El ‘tira y hala’ por la antigua clínica Saludcoop de Santa Marta

El pasado 8 de abril se confirmó que fue pactado un nuevo comodato para poner en funcionamiento la clínica, la dotación será enviada por el Ministerio de Salud.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Pasó un año del anuncio de la reapertura de la antigua clínica, un proyecto departamental que quedó en el tintero.
Como la nueva ‘Clínica de la Vida’ de Santa Marta fue anunciada la reapertura de la antigua clínica de Saludcoop hace un año, el 4 de abril de 2020 cuando la ciudad no superaba los 40 infectados por covid-19 pero debía prepararse y fortalecer el sistema de salud ante una posible crisis.

Además del anuncio, se firmó un contrato de comodato con el Agente Liquidador de Saludcoop, con el cual la E.S.E. Hospital ‘Julio Méndez Barreneche’ operaría la antigua clínica.
El objetivo de acuerdo con lo anunciado por redes sociales, comunicados y demás de la Gobernación del Magdalena en cabeza de Carlos Caicedo, era acondicionar 150 Unidades de Cuidados Intensivos, con los cuales la ciudad duplicaría la disponibilidad de esta atención, que para junio de 2020 era de 126 cubículos de UCI.
Así luce el interior de la antigua clínica Saludcoop actualmente.
Así luce el interior de la antigua clínica Saludcoop actualmente. 
El 4 de abril de 2020 el gobernador le daba las buenas nuevas a la ciudadanía luego de un recorrido por las instalaciones de la antigua clínica, “desafío, comprar todos esos equipos”, señaló a través de una transmisión en vivo en ese entonces.

En mayo del mismo año fue intervenido por la Superintendencia de Salud el hospital Julio Méndez Barreneche, y fue nombrado como gerente interventor Oscar Gálves, quien dijo a EL INFORMADOR lo que encontró con relación a la antigua clínica de Saludcoop.
Así aparece registrado el proyecto presentado por la Gobernación del Magdalena ante el Sistema General de Regalías  que fue devuelto para correcciones en mayo de 2020.
Así aparece registrado el proyecto presentado por la Gobernación del Magdalena ante el Sistema General de Regalías que fue devuelto para correcciones en mayo de 2020.

“Nosotros encontramos un contrato de comodato firmado con Saludcoop en liquidación donde el hospital Julio Méndez Barreneche iba a ser el que manejaba o el responsable de aperturar algunas camas de cuidados intensivos en la clínica Saludcoop”, señaló el funcionario.

El agente interventor explicó que cuando se hace un contrato de comodato, en ese caso en particular, el hospital debería invertirle a la clínica en su restauración y su dotación, “efectivamente nosotros evaluamos la situación y el hospital en ese momento como institución, no tenía los dineros para invertir en ese proyecto”, señaló.
Anuncio de la puesta en marcha de la ‘Clínica de la Vida’ el 4 de abril de 2020.
                                  Anuncio de la puesta en marcha de la ‘Clínica de la Vida’ el 4 de abril de 2020.

Agregó que además desde su cargo buscó apoyo en el Gobierno Nacional, sin embargo, “el gobierno central nos dijo que quien había hecho ese proyecto de expansión era el señor gobernador, y que el señor gobernador iba a invertir unos recursos en la adecuación y dotación en la clínica Saludcoop para ampliar camas de unidades de cuidados intensivos, pero esto nunca se dio”.

Los recursos:cuestionamientos desde la Asamblea

El pasado 30 de marzo durante el debate de la Asamblea del Magdalena en el cual fue citado el secretario de Salud del Departamento Julio Salas Burgos, el tema de Saludcoop salió a relucir. El diputado Jair Mejía cuestionó que el gobernador Carlos Caicedo le negó 49 mil millones de pesos al Magdalena.
Trino del gobernador Carlos Caicedo el 28 de mayo de 2020.
Trino del gobernador Carlos Caicedo el 28 de mayo de 2020.

“Debo reconocer que el gobernador hizo las gestiones, presentó un proyecto el día 11 de mayo ante el Sistema General de Regalías por valor de $49.161.043.141 precisamente para dotar, adecuar la clínica Saludcoop y los pisos 5 y 8 del hospital Julio Méndez Barreneche”, indicó Mejía.

En su intervención, el diputado señaló que el día 13 de mayo, 48 horas después de presentado el proyecto, el Sistema General de Regalías indicó que se debían hacer un total de 24 correcciones de forma al documento presentado, para que los recursos en cuestión pudieran ser asignados al departamento.

