Comunidades ribereñas del Magdalena le piden ayuda al gobernador ante las inundaciones

Estas comunidades manifiestan que hasta el momento han tenido que afrontar estas inundaciones sin ayuda gubernamental. Foto referencia.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Pese a que el invierno ha mermado en esta zona del país, aún hay poblaciones que no han podido retomar sus actividades normales por las inundaciones.
Un llamado de alerta han hecho las comunidades de los municipios de Concordia y San Sebastián al gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo por las inundaciones que los viene afectando desde hace varias semanas.

Los habitantes de Las Margaritas, zona rural de San Sebastián, son más de 600 las familias que han resultado afectadas por las lluvias, mientras que en Concordia, la Institución Educativa Santa Cruz de Bálsamo se encuentra literalmente bajo el agua, debido al desbordamiento de la quebrada ‘El Mundo’ desde hace un mes.

Inundación enConcordia
La Institución Educativa por desbordamiento de un afluente hídrico: “Las sedes de preescolar, primaria y secundaria de la Institución Educativa Santa Cruz de Bálsamo en el municipio de Concordia en el departamento del Magdalena se encuentran abrazadas por el agua”, expresó la denunciante.

El mencionado afluente hace parte de la Ciénaga de Zapayán, ocasionando daños estructurales no solo al sector educativo, sino también a los moradores de los barrios aledaños.

Ante esto, los educadores han tenido que adoptar medidas alternas para continuar con el desarrollo de las actividades académicas y que los menores no se vean afectados en su desarrollo.

Le puede interesar: Gobernador celebra tener nueva mayoría en la Asamblea y presenta los proyectos aprobados

Alerta en San Sebastián
Entretanto, en el corregimiento de Las Margaritas más de 600 familias están afectadas por el invierno, provocando una verdadera odisea entre los habitantes a causa de las incesantes lluvias que les arrebatan la tranquilidad.

Los habitantes Las Margaritas, piden la intervención de las autoridades gubernamentales y nacionales, con el fin de que les puedan adecuar ciertos espacios que les permita mejorar la calidad de vida.

Varios de los habitantes de esa población del Magdalena aseguran que ya son muchos los años que «tenemos de estar viviendo acá y no tenemos un puesto de salud digno que brinde la atención médica adecuada a esta población. Para acudir a una cita médica tiene que trasladarse a otros pueblos o no poder ser atendido. Es inaudito”.



Además, dicen que la carretera que comunica al municipio con el resto del Magdalena, está a punto de desaparecer a causa de la erosión “que compromete gran parte de la carretera que poco a poco se la está ‘tragando’ el río”.

Ante esto, las comunidades pidieron al gobernador Caicedo y entidades gubernamentales fijar su atención en esta problemática.



Más Noticias de esta sección

Publicidad