Ecuador humilla a Colombia y deja tambaleando a Queiroz

El equipo colombiano por más que quiso frenar y controlar a su par ecuatoriano se encontró con un rival contundente en ataque y que además dejó pocos espacios en defensa.

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El entrenador portugués asegura que la goleada sufrida por el combinado patrio "golpeó mucho el orgullo".
Quito (EFE).- La selección de Ecuador goleó por 6-1 a la de Colombia, que jugó su peor partido en cuatro décadas y dejó tambaleando al entrenador portugués Carlos Queiroz este martes en el encuentro jugado en Quito que le dio inicio a la cuarta jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar.

La Tricolor logró su tercer triunfo seguido y por ahora subió al segundo lugar de la clasificación con 9 puntos, mientras el combinado cafetero recibió su segunda goleada al hilo y se quedó séptimo con 4 enteros.

Ecuador fue una apisonadora que descompuso fácilmente la defensa de Colombia y anotó los dos primeros goles del partido entre los minutos seis y nueve.

El 1-0 fue obra de Robert Arboleda, quien se coló en medio de tres zagueros colombianos y tocó la pelota de zurda, y el 2-0 lo metió Ángel Mena, también con la izquierda y después de un mal saque del portero Camilo Vargas que tomó mal parada a toda la defensa.

La Tri siguió jugando a placer frente a una selección colombiana que no reaccionaba, por lo que el tercer tanto era cuestión de tiempo y llegó a los 31 minutos luego de una jugada veloz por la izquierda en la que Michael Estrada recibió un pase desde la izquierda y definió sin ninguna oposición.

A los 39 minutos llegó el 4-0 parcial, de nuevo en una acción desde el lateral izquierdo en la que Xavier Arreaga 39 recibió un pase delante del punto de penalti y con la zurda venció a Vargas.

El resultado llevó a Queiroz a introducir tres cambios al mismo tiempo: Frank Fabra entró por Johan Mojica, Luis Zuárez por Johan Mojica y Wilmar Barrios por Matheus Uribe.

Colombia descontó a los 41 minutos en una jugada que pareció de otro partido. Duván Zapata recibió un pase preciso por primera vez, hizo una doble gambeta en el área y fue derribado por un defensor ecuatoriano. Penalti. El cobro fue de James Rodríguez, quien disparó un tiro rastrero colocado al palo derecho del arco ecuatoriano. El segundo tiempo mostró una leve reacción de Colombia, pero fue poco lo que duró su intento de encontrar más goles para evitar el desastre y la humillación.



Más Noticias de esta sección

Publicidad