Líderes políticos mundiales intervienen en la COP28 con promesas económicas 

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Una multitud de líderes políticos mundiales intervino este viernes en la cumbre climática de Dubái (COP28) desde el atril del auditorio principal con promesas de apoyo económico para el recientemente creado fondo de pérdidas y daños, y sin olvidarse de la crisis de Gaza, que ocupó un lugar privilegiado en los discursos.

Casi 80 jefes de Estado y de Gobierno se apuntaron para hablar en la Cumbre de Acción Climática Mundial y, si bien finalmente algunos destistieron sin explicar el motivo -como el presidente de Israel, Isaac Herzog-, la gran mayoría tuvo tres minutos exactos ante la audiencia global para expresar su perspectiva acerca de la crisis medioambiental.

Muchos, como el presidente del Gobierno español Pedro Sánchez, prometieron dinero para el fondo de pérdidas y daños, 20 millones de dólares en el caso de España. Por su parte, la mandataria italiana Giorgia Meloni elevó la cifra hasta 100 millones de dólares.

Le podría interesar:  Por primera vez en la historia, América Latina y el Caribe tendrá un espacio único en la Cumbre del Clima (COP 28)

La Unión Europea, por boca de la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, reclamó una mayor ambición global contra la crisis climática y pidió "reducir lo antes posible" las emisiones de CO₂, que deberán disminuir a partir de 2025.

El mundo debe "deshacerse lo antes posible de la dependencia en las energías fósiles, que ponen el futuro en común en peligro", exhortó Michel.

Por su parte, el rey Carlos III del Reino Unido deseó "con todo su corazón" que la COP28 sea "otro punto de inflexión" hacia "una transformación genuina" en la lucha contra la crisis climática, una "amenaza existencial" para el planeta.

"Se requiere verdadera acción" a fin de proteger a las víctimas más vulnerables, afirmó el monarca.

Gaza como ejemplo

La crisis de la Franja de Gaza, donde se reanudaron los combates tras varios días de tregua, ocupó un lugar de excepción en las presentaciones, y se comparó la situación que allí está sucediendo con los estragos de la crisis climática.

El más elocuente fue el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien vinculó directamente el daño ambiental causado por las emisiones de carbono "de los que más tienen" con las masacres indiscriminadas que, según declaró, se están cometiendo en territorio palestino.

Quizás le interese: Petro dice que el "genocidio de Palestina" es el futuro del Sur por la crisis climática

Así, apuntó que esa misma "barbarie" que hoy se ve en Palestina, es la que le espera al sur "si los portadores de la riqueza del norte intensiva en consumo de carbono" no permiten "apagar las chimeneas emisoras. Es decir, no dejan de consumir petróleo, carbón y gas que romperán de manera irreversible los pilares que sostienen la vida humana en el planeta".

¿Qué pasó con el Acuerdo de París?

Para el presidente de la COP28, este encuentro llega en una "encrucijada" en la que pese a los avances en la lucha contra el cambio climático desde el Acuerdo de París firmado en 2015, "todos sabemos que el camino que llevamos no llevará al destino que queremos a tiempo".

La COP28 se prolongará hasta el próximo 12 de diciembre y reunirá, además de a decenas de líderes políticos globales, a miles de activistas, científicos y representantes de la industria y la sociedad en busca de soluciones para el futuro climático y energético del planeta.

Según el "Informe sobre la brecha de emisiones" de 2023 del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (Pnuma), las políticas actuales de los países para reducir las emisiones de GEI son insuficientes y abocan a la Tierra a un aumento de la temperatura de 3 grados.

Así, para cumplir el Acuerdo de París, se necesitarían acuerdos mundiales para rebajar entre el 28 y el 42 % las emisiones de aquí a 2030, según el documento, publicado días antes del comienzo de la COP28.

Por si le interesa: El futuro climático mundial se discute desde este jueves en Dubái

La receta para lograrlo es, según el presidente de la COP28, triplicar las renovables y duplicar la eficiencia, acotar las emisiones de metano y "acelerar las ambiciones de descarbonización en los sectores con mayores emisiones para 2030". Fuera de su discurso queda, por ahora, la necesidad de poner fecha al inicio del fin de carbón, petróleo y gas, máxima exigencia de ecologistas y científicos de todo el mundo para poder afrontar la crisis climática con garantías de éxito.





Más Noticias de esta sección

Publicidad