Historia del Teatro Santa Marta, ícono y eje cultural desde 1949

Especiales Periodísticos
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La nueva cara del Teatro Santa Marta recuperó el diseño original con espacios como la taquilla principal ubicada a nivel central en la entrada.

Por Daniela Peñarredonda
Redacción EL INFORMADOR


Restaurado engalanado con dos colores, el Teatro Santa Marta hoy luce como en 1949: imponente y con una arquitectura exquisita tal como la original del arquitecto cubano Manuel Carrerá del estilo Art Decó que expresó lo moderno durante el siglo XX.



Después una década sin subir el telón, Santa Marta tiene la dicha de tener un escenario cultural al acceso de todos los samarios, que sin duda se convertirá en un eje de las expresiones artísticas locales y un jalonador del turismo cultural.

El Teatro Santa Marta cuya construcción inició en 1942 y fue inaugurado por primera vez en 1949, tuvo varios momentos en la historia, que relata el arquitecto Álvaro Ospino Valiente en su libro ‘El Teatro Santa Marta, ícono cultural de Santa Marta’.

Alfredo Pérez Zaher, actor. Fue proyeccionista del Teatro Santa Marta por varios años.
Alfredo Pérez Zaher, actor. Fue proyeccionista del Teatro Santa Marta por varios años.


Historia del Teatro Santa Marta, ícono y eje cultural desde 1949  



Los años gloriosos del Teatro Santa Marta

El señor Alfredo Pérez Zaher, conocido como ‘El Turco’ quien se dedicó al escenario y ha sido actor de varias producciones, creció en el Teatro Santa Marta. En diálogo con EL INFORMADOR, narró parte de la historia del Teatro Santa Marta. Inició trabajando cuando tenía 16 años y era en principio operador de las máquinas de cine, años después estuvo vinculado con Fundam en la producción del Festival Internacional de Teatro del Caribe.

Su hermana Edith Pérez fue taquillera por muchos años y se pensionó en el teatro. Su hermano Armando Pérez, conocido como ‘Nene’ Pérez era quien le hacía mantenimiento a las máquinas de aire acondicionado del teatro, que funcionaban en el sótano.
Le puede interesar: Primeros teatros de Santa Marta
Don Alfredo recuerda con orgullo que el Teatro Santa Marta, que en inicios fue llamado Teatro Moderno de Santa Marta, era el primer escenario en el cual se presentaban los grandes espectáculos que llegaban al país debido a que el transporte de la época era por barco y el puerto de Santa Marta era protagonista.

“A Colombia todo entraba por barco y llegaba por Santa Marta, las orquestas, cine, circos. Era lo primero que se presentaba en la ciudad”, señala el señor Alfredo.

Posteriormente, como cine, también era exquisito y exclusivo, pues proyectaba cine europeo y americano. “Nunca presentaba cine mexicano. Allí se proyectaron todas las películas de James Bond y todas las de renombre”, agregó. La adaptación a cinema se realizaba con una pantalla movediza que se rodaba y se habilitaba para cine y luego podía usarse el teatro.
 Q
Escenario principal del Teatro Santa Marta con una capacidad para 800 personas.
Escenario principal del Teatro Santa Marta con una capacidad para 800 personas.

Lo fatídico

Un 8 de agosto 1979 el horror cubriría a este icónico lugar. Un incendio dejó el escenario quemado y con pérdidas totales.
Le puede interesar: Ocho años sin levantar el telón del Teatro Santa Marta
Fue reacondicionado con diversas modificaciones en 1983. Su espacio se redujo y seis locales comerciales fueron construidos a su alrededor. Años más tarde su función sería más como cine que como teatro hasta el año de su cierre.

¿Por qué demoró tanto su restauración?

Durante la rueda de prensa de presentación del restaurado escenario, director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, el Alberto Escobar Wilson-White, explicó las demoras del proceso.

Después de una década la ciudad vuelve a tener su teatro.
Después de una década la ciudad vuelve a tener su teatro.

