Las dificultades de la enseñanza virtual en tiempos de coronavirus

Para garantizar la educación de todos los estudiantes, docentes, directivos y padres de familia han estado distribuyendo guías educativas.

Aula Abierta
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Debido a las medidas adoptadas por las entidades de salud para evitar el contagio de coronavirus, muchas escuelas debieron trasladar sus procesos de enseñanza al mundo virtual, no obstante, la falta de conectividad en los sectores rurales y los escasos recursos en algunas instituciones, han convertido la enseñanza en toda una travesía.

El inesperado anuncio de Emergencia Sanitaria en Colombia por el coronavirus, trajo consigo una serie de cambios drásticos que alteraron la manera en que la sociedad había estado funcionando, entre esos, los actores del sector educativo, quienes se vieron obligados a desarrollar nuevas estrategias de enseñanza que se adaptaran a las medidas de confinamiento impartidas por el Gobierno Nacional para prevenir el contagio del virus.

Para algunas escuelas pudo haber sido una transición sencilla, pero los colegios rurales han debido moldear su funcionamiento con grandes esfuerzos para superar los obstáculos generados por la existencia de las históricas brechas sociales que les ha impedido entrar por completo en la modalidad de educación virtual, debido a que quienes conforman la comunidad estudiantil, en su mayoría, son personas de escasos recursos que, además, padecen por la falta de conectividad.

“Una de las circunstancias que hoy afecta de manera significativa la implementación del modelo de enseñanza No Presencial en el sector rural, es la conectividad tanto de las escuelas, como de la comunidad por la baja o poca señal por la cobertura por parte de los operadores de telecomunicaciones presentes. Sin contar con la poca dotación de recursos tecnológicos a favor de las instituciones educativas, a pesar de las múltiples gestiones de los directivos docentes”, explica Ilian Zambrano Hernández, director del Centro Educativo Distrital Intercultural Orinoco de Santa Marta, ubicado en el kilómetro 34, en la vía que comunica a la capital del Magdalena con Riohacha.
Así mismo, el director manifiesta que desde el 2015 ha estado realizando solicitudes ante el Ministerio de Educación Nacional, el Ministerio de Tecnologías de la Educación y la Alcaldía de Santa Marta, algunas respondidas satisfactoriamente durante ese mismo año y el 2018, periodo en el que fueron favorecidos con 80 tabletas, 1 video beam y 12 computadores portátiles, sin embargo, desde el 2019 no han logrado recibir más apoyo en cuestiones tecnológicas, lo que ha creado dificultades hoy en día para poder establecer conexiones entre los 110 estudiantes sin acceso a internet y los docentes.

“Nuestra principal estrategias para el trabajo en casa, consiste en la puesta en marcha de 13 puntos de distribución de Guías de Aprendizaje y paquetes alimenticios en el marco del PAE, en los que mensajeros pedagógicos integrados por docentes, padres de familia y mi persona, con implementos y trajes de bioseguridad. Tenemos la misión de garantizar la entrega de materiales y la recepción de algunas actividades de estudiantes con dificultades para interacción con maestros. Con este esfuerzo procuramos evitar las aglomeraciones de personas, y facilitar el trabajo académico en casa. De igual manera para el caso de los estuantes que cuentan con conectividad, la escuela dispone para ellos de grupos de WhatsApp, de una Plataforma Moodle, repositorios de información por Drive, Pagina Web Institucional, entre otros recursos. Hasta las redes sociales en estos tiempos sirven como mediaciones”, indicó Zambrano.
Cabe resaltar que la mayoría de estudiantes provienen de poblaciones campesinas, indígenas u hogares cuyos ingresos provienen de actividades como el comercio informal, el turismo, y el mototaxismo, que actualmente están suspendidas por el Aislamiento Preventivo Obligatorio.

En medio de las dificultades, el cuerpo directivo se encuentra realizando las debidas gestiones para poder apoyar a los estudiantes incomunicados, entregándoles los equipos disponibles de la institución en calidad de préstamo con sim cards y recargas básicas.

Todo lo anterior, con el único objetivo de continuar con la labor educativa a pesar de las múltiples dificultades que han debido sortear desde el comienzo de la cuarentena.

Dato
De acuerdo con Ilian Zambrano, director del Centro Educativo Distrital Intercultural Orinoco de Santa Marta, la institución cuenta con cerca de 110 estudiantes sin acceso a internet, motivo por el cual se adaptaron a la metodología de mensajeros pedagógicos para la distribución de guías y buscarán prestar equipos tecnológicos con sim cards y recargas.



Publicidad