La alarmante desaparición de los glaciares en Colombia

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La crisis climática ha llevado a Colombia al borde de perder un elemento vital de su paisaje: los glaciares.

Marcela Fernández, activista ambiental y comunicadora colombiana, fue también reconocida como una de las 100 mujeres más influyentes de 2023 por la BBC debido a su incansable trabajo en la concientización sobre el impacto devastador del cambio climático en los glaciares del país.

Fernández ha dedicado cinco años de su vida a la fundación de Cumbres Blancas, una organización comprometida en enfrentar la trágica realidad del rápido derretimiento de los glaciares tropicales colombianos.

Lea, además: Productores en la Sierra Nevada se graduaron en sostenibilidad ambiental

El 16 de septiembre de este año El Conejera, en el Nevado Santa Isabel, dejó de ser un glaciar, acelerando el proceso de desaparición más allá de las predicciones científicas. En la actualidad, solo quedan seis de los 14 glaciares originales en Colombia, y la Sierra Nevada de Santa Marta se encuentra entre las áreas más afectadas por este fenómeno.

Glaciar Conejera, Nevado Santa Isabel

La ambientalista, Marcela Fernández, explicó que a medios de comunicación que la aceleración del derretimiento se debe directamente al cambio climático, y las áreas ecuatoriales, como Colombia, son especialmente sensibles y afectadas por el calentamiento global. Este fenómeno no solo tiene implicaciones ambientales sino también económicas, ya que los glaciares tropicales colombianos son fundamentales para la producción de agua potable, siendo responsables de más del 70% del suministro de agua en el país.


En entrevista con Blu Radio, Fernández destacó la ambiciosa tarea emprendida por Cumbres Blancas para restaurar los páramos colombianos a través de la siembra de frailejones. Estos ecosistemas desempeñan un papel crucial en la producción de agua potable, y la iniciativa busca contrarrestar los impactos negativos del cambio climático.

En cuanto a la posibilidad de recuperar los glaciares perdidos, Fernández admitió que el daño es acelerado e irreversible, pero subrayó la importancia de tomar decisiones y establecer leyes ambientales más efectivas.También hizo hincapié en la necesidad de un enfoque sistémico que incluya la siembra de frailejones, la preservación de zonas amortiguadoras y la prevención de la deforestación.

Lea, además: El Pingüino emperador en la Antártica, en peligro de extinción por la reducción del hielo.

En un llamado a la acción, Fernández instó al Gobierno Nacional a tomar de decisiones urgentes para evitar que la pérdida de los glaciares colombianos se convierta en una tragedia irreversible.





Publicidad