Samarios se despidieron de monseñor Luis Adriano Piedrahita

Las cenizas del señor Obispo, Luis Adriano Piedrahita, reposan en una cripta al lado izquierdo del altar de la Catedral Basílica Menor de Santa Marta.

Especiales Periodísticos
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La Catedral Basílica Menor de Santa Marta acogió las cenizas de monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, Obispo de la Diócesis de Santa Marta.

La comunidad católica de la ciudad de Santa Marta fue testigo de la celebración de la Eucaristía Exequial para monseñor Luis Adriano Piedrahíta, Obispo de la Diócesis de Santa Marta, presidida en la mañana del jueves por el Arzobispo Metropolitano de Barranquilla, monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz, en la Catedral Basílica Menor de Santa Marta.

En el recinto estuvieron presentes los señores Obispos de la Provincia, representantes del clero sacerdotal samario, miembros de la comunidad, de la Sociedad Bolivariana y familiares de monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval.


Julio Cesar Piedrahíta, hermano del fallecido obispo de Santa Marta, Luis Adriano Piedrahíta, manifestó que desde muy joven su hermano contó con la vocación sacerdotal, tal como lo afirmó el mismo Obispo en vida para un especial de EL INFORMADOR.

La ceremonia se desarrolló bajo estrictas medidas de bioseguridad con un aforo no superior a las 60 personas y también fue transmitida a través de las redes sociales de EL INFORMADOR y la emisora Voces, por donde los samarios pudieron despedirse del alto jerarca de la Iglesia católica de la ciudad.

“Queridos hermanos y hermanas, la muerte de nuestro querido hermano Luis Adriano, Obispo, nos entristece, pero en este momento la fe nos asegura de que Cristo vive eternamente y que su amor es más fuerte que la misma muerte. Por ello en firme nuestra esperanza cristiana en el triunfo de la vida”, inició con estas palabras el Arzobispo Metropolitano de Barranquilla, monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz.

Asimismo, el Arzobispo continuó diciendo en el acto ceremonial: “Un día nuestro hermano Luis Adriano fue recibido en nuestra Iglesia y se derramó sobre su cuerpo el agua como signo sacramental de nueva vida, hoy con afecto y respeto derramamos el agua sobre su cuerpo, recordando su bautismo y como reconocimiento de la vida eterna que selló definitivamente a este hermano como hijo de Dios”.



“Estamos aquí hoy como Iglesia, estamos los obispos de la provincia de Barraquilla, nos hace falta Luis Adriano, y en nosotros queremos hacer llegar a todos ustedes nuestra cercanía, la cercanía del Señor Nuncio en Colombia, monseñor Luis Mariano Montemayor, la cercanía de todos los obispos de Colombia y por supuesto la cercanía de todas la Iglesias de este país que siente lo que significa un Obispo para una Diócesis y también nos acompaña en el dolor como Iglesia que experimenta en estos momentos, particularmente en el dolor que experimenta esta Diócesis de Santa Marta”.

Comunicado de la Nunciatura Apostólica

En honor a Mons. Luis Adriano Piedrahita Sandoval, se hizo lectura del comunicado de la Nunciatura Apostólica, con firma de Mons. Luis Mariano Montemayor. La lectura estuvo a cargo del excanciller, el párroco José Antonio.
“Señor Vicario General monseñor Dairo Navarro Escobar, estimados sacerdotes, religiosos y religiosas, fieles Laicos y autoridades civiles de la ciudad de Santa Marta.

En este momento sagrado, en comunión con toda la Iglesia, ustedes hacen la entrega al Padre de los restos de su amado Pastor, me uno a todos manifestándoles mis más sinceras y sentida cercanía, mis condolencias y oraciones por este hermano que el Señor llamó así en este periodo particularmente doloroso de toda la humanidad.

En su enfermedad Mons. Piedrahita Sandoval, se ha identificado íntimamente con los sufrimientos de Cristo, experimentando en su carne lo que viven tantos de nuestros hermanos, familiares y amigos, a quien Dios visita en estos días con un amor de predilección, misterioso quizás, pero profundamente real. Mons.



Luis Adriano a quien hemos conocido como un hombre literalmente bueno, afable, sencillo, dotado de un espontaneo don de gente y muy respetado por las personas, no escatimó esfuerzos en su vida pastoral, ni siquiera durante la pandemia para estar cerca de aquellos que el señor le confió, siguiendo el ejemplo del Maestro quien nos enseñó que nadie tiene amor que aquel que da la vida por sus hermanos, de hecho aun encontrándose en un momento de su enfermedad no dudó en arriesgar su salud por el bien se sus ovejas.

