Educación, tecnología y pandemia

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La rápida expansión del Coronavirus nos ha generado por su gravedad y alcance, un reto de grandes proporciones en el mundo y más precisamente en nuestra Región Caribe. La situación es muy delicada para el sector educativo ante el inevitable riesgo de contagio, obligando a mantener cerrados todos los centros educativos.

De hecho, nos encontramos ante una prolongación continua del aislamiento que nos coloca ante un reto mayúsculo para la educación y el aprendizaje, convirtiendo la implementación de tecnologías en una obligación para afrontar este desafío y ser eficaces en el compromiso con las presentes y futuras generaciones.

Sin duda alguna el papel que ha desempeñado la tecnología hasta ahora, ha sido clave para que la economía mundial pueda enfrentar los retos que nos impone la actual crisis. Las restricciones a la movilización y circulación que se constituyen en las principales medidas de prevención, causan un considerable cambio en las rutinas de trabajo y estudio, sólo para mencionar algunas situaciones. La utilización de herramientas tecnológicas como el internet, los computadores personales, las tabletas, los teléfonos celulares o smartphones y las redes sociales entre otros, ayudan a mantener una gran porción de la actividad laboral, asistir a clases de manera virtual, impulsar las compras online, conservar el contacto con nuestros familiares y amigos, mantenernos informados y poder disponer de entretenimiento.

Evidentemente las épocas de crisis nos impulsan hacia la innovación, nos obliga a reaccionar de forma rápida para realizar las cosas de forma diferente; y la educación, base y sustento de la sociedad, no es la excepción. Es una tarea en la que debemos utilizar estrategias digitales para la enseñanza tanto en zonas urbanas como rurales. Seguramente presentamos deficiencias sobre todo en el sector rural pero el gobierno ha adoptado estrategias como el suministro de tecnologías, alianzas con canales locales y emisoras para apoyar el trabajo desde casa de estudiantes y profesores. Es así como apalanca la educación a distancia en alianza con RTVC y Señal Colombia a través del programa “Aprender Digital”.

La pandemia se constituyó en una coyuntura para impulsar la educación virtual, dado que existe el material (internet, plataformas digitales y una innumerable fuente de recursos) para el aprendizaje y el fortalecimiento de la formación bajo esta modalidad. La educación virtual nos ofrece nuevos desafíos sobre todo en la concepción de los nuevos ritmos de aprendizaje, el desarrollo de actividades que perfeccionen los niveles de interacción y la frecuente utilización de Ambientes Virtuales para el Aprendizaje (AVA), entre otros. Es una realidad, nos encontramos ante una nueva generación digital.

Por otra parte, es importante intensificar las campañas en educación para frenar la expansión del contagio en nuestra Región Caribe, fuertemente azotada por el Coronavirus. Recordemos que, en las capitales de los Departamentos de la Región, la informalidad laboral alcanza el 61% de acuerdo con el reporte del comportamiento del mercado profesional en Colombia, informe realizado por el Dane a febrero de 2020. Debemos insistir en fortalecer las campañas de educación y entrega de ayudas a fin de poder evitar que la curva de contagios siga empinándose.


Publicidad