BANNER_EMPLEO

Miércoles de Ceniza: inicio del tiempo de Cuaresma

Los ciudadanos se acercan a la iglesia para que les marquen la señal de la cruz, en su frente.

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Datos claves para entender la importancia de esta fecha, para vivir bien este tiempo litúrgico de preparación para la Pascua.

1. Miércoles de Ceniza: El primer día de Cuaresma

Con el Miércoles de Ceniza, que este año se celebra el 22 de febrero, inician los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, en la Semana Santa.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano. Este explica que en la Misa se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior.

2. La imposición de cenizas surgió en los primeros siglos del cristianismo

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva.

En aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI, la Iglesia en Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

3. La ceniza recuerda la necesidad de la misericordia de Dios

La ceniza es un símbolo. Su función está descrita en un importante documento de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, más precisamente en el artículo 125 del "Directorio sobre la piedad popular y la liturgia":

Le puede interesar: Este Miércoles de Ceniza comienza la campaña internacional 40 Días por la Vida

“El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios.

Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal.

Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual”.

4. Las cenizas tienen más de un significado

La palabra ceniza, que proviene del latín "cinis", representa el producto de la combustión de algo por el fuego. Esta adoptó tempranamente un sentido simbólico de muerte, caducidad, pero también de humildad y penitencia.
La ceniza, como signo de humildad, le recuerda al cristiano su origen y su fin: "Dios formó al hombre con polvo de la tierra" (Gn 2,7); "hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho" (Gn 3,19).

5. Las cenizas se producen con las palmas del Domingo de Ramos

Para la ceremonia se deben quemar los restos de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior. Estas son rociadas con agua bendita y luego aromatizadas con incienso.

6. Las cenizas se imponen en la frente al término de la homilía

Este acto tiene lugar en la Misa al término de la homilía y está permitido que los laicos ayuden al sacerdote. Las cenizas son impuestas en la frente, haciendo la señal de la cruz con ellas mientras el ministro dice las palabras bíblicas: «Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás», o «Conviértete y cree en el Evangelio».

Leer más: Lo que debes saber sobre el Miércoles de Ceniza

Luego, quien recibe las cenizas debe retirarse en silencio meditando la frase o invitación que la acaban de hacer.

Es importante recordar que en 2021, el Vaticano publicó indicaciones para distribuir las cenizas de modo que se garantice la seguridad de los fieles y de los sacerdotes ante la pandemia del COVID-19. En algunos países que aún presentan un alto número de contagios del virus, las iglesias locales anunciaron que mantendrán estas medidas en sus territorios.

7. Las cenizas también pueden imponerse sin Misa

Cuando no hay sacerdote la imposición de cenizas puede realizarse sin Misa, de forma extraordinaria. Sin embargo, es recomendable que al acto se preceda con una liturgia de la palabra.

Es importante recordar que la bendición de las cenizas, como todo sacramental, solo puede realizarla un sacerdote o diácono.

8. Las cenizas pueden ser recibidas por no católicos

Puede recibir este sacramental cualquier persona, inclusive no católica. Como especifica el Catecismo (1670 y siguientes) los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo como sí lo hacen los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia estos «preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella».

9. No es obligatorio recibir las cenizas

El Miércoles de Ceniza no es día de precepto y por lo tanto la imposición de ceniza no es obligatoria. No obstante, ese día concurre una gran cantidad de personas a la Santa Misa, algo que siempre es recomendable.

10. En Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia

El Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y la abstinencia, como en el Viernes Santo, para los mayores de 18 años y menores de 60. Fuera de esos límites es opcional. Ese día los fieles pueden tener una comida “fuerte” una sola vez al día.

La abstinencia de comer carne es obligatoria desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también son de abstinencia obligatoria. Los demás viernes del año también, aunque según el país puede sustituirse por otro tipo de mortificación u ofrecimiento como el rezo del rosario.

40 Días por la Vida 

Inicia la campaña internacional 40 Días por la Vida, en la que fieles de decenas de países se unen frente a los centros de aborto para rezar y ayunar por el fin de esta práctica que mata a los niños en los vientres de sus madres. Como todos los años, la campaña abarca el tiempo litúrgico de Cuaresma, que este 2023 va del 22 de febrero hasta el 2 de abril, Domingo de Ramos.


Oración por el fin del aborto en el país y en todo el mundo.

“Son cuarenta días, porque es un número bíblico que siempre denota el significado de la purificación y de la penitencia”, explicó a ACI Prensa la directora de 40 Días por la Vida – Colombia, Pamela Delgado.

Así mismo, dijo que va unida a la Cuaresma “porque es ofrecer algo más en esa preparación. No solo preparar mi corazón para la Semana Santa, sino también ofrecer todas estas penitencias por el final del aborto, que implica salir al encuentro y estar varias horas (rezando). Es difícil, pero a la vez llena el corazón y se siente uno conectado con el Señor”.

En ese sentido, Pamela Delgado explicó que el objetivo de 40 Días por la Vida es convocar a los fieles a vigilias de oración de entre 12 y 24 horas frente a los centros de aborto, así como difundir en la sociedad las consecuencias que esta práctica deja en las madres.De esta manera, afirmó, se responde también “al sentimiento de frustración de muchas personas” por el aumento del aborto en el mundo, “un negocio millonario” que es respaldado incluso por gobiernos.La campaña 40 Días por la Vida nació en 2007 en Estados Unidos y, de acuerdo a su sitio web, actualmente está presente en más de mil ciudades de 63 países, salvando a más de 22.800 bebés del aborto.

La campaña en Colombia

Pamela Delgado llevó la campaña 40 Días por la Vida a Colombia en 2015, con el deseo de hacer algo concreto a favor de la defensa de la vida. En Bogotá “hay un barrio que se llama Teusaquillo y que tiene 30 centros de aborto”.

“El Señor me dice ‘haz algo, eres católica, eres practicante’”, relató. Recordó que en Colombia la iniciativa empezó con doce personas.

Las reuniones de planificación comenzaron en abril de 2015, con momentos de oración frente al Santísimo. Difundieron la campaña en parroquias e invitaron a sacerdotes y fieles a unirse para rezar durante 40 días por el fin del aborto.

Pamela Delgado recordó que la primera campaña se llevó a cabo entre septiembre y noviembre de 2015. Participó ‘uchísima gente’ que rezaba incluso durante la madrugada. También asistieron sacerdotes que llevaron el Santísimo. La líder provida afirmó que ese año diez mujeres decidieron no abortar.

Desde entonces, en el país se han realizado quince vigilias de 40 Días por la Vida, y el próximo Miércoles de Ceniza comenzará la número 16.Así mismo, Pamela Delgado afirmó que gracias a la campaña se han salvado en Colombia 661 bebés. En sus declaraciones, la líder provida destacó que, con el tiempo han ido naciendo más iniciativas, como los grupos de consejería y la fundación Coalición por la vida, que brinda ayuda a las madres necesitadas para que no recurran al aborto.




Más Noticias de esta sección

Publicidad