Pedimos al Señor de la vida que su generosidad, su compromiso pastoral y su admirable dedicación a los hermanos de frutos y se multiplique como el grano cayendo en tierra”.

Palabras del excongresista Hernando Escobar Medina


Hernando Escobar Medina, excongresista.

Por otro lado, en representación de todos los Laicos de la Diócesis de Santa Marta, el excongresista Hernando Escobar Medina expresó unas palabras de condolencias por la partida del Obispo de la ciudad.

“Llorar con esperanza, nos hallamos aquí en este mundo, que tu amor nos dio, más la meta no está en esta tierra, es un cielo que está más allá, la meta está en lo eterno. Nuestra Patria es el cielo, la esperanza nos guía y el amor nos hará llegar, somos los peregrinos que vamos hacia el cielo, la fe nos ilumina, nuestro destino no se halla aquí. Peregrino monseñor Luis Adriano, en agosto de 2014 en su infinita misericordia y generosidad Dios regaló a la Diócesis de Santa Marta, en decisión de su Santidad Francisco, su presencia, experiencia, formación y orientación para guiar el rebaño de Dios en esta jurisdicción pastoral”.



“Monseñor Luis Adriano siempre estuvo comprometido con la reconciliación del posconflicto, con la terminación de dar su apoyo pastoral y dar solidez al tema de la paz que tanto necesita Colombia. Los Laicos de esta Diócesis extrañaremos sus enseñanzas, sus predicaciones, sabiduría y fino sentido del humor, por eso manifestamos nuestro pesar por su partida aun sabiendo que como peregrino Dios le lleva a su patria eterna”.

“Los laicos de la Diócesis de Santa Marta expresamos nuestras condolencias a la familia Piedrahita Sandoval, tan distinguida en Palmira y en la ciudad de Cali, herederos de un tronco familiar que se distinguió en la sociedad caleña.

También presentamos nuestras condolencias a Monseñor Pablo Emiro Salas, a Mons. Dairo Escobar y a las hermanas que tanto quería monseñor, gracias Dios por la existencia de Monseñor”, concluyó.

La Sociedad Bolivariana


Guillermo Londoño, representante de la Sociedad Bolivariana.

En representación de la Sociedad Bolivariana, a cargo de Guillermo Londoño, manifestó lo siguiente: “He escrito con mi puño y letra un homenaje póstumo a nuestro apóstol monseñor Luis Adriano Piedrahita, que en paz descanse.

En nombre de la Sociedad Bolivariana del Magdalena, su presidente Ramon Palacio, sus miembros de número correspondientes que próximamente monseñor iba a pertenecer como miembro correspondiente, rendimos nuestras más sinceras condolencias por el fallecimiento de nuestro benemérito ciudadano, sacerdote y amigo de nuestra sociedad, consejero, Obispo de la Diócesis de Santa Marta, de todos los católicos que siempre nos recomendó la prudencia y el respeto por nuestros semejantes...Hoy lamentamos su fallecimiento, alma grande, generosa y noble parte a la eternidad, dejándonos un legado de amor y responsabilidad y rogamos Dios que nos libre de todo mal y peligro”.

Mons. Dairo Navarro


Mons. Dairo Navarro.

El vicario general de la Diócesis de Santa Marta, monseñor Dairo Navarro Escobar: “ En el nombre de todo el Clero de Santa Marta, le doy las gracias al señor Nuncio, a los señores obispos por sus oraciones y cercanía, gracias al Gobernador, Alcaldesa y alcaldes de los municipios del Magdalena, diferentes instituciones y personas que con sus mensajes de solidaridad nos han hecho descubrir un signo tangible del amor de Dios en momento de dolor, pero también de esperanza, gracias a la familia de Monseñor, a sus hermanos, porque nos han permitido quedarnos con sus cenizas.

La alegría de Monseñor era siempre encontrarse con sus hermanos sacerdotes, con la comunidad, viajar a su tierra natal y encontrarse con su familia…tres palabras para definir a Monseñor, él fue un Padre, Pastor y amigo, Mons. Luis Adriano descanse en paz”.


Padre Isidro Castro, Padre Isidro Castro, encargado como administrador de la Diócesis

Luego de la celebración de la Eucaristía Exequial en el que reposaron las cenizas del obispo Luis Adriano Piedrahíta en la Catedral de Santa Marta, el Colegio de Consultores eligió como encargado de la administración de la Diócesis de Santa Marta al padre Isidro Castro, hasta que desde Roma se haga el nombramiento de un nuevo Obispo.

https://fb.watch/30JZ-6BJfQ/



Más Noticias de esta sección

Publicidad