En 15 días deberá estar listo el arreglo definitivo en la Ebar Zuca

El equipo operativo y de ingenieros de la Essmar atendió durante 24 horas seguidas el arreglo de ambas bombas para controlar el rebosamiento de aguas residuales.

Distrito
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Operarios de la Essmar están trabajando para evitar vertimientos de aguas residuales en las vías exteriores y en las casas del sector Lago del Dulcino, en Pozos Colorados.

La Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, explicó en detalle la situación que se viene presentando desde el pasado 13 de septiembre en la estación de bombeo de aguas residuales, Ebar, ubicada en el sector de Zuca.

Según el comunicado a la opinión pública, han sido tres los daños que se han presentado en los últimos días. El primero de ellos ocurrió el 13 de septiembre, cuando la bomba titular presentó una situación que la puso fuera de servicio, consecutivamente entró la bomba de respaldo en funcionamiento, pero 16 de septiembre, se presentó una nueva contingencia en donde ambas bombas quedaron fuera de servicio.

El equipo operativo y de ingenieros atendió durante 24 horas seguidas el arreglo de ambas bombas, las cuales volvieron a operar el 17 de septiembre, manteniendo la contingencia controlada a través de equipos de succión y presión en los puntos críticos de posibles reboses.

Sin embargo, el viernes 18 de septiembre, a las 7:00 de la noche un tercer incidente se presentó por una fuga en la línea de impulsión de la Ebar, que causó un derramamiento de agua residual que está siendo controlado dentro de la estación de la Essmar y se estima que la corrección se dará en los próximos 15 días.

Acciones

Atendiendo las directrices de la mandataria distrital, Virna Johnson, operarios de la Essmar trabajan para evitar vertimientos en las vías exteriores y en las casas del sector. En vista de ello, se amplió la recirculación de las aguas residuales que provenían de la fuga y se encausaron hacia los manholes que están en la vía.

El gerente de la Essmar informó que desde el domingo 20 de septiembre, en horario nocturno, se procedió a reparar la fuga desde las 10:00 de la noche hasta las 05:00 de la mañana y se hizo una recirculación interna del agua residual dentro de las instalaciones de la Ebar, a través de movimientos de tierra con retro excavadoras, con el fin de construir piscinas para el almacenamiento del agua residual.

Asimismo, José Rodrigo Dajud, expresó que: “Nosotros no estamos negando las consecuencias que pudieron pasar en el momento en que se generó el daño. Hoy el tema está totalmente controlado. Una vez la bomba salió de funcionamiento implementamos todo un operativo de 24 horas, donde dos carros constantemente sacaban el agua del colector y la llevaban a otros colectores para evitar el desbordamiento de este”.


El gerente de la Essmar informó que desde el domingo 20 de septiembre, en horario nocturno, se procedió a reparar la fuga desde las 10:00 de la noche hasta las 05:00 de la mañana

A su vez, el gerente indicó que: “Esta es una estación que Essmar la recibió el año pasado en unas condiciones bastante complejas y es una estación que hoy nos presenta fallas y estamos buscando la manera de normalizarla. Ya tenemos un programa establecido para acabar las fugas, en unos 15 días debemos tener el trabajo al 100%; pero hoy damos un parte de tranquilidad a la comunidad de todo este sector del sur de la ciudad y el corredor turístico. Todos estos colectores están siendo supervisados, se les ha hecho seguimiento y están totalmente secos, no hay humedad en el sitio, no hay vertimientos, y hoy el problema lo tenemos en la Ebar Zuca, internamente”.

Notificación de Corpamag

El gerente de la Essmar, José Dajud, aseguró que los trabajos que se requieren para superar el daño que está ocasionando el derramamiento de aguas residuales en Lago del Dulcino se demoran 15 días en ejecutarse y tienen un costo de 70 millones de pesos.


La Essmar amplió la recirculación de las aguas residuales que provenían de la fuga y se encausaron hacia los manholes que están en la vía.

La Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, tras una inspección que realizó días antes, encontró que las aguas residuales sí estaban vertiéndose al ecosistema, lo que dio como resultado la imposición de una medida preventiva consistente en la suspensión inmediata de los vertimientos en el humedal costero, en el sector de Pozos Colorados.

El gerente de la Essmar confirmó que el martes le fue notificado sobre la medida de Corpamag y aseguró: “Nosotros estamos con todas las condiciones para dar información pertinente a Corpamag. Hay que entender que esto es una situación de emergencia, no es una situación provocada por mal majeño del tema de alcantarillado, hemos venido trabajando perfectamente, prueba de esto es que en diciembre pasado pudimos atender a más de 100 mil turistas sin rebosamientos”.

Como la imposición de medida preventiva por parte de la autoridad ambiental consistente en la suspensión inmediata de los vertimientos en el humedal costero, existe la posibilidad que no vaya a mayores instancias con el arreglo definitivo en la Ebar, tal como lo prometió el gerente de la Essmar.





Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad