Tatuaje: el arte de la memoria en la piel

La actriz Scarlett Johansson luciendo un tatuaje en su espalda, junto a su pareja Colin Jost EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELO

Especiales
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Reservado durante años a delincuentes y personas de “dudosa moral”, el tatuaje celebra el 17 de julio su Día Internacional, convertido en un elemento indispensable de la estética actual que no entiende de clases sociales, géneros, edad o procedencia.


   Moda o no moda, se calcula que el 40 por ciento de los “millennials” y jóvenes de la generación Z lleva al menos un tatuaje como forma de expresión en su cuerpo.

    Una fecha inolvidable, el nombre de un ser querido o simplemente un dibujo que guste son susceptibles de convertirse en tatuaje, que será la seña de identidad del portador hasta que por azares de la vida decida suprimirlo, con la dificultad que ello conlleva.




Fotografía de la pierna tatuada del jugador Lionel Messi de Argentina. EFE/ André Coelho

  
  Pensar sin embargo que, roto el hielo, ya no será ése el único “tatoo” que decore tu piel. Los profesionales hablan del efecto “adictivo” de esta práctica una vez que se empieza, algo parecido a lo que ocurre con la droga, y que sin base científica la experiencia se encarga de demostrar.    EN QUÉ CONSISTE.    Un tatuaje es una marca permanente o un diseño hecho en la piel con pigmentos insertados por medio de punciones. El resultado de hecho es una herida que deberá cicatrizar con todas las medidas higiénicas.     UN POCO DE HISTORIA.    Los tatuajes han estado presentes en múltiples culturas. El testimonio más antiguo del que tenemos constancia es el de una momia egipcia sepultada hace más de 5.000 años.

    Griegos, romanos y persas utilizaban el tatuaje como una forma de distinguir a los miembros de diferentes grupos sociales y como símbolo de estatus. Y en Norteamérica y América Central se asociaban con elementos mágicos y religiosos. 

    La popularidad de esta práctica disminuyó sin embargo en la Edad Media al entender la Iglesia que era una “mutilación” al cuerpo dado por Dios.


Le puede interesar:  Borletti, un icono del Caribe macondiano


Una mujer exhibe un tatuaje en su espalda durante la IX Semana del Tatuaje (IX Tattoo Week) en Río de Janeiro (Brasil). EFE/André Coelho
Una mujer exhibe un tatuaje en su espalda durante la IX Semana del Tatuaje (IX Tattoo Week) en Río de Janeiro (Brasil). EFE/André Coelho



    Hubo que esperar al siglo XVIII para que los navegantes europeos recuperaran esta tradición a partir de sus viajes por la Polinesia, de donde proviene el tatuaje tal y como lo conocemos hoy. De hecho, la palabra “tatuar” proviene del término samoano “tatau”, que significa marcar o golpear dos veces.

     A finales del siglo XIX, la invención de la máquina de tatuar eléctrica popularizó esta práctica, que un siglo después quedó relegada a las clases marginales de la sociedad hasta que la cultura hippie y la contracultura la volvieron a rescatar.          FAMOSOS.   Futbolistas, deportistas varios, cantantes, actores, actrices…, todos ellos han contribuido a la difusión de esta tendencia.

   Algunos, como David Beckham, Messi o Sergio Ramos, son un auténtico catálogo de motivos a la altura de cualquier estudio de tatuajes. Desde cruces hasta los nombres de sus hijos, pasando por corazones con iniciales o letras orientales.



Le puede interesar:    Ciberextorsión en cadena, amenaza creciente


   Capaces de poner de moda un determinado dibujo, la cruz que luce Beckham en la parte posterior del cuello fue durante años fue una de las imágenes más demandadas, al igual que la diosa Isis que adorna el esternón de la cantante Rihanna, culpable también de crear tendencia respecto a tatuar esa zona.

      Lo cierto es que todos presumen de sus diseños. Desde Sienna Miller y sus estrellas, hasta Scarlett Johansson y su puesta de sol, pasando por Angelina Jolie y las coordenadas del lugar de nacimiento de sus hijos.   


Un tatuador trabaja sobre la piel de un hombre. El 17 de julio se  celebra el Día Internacional del tatuaje. EFE/André Coelho
Un tatuador trabaja sobre la piel de un hombre. El 17 de julio se celebra el Día Internacional del tatuaje. EFE/André Coelho




   Si bien el color negro es la tendencia más seguida, los hay también que optan por la versión multicolor, como Ed Sheeran que tiene un auténtico mural pintado en su antebrazo. 

   Aunque para retro de verdad, los de Tommy Lee y sus dibujos al estilo de los viejos rockeros.  

Capítulo aparte merecen los arrepentidos, como es el caso de Melanie Griffith que lució durante años un corazón con el nombre de su querido “Antonio”, que el láser borró tras la separación de la pareja. Al igual que Marc Anthony, que tardó lo suyo en desprenderse de su “JLo”.    


Le puede interesar:     Lotes baldíos: refugio de inseguridad y mala imagen


OTRAS CURIOSIDADES.  
- Que el neozelandés Lucky Diamond Rich ostenta el Récord Guinness de hombre más tatuado del mundo. Se calcula que ha invertido más de 1.000 horas tatuándose y tiene dibujos por todo el cuerpo, incluidos párpados y encías.   - Que el estadounidense Scott Campbell es uno de los tatuadores más afamados actualmente. Ha llegado a cobrar más de 2.000 euros por hora y entre sus clientes figuran Courtney Love, Orlando Bloom, Josh Hartnett y Marc Jacobs.  - Que existen los tatuajes semipermanentes con tintas especiales o solares que sólo se ven cuando nos ponemos morenos, e incluso invisibles que no se ven al momento, pero sí pueden hacerlo al brillar con luz ultravioleta. - Que las tendencias cambian constantemente, pero que en 2022 triunfaron los tatuajes en negro y rojo, los dibujos de animales dentro de formas geométricas y los tatuajes-muñequera.      - Y si te arrepientes de tu “tatoo”, no todo está perdido. Siempre nos quedará el láser para eliminarlo, sabiendo que borrar un tatuaje será mucho más lento que hacerlo, puesto que exige entre 5 y 15 sesiones, dependiendo del color y del grosor de la capa de tinta. Mejor pensarlo.




Más Noticias de esta sección

Publicidad