Países sedes de los mundiales de fútbol

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En el año 2018, en Rusia, tuvo lugar el último mundial del deporte de las multitudes y ahora estamos viendo los partidos en la sede elegida; es decir, en Catar. Para efectos de lograr cada nación interesada su objetivo se movieron todas las fichas no propiamente deportivas sino políticas, ha habido intervención directa de los presidentes Putin en el apogeo de su autocracia y ahora el Jeque árabe, el Emir Tamim bin Hamad Al Thani. 





Los dos jefes de Estado justamente consideraron la importancia de la realización de este evento del deporte más popular en el mundo con el propósito de lavar la imagen de sus gobiernos autoritarios, dictatoriales y violadores de los derechos humanos.  

La FIFA con el brasileño Joao Havelange, y luego el suiz,o Joseph Blatter empezó a comercializarse, a corromper funcionarios, a valerse ellos mismos de su posición con miras a llenarse sus bolsillos. Ante ese ejemplo los representantes de ellos en cada país también hicieron de las suyas.  En Colombia, Álvaro González, ha sido procesado por abusos y manejos fraudulentos en el ejercicio de sus funciones.

En este mundial que se está verificando hubo actuaciones sin ética, sin moral y sin tener en cuenta los principios de la honestidad; era necesario actuar así por cuanto había que dejar a un lado a los Estados Unidos que era candidato serio para llevar a cabo este suceso de carácter deportivo.

El expresidente de Francia, Nicolas Sarközy, aliado con el mejor jugador francés, Michael Platini y empoderado en la UEFA, dieron su apoyo a Catar y su influencia política en muchos de los países  amigos del Estado Galo, sirvió enormemente para que se produjera tal hecho y su contraprestación inmediata se tradujo en la compra, por parte de Catar, de una flota de aviones de combate franceses y el equipo de fútbol, el París Saint-Germain,  pasó a manos de un Jeque.

Tratándose de una contienda futbolística no se han conocido nuevos esquemas, tácticas o estrategias de defensa u ofensivas. Todo ha sido en torno de la cuestión política; ha habido demasiados intereses políticos, económicos y personales y por ello el claro boicot a Catar no surtió efecto y de todos modos se está ejecutando el mundial en ese cuestionado régimen.

Se construyeron varios estadios con la más alta tecnología y se hicieron simultáneamente obras de envergadura y consecuentemente las más afamadas compañías constructoras extranjeras entraron en disputa con vistas a obtener la ejecución de estas labores de alta ingeniería y arquitectura. Según ‘The Guardian’, periódico británico, murieron 6500 obreros en estas actividades de construcción situación anómala que ha originado protesta de Amnistía Internacional que exige a Catar y a la FIFA una indemnización de 440 millones de dólares para compensar a las familias de los trabajadores.

Catar, sin duda presenta algunas características muy particulares las cuales vale la pena anotar; por ejemplo, posee la más baja población femenina  del mundo, 24.7%; el PIB per cápita más alto del mundo; es el país más seguro del mundo por ende con el índice más bajo de delincuencia y desde 1825 es gobernada por una misma familia. El 94.2% de su población habita en una sola ciudad y viven personas de más de cien nacionalidades, y por ello, su selección está integrada en su mayoría por nacionalizados.

De otro lado, es el tercer país en reservas de gas en el mundo después de Rusia e Irán y sus exportaciones de gas natural y petróleo constituyen el 97% de sus exportaciones, equivalentes a 58.000 millones de dólares; ha hecho en España inversiones en el Banco Santander, en hoteles, en construcciones gigantescas en Madrid, las cuales  superan los 5000 millones de euros y actualmente con Argelia está suministrando gas licuado.

Nuestros cantantes invitados Shakira y J. Balvin pese a los honorarios cercanos al millón de dólares, no participaron como protesta por la violación en Catar de los derechos humanos. Un comportamiento ejemplar. En cambio, Maluma estuvo en un evento artístico previo a la inauguración y ha sido criticado por esa participación. Pero los frutos productivos los alcanzó el exjugador de fútbol inglés, David Beckham, por ser el símbolo e icono del mundial, puesto que ganó en dólares una suma de cuantía considerable; no le importó sino su beneficio personal.   El próximo mundial se acordó que debe llevarse a cabo en varios países al mismo tiempo. 

Ahora, en el plano puramente del espectáculo futbolístico se han visto partidos intensos, sorpresas en las derrotas de favoritos como Argentina y Alemania y verdaderamente una entrega total de todas las selecciones en la cancha. 

Lástima que Colombia no hubiese estado presente.



Más Noticias de esta sección