Destrucción de la flora y fauna: la otra cara de la pandemia

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La pandemia generada por el covid – 19 ha incrementado el uso del tapabocas, guantes y otros elementos de protección desechables afectando de gran manera la flora y fauna de Colombia y el mundo en general.

Aunque los tapabocas se han vuelto  una pieza fundamental para evitar el contagio, una reciente investigación de varias universidades señaló que los seres humanos utilizan aproximadamente 129 mil millones de máscaras quirúrgicas por mes, es decir 3 millones por minuto, y la mayoría son hechos de microfibras de plástico y peor aún, son arrojadas al mar o a decenas de zonas vegetales.

 La situación creada por el covid – 19 también ha aumentado la producción de envases desechables, ya que los consumidores han comprado más comida para llevar y se suspendieron las prohibiciones de plásticos de un solo uso, incluidas las bolsas de la compra, por temor a que los reutilizables propaguen el virus.

Ante la eminente contaminación por el uso del tapabocas en Colombia, situación que ha provocado el deterioro del ecosistema marino y el aumento del cambio climático,  el Ministerio de Salud y Protección Social expidió el protocolo general de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo de la pandemia del Coronavirus COVID-19, adoptado por la Resolución 666 de 2020, el cual es complementario a cada uno de los protocolos de bioseguridad específicos para los diferentes sectores y actividades, donde se establece para la disposición final de tapabocas y guantes, realizar su separación en doble bolsa de color negra que no debe ser abierta por el personal que realiza el reciclaje de oficio.

Lea también: Contra el cambio climático

En el país y en el mundo, desde el inicio de la pandemia, se han utilizado millones de tapabocas desechables y muchos de ellos han acabado en las calles, vías públicas, parques, ríos o playas, poniendo en riesgo la salud de las personas, familias, comunidades y contaminando el ambiente, por lo tanto, no arroje o deseche los tapabocas en espacios públicos", explicó Jairo Hernández, subdirector (e) de Salud Ambiental del Ministerio de Salud y Protección Social.

Desde el Ministerio de Salud se elevaron ciertas recomendaciones para el uso correcto del tapabocas:

Antes de usarlo: lavarse las manos, el tapabocas debe estar limpio.

Durante su uso: manipular el tapabocas desde las cuerdas o tirillas de soporte y no desde la superficie del mismo, recuerde lavar las manos antes y luego de la manipulación del tapabocas. Use tapabocas siempre que se encuentre con otras personas en un recinto cerrado.

Después de su uso: lávese las manos luego de retirar el tapabocas, si es desechable, deposítelo en doble bolsa negra en una caneca destinada para la disposición de estos. En caso de ser reutilizable, lévelo con agua y jabón una vez se lo retire. Por ningún motivo los tapabocas deben ser botados o abandonados, pues esto representa un grave riesgo de transmisión del covid-19, y un problema serio ambiental para la fauna doméstica y silvestre.

Le puede interesar: En el Día de la Tierra la Zona Bananera sigue reverdeciendo con 20 nuevos cañahuates

Llamado a la consciencia

Con el propósito de disminuir la problemática que está afectando la fauna marina y silvestre, ha iniciado la campaña del Corte de Elásticos, la cual consistirá en que antes de desechar las mascarillas corten los elásticos, lo que permitirá que animales terrestres y marítimos no terminen en medio de una redada por culpa de estos elementos.

La iniciativa busca que los ciudadanos potencialicen más el uso de las mascarillas lavables, siempre que se requiera. A su vez, invitan a la sociedad a tomar más conciencia del medio ambiente y de la existencia de la fauna, donde muchos animales se encuentran en vía de extinción por el comportamiento del hombre.

Lea también: “En ocho días sembraremos al menos 100.000 árboles”: MinAgricultura Rodolfo Zea

Ambientalistas  instan a los gobiernos a potenciar sustancias no tóxicas, biodegradables o fácilmente reciclables, como las fibras naturales, la cáscara de arroz y el caucho natural.




Más Noticias de esta sección

Publicidad