Qué doctrina salvará a maduro

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jesús Iguarán Iguarán

Jesús Iguarán Iguarán

Columna: Opinión

e-mail: jaiisijuana@hotmail.com


Si el gobierno de Donal Trump llegase a invadir a Venezuela, no será la primera vez que este país registre en su historia una nueva invasión.
Cuando ya se cerraba el siglo XIX Cipriano Castro quien gobernaba con estilo dictatorial se negó a cancelar las deudas que esta nación sostenía con Inglaterra, Alemania e Italia. En respuesta a la negativa del Castro los países acreedores mediante la vía de la fuerza impusieron un bloqueo naval a Venezuela, buques de estas naciones mediante bombardeo se tomaron el puerto de la Guaira y la fortaleza de Puerto Cabello, pese a la desigual de fuerza Castro intentó hacer frente a estas potencias sacando sus cañoneros Totumo y General Crespo que luego fueron remolcados a mar abierto y hundidos por los alemanes.

Por otra parte, los marinos del acorazado inglés HMS Retribution abordan el Ossum y el Margarita, destruyéndoles las máquinas. El Capitán del crucero SMS Gazelle, Tito Türk, aborda la vieja cañonera Restaurador en el puerto de Guanta el 11 de diciembre de 1902, arresta a la tripulación y convierte el buque en el SMS Restaurador al servicio de la Marina Imperial Alemana.

Frente a este ataque combinado, Estados Unidos replicó que, como país, no apoyaría a un Estado americano que sufriese ataques bélicos como respuesta a la negativa de pagar sus deudas, pese a que ya existía en América La Doctrina Monreo que sintetizada en la frase “América para los americanos” la doctrina establecía que cualquier intervención de los europeos en América sería vista como un acto de agresión que requeriría la intervención de los Estados Unidos.

Fue así como 29 de diciembre de 1902 como una respuesta a la renuncia gringa el Ministro de Relaciones Exteriores argentino Luis María Drago surge con la Doctrina Drago que establece que ningún Estado extranjero puede utilizar la fuerza contra una nación americana con la finalidad de cobrar una deuda financiera. Finalmente, cuarenta y cinco días (13 de febrero de1903) después de este enfrentamiento bélico, se firmó en Washington el acuerdo por el cual, bajo presión del país norteamericano y la invocación venezolana de la Doctrina Drago, los ocupantes europeos se retiraron de sus posiciones y Venezuela acordó que cancelaría sus deudas con el 30% de sus aranceles aduaneros.
Hoy el país de Bolívar enfrenta ante los Chinos y los Rusos una deuda que supera los 30 millardos de dólares, este colosal y gigantesco compromiso sumado al desplome de la producción petrolera y el deterioro de las condiciones del sector no petrolero, la hiperinflación, el éxodo del capitalismo y la inmadurez de Maduro en el desconocimiento financiero hacen incancelables sus deudas y acrecientan su conflicto.

Los 15 millones de dólares que Trump promete por información que lleve a la captura de dictador, a muchos mercenarios probablemente se hacen tentadores la suma y se arriesga por su logro. Lo cierto es que, si lo Estados Unidos lo llegan a invadir a Venezuela, Maduro no encontrará una doctrina que pueda sacarlo a frote.


Más Noticias de esta sección

Publicidad