"Ser minoría no es ser insignificantes": Papa Francisco a los católicos griegos

Actualidad
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El papa trató de animar hoy a la pequeña comunidad católica de Grecia, que no llega al 1 por ciento de la población y que está formada sobre todo por inmigrantes, al asegurarle que "ser minoría no es ser insignificantes" cuando se encontró con una representación de ellos en la Iglesia de San Dionisio, en Atenas, donde llegó procedente de Chipre.

"Tantas veces tenemos la obsesión de aparecer, de la visibilidad, pero en el reino de Dios no hay manera de llamar la atención", les dijo a religiosos y religiosas del país, antes de añadir: "Ser una minoría, en el mundo entero de la Iglesia, no quiere ser insignificantes".

El papa les habló del apostol San Pablo, que "en Atenas estaba solo, superado en número y tenía escasas posibilidades de éxito, pero no se dejó vencer por el desánimo, no renunció a la misión ni se dejó atrapar por la tentación de lamentarse".

Leer también: El Papa regresa a Lesbos, donde fue el pionero de los pasillos humanitarios

"A nosotros, como Iglesia, no se nos pide el espíritu de la conquista y de la victoria, la magnificencia de los grandes números, el esplendor mundano. Todo eso es peligroso, es la tentación del triunfalismo. A nosotros se nos pide que sigamos el ejemplo del granito de mostaza, que es ínfimo, pero crece humilde y lentamente; es la más pequeña de todas las semillas, pero cuando crece se convierte en un árbol", añadió.

En Grecia, los católicos son cerca 200.000, de los cuales solo decenas de miles son griegos, ya que el resto son sobre todo trabajadores migrantes que han hecho que la presencia de católicos se haya duplicado en los últimos 30 años. EFE



Más Noticias de esta sección

Publicidad