosofía, el legado, los principios y valores de la manera en que la política del Nuevo Liberalismo, siempre le ha hecho frente al negocio del narcotráfico”, dijo Galán.

Juan Manuel Galán ha continuado con el legado de su padre, en todo lo que tiene que ver con la seguridad del país. Fue coautor ponente de la ley de inteligencia y contrainteligencia, que le puso un marco legal a los organismos de inteligencia que en esa época vivían el reino del escándalo de las chuzadas y de las interceptaciones ilegales; y gracias a esa ley que se aprobó después de nueve veces de haberse caído en el congreso, hoy estos tienen un marco legal con  sanciones a quienes abusen de los instrumentos de inteligencia del Estado para perseguir sindicalistas, defensores de derechos humanos, opositores y/o periodistas.

Igualmente, Galán trabajó en la ley 1787, la cual regula el uso medicinal de la marihuana.

“Con esto se decidió cambiar la historia de la ‘mata que mata’ a la mata que cura o aquella que significa esperanza para millones de pacientes que sufren enfermedades crónicas y dolorosas. Al tiempo, la ley brinda la posibilidad a pequeños productores, de asociarse para poder participar en la producción del cultivo y la eventual exportación ya que se va a producir de manera farmacéutica”

Así registró EL INFORMADOR en su portada del lunes 21 de agosto de 1989, el día en que Galán fue sepultado, momento en el que además, Juan Manuel Galán le pidió a Cesar Gaviria tomar las banderas del país.

Así registró EL INFORMADOR en su portada del lunes 21 de agosto de 1989, el día en que Galán fue sepultado; fue el momento en el que además Juan Manuel Galán le pidió a Cesar Gaviria tomar las banderas del país.


El dato

Tan solo dos años después de la muerte del líder liberal, el país proclamó la Constitución Política de 1991, que dice que Colombia es un Estado social de derecho.

Como padre, Galán era muy cariñoso afectuoso y muy pendiente de su familia; nos hablaba preocupado por las restricciones que teníamos en esa época, el no tener la libertad de poder salir y de tener una vida normal

Cada instante que compartimos con el de su tiempo, buscaba la manera de que fuera con mucho significado

Era muy carismático. Le gustaban mucho los planes en familia, por ejemplo, ir a Villa de Leyva. Decía que allí había paz y tranquilidad; era una persona dedicada totalmente a su causa, a su trabajo, por amor a los colombianos y a Colombia.  Todo su tiempo lo dedicó al trabajo, siempre preocupado por la situación de Colombia; por las amenazas que vivían a diario todos los colombianos, por las alianzas del narcotráfico con sectores de la sociedad colombiana, con la política, las instituciones del estado, el fútbol, el deporte. Veía cómo el narcotráfico y la mafia entraron y penetraron varias instituciones del país.

“Vivíamos con mucha zozobra en esa época; toda la semana había asesinatos de miembros de la Unión Patriótica, de jueces, de policías.  Fue la época en la que asesinaron al procurador Carlos Mauro Hoyos; que secuestraron a Andrés Pastrana.  La época de los asesinatos de Rodrigo Lara Bonilla y Bernardo Jaramillo Ossa; antes habían asesinado a Guillermo Cano y a Jaime Pardo Leal; las bombas estallaban prácticamente todas las semanas en Medellín y Bogotá. Una época muy dura.”

“Tengo un recuerdo muy especial de cuando estaba estudiando en el colegio, bachillerato pedagógico, es decir para ser profesor; entonces él me acompañó toda una tarde a preparar una de mis clases; nos fuimos a la Plaza de Bolívar para preparar la clase juntos.  Era un padre muy dedicado y siempre muy preocupado de que estudiáramos inglés porque una de las grandes frustraciones que él tenía en su vida era no haber aprendido ese idioma.”

Continuando con el proceso legal de la muerte de su padre, Juan Manuel Galán relata que “son ya 33 años en el proceso de mi papá.  Hemos logrado avanzar en él gracias a personas valientes en la Fiscalía y la Procuraduría que han abanderado el caso y poco a poco se va logrando que los responsables paguen ante la justicia”.

“Los delitos de lesa humanidad fueron en cabeza de mi padre, en cabeza de Santiago Cuervo el escolta que murió esa noche con mi padre y del concejal Peñaloza de Soacha que terminó asesinado esa noche también.  

El Das también fue responsable en cabeza del coronel González y de Maza Márquez porque desviaron la investigación para despistar a los jueces y obstruir la justicia, mientras los verdaderos responsables eran asesinados y se encubría la participación de sus miembros organismos de seguridad del Estado.

Hay alrededor de 6 generales de la Policía también vinculados en el proceso entre ellos el general Peláez Carmona que era el director de la Dijin en esa época que participó y ordenó el allanamiento al mezanine de Alberto Jubis Hazbún con otro grupo de personas fueron capturados y fueron a parar a la cárcel durante 4 años, a pesar de que eran personas completamente inocentes, que no tenían nada que ver con el  siendo inocentes y que no tenían nada que ver con el asesinato de mi papá.  

