Anuncio-empleo-el-informador-febrero

Borletti, un icono del Caribe macondiano

El mago Borletti uno de los grandes referentes de la cultura y arte caribeño.

Personajes
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Su nombre de pila era Máximo Hernández Durán, pero tomó su apodo de una marca de máquina de coser Italiana a inicios de los 60.

Por : Máximo Hernández Castro.

Máximo Hernández Durán, conocido como el Mago ‘Borletti’, nació en una finca bananera de Riofrío, Magdalena y por ser de dicha zona debía ser capataz como lo fueron su padre y su abuelo. Pero para él la vida le cambió su pensar en el momento que por las polvorientas calles de su natal pueblo observó a un mago llamado Foulert, manejando un carro con los ojos vendados.

El hombre que impactó a los pobladores dijo que era proveniente de Europa, a pesar de su marcado acento antioqueño, para Borletti este acontecimiento fue como una revelación. En ese momento decidió que sus manos no estaban hechas para ser capataz o tirar machete, sino para encantar y asombrar al mundo con magia.

Hijo de padre samario y de madre barranquillera, Máximo Alfredo Hernández Durán nació un 11 de noviembre de 1933. comenzó a luchar por sus sueños de día y de noche, con largas horas de prácticas, aprendiendo trucos de circos que llegaban a la Zona Bananera, región que en ese tiempo arribaba gente por la bonanza del banano y entres otros artistas que motivaban a aquel niño. 

Según lo narrado por Oswaldo Hernández, hijo de Borletti “este acostumbraba a invitar a los magos a su residencia para que estos enamoraran a sus hermanas para así el poder tener un cuñado mago”. expresó Oswaldo.

Máximo Hernández “Borletti” era mago, mentalista, espiritualista, adivino, bohemio, cartomántico y hasta brujo, recorrió no sólo todos los pueblos de la costa, sino que se dio el honor de presentarse con sus show en lugares lujosos, casinos y cruceros internacionales por el caribe. 

Se dice que sobre él se tejen historias como que inventó el agua de “maranguango” dicha toma que el argumentó que le enseñaron los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta para así con este brebaje poder volver loca o idiota a la gente.

De la estirpe de Melquiades

Este gran personaje del realismo mágico escogió el apodo de Borletti cuando caminaba por las calles de su pueblo, momento exacto que observó una vitrina y dentro había una máquina de coser con dicho renombre, el cual utilizó en su primer acto presentándose como el “mago Borletti”.

Desde ese momento su prestigio creció y llegó a consagrarse como rey de magos en concursos de Colombia y Venezuela, como también ha recibido distinciones de mandatarios y fue declarado ciudadano ilustre en distintas ciudades del país.    

Entre sus amistades sobresalen personajes como el expresidente Alfonso López Michelsen y el Nobel de literatura Gabriel García Márquez. Tanto así que inspiró a compositores vallenatos para canciones y varios periodistas para innumerables crónicas.

Periodistas nacionales y del mundo se refieren casi en sus artículos, que Borletti fue el personaje de 100 años de soledad el cual era conocido como “Melquiades” quien Gabriel García Márquez tomó de referencia para tan célebre libro. Asimismo “Gabo” en una reunión con el mago de Macondo le dijo “si no hubieras nacido en Río Frío, Borletti fuera el ilusionista más grande del mundo".

Muerte de Borletti 

Borletti falleció el 16 de julio del 2016, en una clínica de Montería, después de haber sufrido una infección intestinal por la cual fue internado en un hospital del municipio de Ciénaga, Magdalena que debido a la mala atención fue trasladado a Barranquilla y por último a la capital del departamento de Montería donde realizó la última función que fue “desaparecer del mundo de los vivos”.

Máximo Hernández Durán estuvo casado con Noris Borja Granados, y dicha relación trajo al mundo a cinco hijos los cuales son ; Oswaldo Hernández, Rocío Hernández, Indalecio Hernández, José Gregorio Hernández y Ronald Augusto. Todos ellos llevan en la sangre el don heredado por su padre. Pero entre esos Oswaldo Hernández ha seguido su legado a su perfección. 

A pesar que el mago de Macondo falleció, sigue siendo unos de los grandes referentes de la cultura y el arte caribeño, recordado con gran aprecio y amor.



Más Noticias de esta sección

Publicidad