El Teatro Santa Marta fue declarado en 2006 como Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional lo cual abrió camino hacia la restauración. En 2009 se dieron los primeros pasos en el primer proyecto para este fin. Una de las variables que debía tenerse en cuenta para la restauración, de acuerdo con lo contemplado en ese entonces en el Plan Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico era que el edificio no podía superar en altura el nivel de la cúpula de la Catedral de Santa Marta, ubicada justo en frente.

Con este límite se diseñó el proyecto, que incluía un foso, y cuyo nivel se ‘enterraba’. Una vez iniciada la construcción, al excavar en el terreno se encontró agua que afloraba de manera muy superficial, un inconveniente irremediable.
Le puede interesar: El mítico Teatro Santa Marta reabre sus puertas como uno de los escenarios mejor equipados del país
En el año 2010 se abre la posibilidad de rehacer los diseños, y el caso es llevado ante el Consejo Nacional de Patrimonio, autoridad que finalmente define que en el Centro Histórico ya había edificios que superaban la altura de la cúpula de la catedral, por lo cual da el aval. En efecto se procedió a replantear todo el proyecto.

“Si no se hubiera cambiado el nivel, el edificio hubiera estado condenado a tener siempre una motobomba que sacara el agua permanentemente de la caja escénica. Algo muy complicado para temas de mantenimiento”, recalcó el director de Patrimonio de Mincultura.

Vista frontal del Teatro Santa Marta, ubicado en la avenida Campo Serrano entre la calle Santo Domingo (16) y la calle Real o Calle Grande (17).
Vista frontal del Teatro Santa Marta, ubicado en la avenida Campo Serrano entre la calle Santo Domingo (16) y la calle Real o Calle Grande (17).

Esta decisión también implicó el cambio de la normativa del Centro Histórico de Santa Marta, y posibilitó el escenario imponente al que hoy en día tienen acceso los samarios.

Ahora es un gran escenario

Imponente y majestuoso, con amplios espacios, un escenario con una inversión de $38.000 millones, digno para la cultura, ya subió el telón. Fue restaurado y rehabilitado respetando sus valores históricos y estéticos originales, pero equipándolo con toda la tecnología para hacer de él un escenario a la altura de los mejores. Dispone de equipos especializados para la caja escénica, luces, sonido, ascensores para personas con movilidad reducida, entre otros aspectos.
Le puede interesar: Conoce aquí la programación de la temporada inaugural del Teatro Santa Marta
El señor Alfredo Pérez, para quien este escenario fue su casa, invitó a los samarios a cuidar esta infraestructura. Indicó que espera que se respete el teatro para la cultura y no se alquile para otros fines, y que se eduque a las personas para conservar este escenario. La clave para la perduración de este espacio es la inversión por parte del Estado, debido a que el teatro no es autosostenible, finalizó.

Foto: Portada del libro ‘El Teatro Santa Marta, ícono cultural de Santa Marta’ de Álvaro Ospino Valiente.
Foto: Portada del libro ‘El Teatro Santa Marta, ícono cultural de Santa Marta’ de Álvaro Ospino Valiente.

Gestores del teatro: ‘Pepe’ Vives De Andréis y Eduardo Santos

El presidente de Colombia de la época, Eduardo Santos (1938-1942), nombró como gobernador del Magdalena Grande a José Benito Vives De Andréis. Durante su mandato, se desarrolló por concertación de ambos el “Plan de Fomento”, de alivio a los bananeros y la construcción de obras públicas que iniciaron entre la Nación y el Departamento.
Le puede interesar: ¡Majestuoso Teatro Santa Marta!
No solo tuvo la iniciativa, sino que dejó firmado el contrato con el arquitecto Manuel Carrerá de fecha 10 de junio de 1942 y adicionalmente, fondos para la construcción de este obtenidos gracias a un sorteo Lotería Bolivariana, creado para financiar la construcción del Altar de la Patria y luego ampliado a otras obras, entre esas, el teatro.

En el segundo piso del antiguo Teatro Santa Marta funcionó la emisora Ondas del Caribe, antes del incendio.


Más Noticias de esta sección

Publicidad