Comunidades de Riohacha y Dibulla en riesgo inminente por enfrentamientos entre grupos armados ilegales

La Guajira
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Las comunidades de Riohacha y Dibulla, en el departamento de La Guajira, se encuentran en grave peligro debido a los enfrentamientos que se están llevando a cabo entre grupos armados ilegales.

Según la Alerta Temprana de Inminencia 025-2023 emitida por la Defensoría del Pueblo, existe una disputa por el control territorial de la Troncal Caribe en esta región, y las dos poblaciones se encuentran en medio de este conflicto.

Los grupos armados involucrados en esta situación son las Autodefensas Conquistadoras de la Sierra Nevada (ACSN) y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC-Clan del Golfo). Ambos grupos están luchando por el control de la Troncal Caribe, así como de otros negocios ilegales, rutas de narcotráfico y formas ilícitas de financiación. El ingreso de las AGC-Clan del Golfo a este territorio, que ha estado bajo el dominio de las ACSN durante años, ha generado un aumento en los actos de violencia y ha puesto en riesgo la vida de la población civil.

La Defensoría del Pueblo ha registrado un preocupante incremento en los homicidios selectivos y colectivos, amenazas y extorsiones dirigidas a la comunidad y a los comerciantes de estas áreas. Desde el 14 de febrero de este año, se han reportado 17 asesinatos en Riohacha y Dibulla, la mayoría de ellos resultado de ataques sicariales. Los jóvenes han sido especialmente afectados, y en algunos casos se les ha señalado como informantes del bando contrario. Además, se han registrado tres masacres en las que se encontraron diez cuerpos.

Lea también: Más de 100 niños han muerto por desnutrición en Colombia

La Alerta Temprana de Inminencia también revela la extorsión a docentes, quienes son obligados a pagar un porcentaje de su salario para poder continuar con sus labores. Asimismo, se han detectado cobros de dinero por la venta de propiedades, extorsiones a propietarios de fincas, ganaderos, comerciantes, hoteleros y empresarios del sector turístico. En los corregimientos de Dibulla, los grupos armados ilegales han citado a líderes sociales y defensores de derechos humanos para imponer "normas de conducta" y exigir el "pago de impuestos" a cambio de supuesta seguridad.

La Defensoría del Pueblo también ha evidenciado el terror que generan los grupos armados ilegales a través de sus métodos de amenazas. Además de los asesinatos, que en algunos casos han sido especialmente brutales, estos grupos distribuyen panfletos en los que advierten a las personas sobre las consecuencias de apoyar al bando contrario.

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, ha hecho un llamado tanto al presidente Gustavo Petro como a las autoridades locales para que presten atención a los riesgos que enfrenta la población civil y atiendan las 21 recomendaciones formuladas en la Alerta Temprana de Inminencia. Es fundamental que se tomen medidas preventivas para mitigar estos riesgos y garantizar la protección de los derechos humanos y el cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario.

Quizás le interese: Presidente Petro realiza seguimientos en la Guajira

La Defensoría del Pueblo destaca la importancia de abordar esta situación de manera urgente y prioritaria, ya que la Alerta Temprana tiene un carácter eminentemente preventivo. Se requiere una acción coordinada y decidida por parte del Gobierno Nacional y las autoridades locales para proteger a las comunidades de Riohacha y Dibulla y poner fin a la violencia que amenaza sus vidas y su seguridad.





Más Noticias de esta sección

Publicidad