“Un orgullo”: padres y madres de graduados de Unimagdalena

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La Alma Mater cumplió los sueños de 902 padres y madres que anhelaban ver el crecimiento de sus hijos como grandes profesionales.

Las emociones y los corazones ´hinchados´ de orgullo se hicieron notar en los padres de familia de los jóvenes que recibieron sus títulos como profesionales en la ceremonia de graduación de los programas de pregrado presencial de la Universidad del Magdalena.

Las lágrimas de felicidad fueron las protagonistas dentro del encuentro de emociones que albergaban a los padres de los estudiantes graduados. Los días de trasnochos, incluso las dificultades, no fueron impedimento para ver cumplir los sueños de sus hijos.

Le puede interesar: Estudiantes de Antropología del país se reunieron en Unimagdalena

“Un logro muy grande en mi familia (…) muy orgullosa por este beneficio de Luis David. Él sabe que he sido madre y padre, me ha tocado duro. Gracias a Dios y a él por haber respondido a este esfuerzo tan grande que hice” manifestó la señora Olga Martínez Ramos, madre de Luis David Arévalo Martínez, graduado del Programa de Derecho.

El asombro se reflejó en los rostros de los padres al haber visto el objetivo alcanzado por sus hijos como es el caso del señor Hernán Vargas Daza con su hijo Sebastián Vargas Núñez, quien recibió doble título de pregrado como ingeniero civil e ingeniero electrónico.

“Es un orgullo para nosotros hoy, yo pensé que no lo iba a lograr por su forma de ser. Con sacrificio, tolerancia, dedicación y su repartición de tiempo entre su hobbie y sus estudios, lo logró. Es muy verraco el pelao” dijo.



Se destaca también que dentro de la ceremonia se graduaron tres jóvenes con discapacidad auditiva y con gran beneplácito los familiares agradecen a esta Casa de Estudios Superiores la oportunidad brindada.

La señora Marlisa Aguilar Charris, madre de Yamil Celis Aguilar, graduado del Programa Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en Informática, expresó: “muy orgullosa, con la condición de discapacidad que ellos tienen a veces no pueden lograrlo. Gracias a Dios que está Institución tuvo en cuenta que ellos también merecen ser alguien en la vida”.

Para Unimagdalena en cabeza del Doctor Pablo Vera Salazar, es un honor y gran satisfacción, entregar estas cohortes de graduados que ayudarán a construir un mejor futuro en el país.



Más Noticias de esta sección

Publicidad