¿Y la justicia pa cuándo?

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Germán Vives Franco

Germán Vives Franco

Columna: Opinión

e-mail: vivesg@yahoo.com



¿Y la terna pa cuándo? Hasta la pregunta es necia.  Pa cuando sepamos qué ha pasado en Santa Marta en los últimos siete años, y cuando sepamos cual es el tipo de liderazgo que se necesita una vez identificadas las necesidades. 

Tengo el pálpito que la terna será devuelta y que tendrán que enviar una nueva.  Que Caicedo haya formulado la pregunta en la protesta que hizo junto con otros ex-guerrilleros sorprende.  La pregunta que ha debido hacer es ¿justicia pa cuándo? ¿fallos pa cuándo?

La preocupación debería ser pedir celeridad en todas las investigaciones para que o bien se les absuelva o se les condene.  Todo indica que no les interesa que la justicia obre con prontitud.  ¿Será que ya saben cuáles serán los resultados y por esto no tienen afán? La lógica es simple: si son declarados no culpables, pues desaparecen todas las inhabilidades y Martínez vuelve a ser un hombre libre y Caicedo queda habilitado para competir por la gobernación.

Parece ser que la estrategia de Fuerza Ciudadana es dilatar y dilatar y manipular.  En los últimos días se escuchan rumores de que están tratando de direccionar el proceso contra Martínez para que el juez de segunda instancia revoque la medida que lo tiene con prisión domiciliaria.  Dicen que hay mucho dinero de por medio para manipular la justicia y amañarla a conveniencia.  Habrán de saber los jueces, los entes involucrados y los abogados, que la ciudadanía está vigilante y que ya el sonido de las alarmas ha llegado hasta Bogotá.  La lupa está puesta sobre la justicia samaria.

Tal vez es el momento para recordarle a la Procuraduría y a la Fiscalía que la incertidumbre jurídica de dos de los líderes de Fuerza Ciudadana tiene efectos en lo político y en el normal discurrir de la comunidad.  Es en beneficio de todos, incluyendo los imputados, que se logre finiquitar prontamente si no todos, por lo menos los procesos más importantes contra los imputados.  La sociedad samaria y magdalenense necesita certeza jurídica para que la tranquilidad política y ciudadana se recupere.

No es deseable que ad portas de un proceso electoral, haya candidatos que podrían quedar inhabilitados después de elegidos.  Máxime cuando tanto Martínez como Caicedo acuden al manido argumento de la persecución política para alterar la tranquilidad pública.  El país ha sido testigo de cómo Fuerza Ciudadana no ha ahorrado esfuerzos para intimidar al alcalde Rugeles.  Han orquestado una campaña de desprestigio y coacción para no dejarlo gobernar.  Permanente hacen denuncias infundadas sobre su gestión y tratan de convencer a la gente de que Rugeles trabaja para los de antes y es parte del complot contra ellos.  La infamia y la iniquidad no han cesado un solo segundo.

Se espera que en consideración a las circunstancias especiales que vive Santa Marta, los entes de control le den primera prioridad a los procesos de los susodichos y ojalá se tengan decisiones en firme en menos de un mes.  El demorar fallos injustificadamente va a ocasionar que se llegue a las vías de hecho en el Magdalena; si sucediera algo, la responsabilidad tendrá que ser asumida por dichos entes y por los jueces que llevan los procesos en el Magdalena.  ¿Y la justicia pa cuándo?

Si muchos de los de “antes” fueron condenados, algunos por actos de corrupción y otros por paramilitarismo, ¿por qué tendría que hacerse una excepción con los de “ahora”?  La justicia es para todos.  El pertenecer a un movimiento de izquierda no puede ser una licencia de impunidad, y la justicia tiene el deber de actuar con la misma determinación que lo ha hecho con los que no pertenecen a la izquierda. ¿Cuál es el miedo de aplicarle la ley a los de izquierda? 

La próxima marcha o protesta que organice Fuerza Ciudadana debería ser para exigir pronto fallo en el caso de sus líderes: Absueltos o condenados.



Más Noticias de esta sección

Publicidad