Ese fue un falso positivo judicial que acabó con la vida de esas personas que estuvieron 4 años en la cárcel, siendo totalmente inocentes. También está el general Algemiro Serna, que era el segundo  subcomandante de la Policía de Cundinamarca que ordenó retirar el escuadrón anti guerrilla de Soacha que le iba a prestar protección a mi papá y a su manifestación para esa noche del viernes 18 de agosto del 89 cuando fue asesinado;  está  el general Vargas Silva que tuvo vínculos probados con el Cartel de Cali;  también el general Gómez Padilla que fue Director de la Policía en esa época  y que presentó un informe absolutamente falso al Congreso de la República sobre el operativo de seguridad ese día en Soacha; el capitán Montilla también que era comandante  de la policía en Soacha en ese momento, y otros generales que también han sido vinculados al proceso.

Por parte del ejército está el teniente Carlos Humberto Flores Franco, que fue la persona que les expidió carnet A1 y B2 de Inteligencia Militar a los asesinos materiales de mi padre, los paramilitares Rueda Rocha, Rueda Silva y todo ese grupo que asesinó a mi papá, que tenían en ese momento en Soacha carnet de veedor de Inteligencia Militar para pasar desapercibidos y no ser interpelados por las autoridades en ese momento. Eso es grosso modo lo que sabemos y lo que la justicia ha podido establecer en torno al asesinato de mi padre”.

“En cuanto al panorama político actual en Colombia veo que hay una esperanza en millones de colombianos ante este nuevo gobierno que asume  el mando; hay muchas  expectativas de cambios, de reformas para que tengamos una sociedad mucho más justa, mucho más equitativa, en donde no primen privilegios de los poderosos,  en el que no se le roben las oportunidades  a las personas más humildes y más vulnerables en la sociedad;  una opción para recuperar el medio ambiente especialmente el tema de la deforestación que tiene como principal problema en Colombia la contaminación de los ríos por el mercurio y también un tema que para nosotros ha sido muy importante que ha sido bandera histórica en el Nuevo Liberalismo y es un tema que yo he  trabajado mucho, que es formular una nueva política de drogas. Yo logré que como autor y ponente de la ley que regula el uso medicinal de la marihuana se  empezara a cambiar el enfoque de la política de las drogas y este gobierno llega también con ese compromiso y esa promesa  de formular una nueva política de drogas; empezar a abandonar el proteccionismo, porque mientras el negocio de la droga sea ilegal eso seguirá alimentando las estructuras criminales que son las que se disputan a sangre y fuego el control de territorios y de poblaciones en la zona en donde están los laboratorios de procesamiento de cocaína y de cultivos ilícitos.

Frente a esos temas hay grandes expectativas y el gobierno tiene el reto de responder a esas expectativas; que el estado controle más el territorio para que la infraestructura social del estado y lo que dice la constitución del 91 que dice que seamos un estado social de derecho, sea una realidad para todos los colombianos”.

“Para continuar con el legado de mi padre desde que inicié mi carrera política, en el 2006 he trabajado varios temas en línea con lo que era la filosofía y la manera de hacer política y valores de Luis Carlos Galán, como la ley de Inteligencia y Contrainteligencia para defender los derechos humanos; también pude trabajar la ley 1566 del 2012 qué reconoció a la adicción como una enfermedad en Colombia que obligó al sistema de salud  a abrir ofertas de tratamiento de calidad para que los adictos no fueran visto como criminales sino como pacientes sujetos de tratamiento; también  trabajé una ley que reconoce a las Enfermedades Huérfanas que afectan a algunas familias, que por los costos de los tratamientos no  pueden  sufragar los gastos de medicamentos y tratamientos y gracias a esta ley, estas familias tienen la esperanza de que sus seres queridos puedan acceder a  sus tratamientos;  la ley 1680 que le dio la oportunidad a las personas ciegas o de baja visión a acceder por primera vez al internet gracias a poder descargar gratuitamente un software lector de pantalla y así poder acceder al conocimiento, el entretenimiento a la cultura sin depender de un tercero. También hicimos toda la reforma de la Justicia Penal Militar tanto el acto legislativo como la ley estatutaria y la ley ordinaria del Sistema Penal Acusatorio para la justicia penal militar.”

“Al entrar yo como senador en el período de 2006 y 2010 los debates de los falsos positivos; también fui citante al debate sobre el desvío de subsidios que iban dirigidos a pequeños productores del campo denunciando como esos subsidios fueron desviados a grandes terratenientes. Este relato de logros y resultados siempre ha ido en línea con la filosofía, los principios y los valores, con las ideas  que inspiraron a Luis Carlos Galán y al Nuevo Liberalismos y  
y haber recuperado la personería jurídica del Nuevo Liberalismo es un logro al recuperarse un espacio que había sido  eliminado por  la violencia”

 



Escrito por:
Autor: Aprendiz Sena

Más Noticias de esta sección

Publicidad