Es de resaltar que el hospital Julio Méndez Barreneche fue intervenido por la Supersalud el día 12 de mayo de 2020. El diputado aseguró que el gobernador no permitió que la oficina de planeación departamental hiciera las correcciones pertinentes para continuar el tramite del proyecto y que fueran adjudicados los recursos al departamento.
Durante la intervención del diputado Jair Mejía en la sesión de la Asamblea del Magdalena del 30 de marzo en la cual se refirió a la antigua clínica Saludcoop, mostró el documento presentado ante el Sistema General de Regalías. Ver video en www.elinformador.com.co
Durante la intervención del diputado Jair Mejía en la sesión de la Asamblea del Magdalena del 30 de marzo en la cual se refirió a la antigua clínica Saludcoop, mostró el documento presentado ante el Sistema General de Regalías. Ver video en www.elinformador.com.co

“Entonces el gobernador, en lugar de hacer las 24 correcciones de forma dijo que no, que ya no se hicieran, dio la orden que ya no se hicieran porque ya no era él quien iba a manejar esos recursos, sino que iba a ser el agente interventor del hospital Julio Méndez Barreneche, ¿qué hizo ahí el gobernador? Le negó al departamento del Magdalena $49.161.043.141 (…) hoy no estuviéramos padeciendo tanto esta situación en el departamento”, cuestionó el diputado Jair Mejía.

A través de su cuenta de Twitter el gobernador Carlos Caicedo el 28 de mayo de 2020 señaló que la inversión se ‘suspendió’. “Ahora, ¡la intervención de @Supersalud en HJMB y en ESE Distrital nos dejó sin capacidad de operación asistencial y suspendió nuestra inversión de 49mil milllones para 1030 nuevas camas! Supersalud debe asumir y responder a los Magdalenenses”.

Es de mencionar que la ejecución de recursos en salud de la vigencia 2020 fue calificada como ‘pobre’ por la Asamblea del Magdalena al estar por debajo del 46%, precisamente en medio de una pandemia cuando de acuerdo con los diputados esta debió ser la carteta ‘abanderada’ en ejecución.

Peticiones

El Magdalena tuvo el pico de contagios y de ocupación de UCI entre los meses de julio y agosto de 2020, en dicho momento el gobernador a través de redes sociales publicó una carta dirigida a la Presidencia de la República en la que pedía que la clínica Saludcoop fuera entregada a la Gobernación del Magdalena y luego otra dirigida al agente liquidador de Saludcoop Felipe Negret para que se firmara un nuevo comodato a través de la E.S.E hospital San Cristóbal de Ciénaga. La respuesta de este último publicada por el mismo gobernador señaló que el inmueble estaba sujeto a un comodato firmado desde el 14 de abril y entregada la infraestructura desde el 30 de abril, además que actualmente se había aceptado la solicitud de terminar dicho contrato. Por último, invitaba a considerar la adquisición de los activos por un valor de 36 mil 976 millones de pesos.

¿Qué pasó con el contrato que estaba firmado?

El agente interventor del Hujmb indicó que “no se vio la disposición de invertir los recursos” por parte del gobierno departamental, por lo cual no se pudo continuar con el contrato, el cual se terminó de común acuerdo con el agente liquidador de Saludcoop.

“Al no encontrar apoyo en los gobiernos locales nosotros optamos por decidir no llevar adelante ese comodato que le estaba acarreando unos gastos extra al hospital como agua, luz, vigilancia, etc. (…) y el hospital se intervino porque estaba en difícil situación financiera”, señaló el funcionario Oscar Gálves.

Esta es la razón por la cual se echó para atrás el comodato y la clínica fue entregada nuevamente a Saludcoop.

La crisis se enfrió

Los casos en el departamento fueron disminuyendo y el Gobierno Nacional a lo largo del año anterior envió un total de 92 ventiladores mecánicos a Santa Marta que fueron entregados a las diferentes clínicas de la ciudad. Santa Marta pasó de tener 126 Unidades de Cuidados Intensivos a 219, en su mayoría gracias a la dotación entregada por el ministerio de Salud.

El nuevo pico

El nuevo pico de contagios que vive Santa Marta trajo a colación el tema de la antigua clínica de Saludcoop. El sonajero comenzó a moverse la semana pasada entre congresistas magdalenenses que finalmente anunciaron que se habían adelantado una serie de reuniones con el Ministerio de Salud para habilitar la antigua clínica de Saludcoop de Santa Marta.

Un lance ciudadano

En medio de la actual crisis por incremento exponencial de los contagios a raíz de la segunda ola por la Covid-19 en el Magdalena, el abogado samario Miguel Martínez Olano presentó el pasado 7 de abril una acción popular con solicitud de medida cautelar en el Tribunal Contencioso de lo Administrativo en contra de la Presidencia de la República, Superintendencia de Salud, Saludcoop en Liquidación, Gobernación del Magdalena y Alcaldía de Santa Marta, en la que solicita “ordenarle a las entidades demandadas unir esfuerzos para poner en funcionamiento el edificio donde funcionaba la clínica Saludcoop en el menor tiempo posible para mitigar los efectos mortales de la pandemia del covid19”.

El documento se sustenta en diferentes argumentos, entre ellos que el departamento vive un difícil panorama, los médicos enfrentan el dilema de distribuir una cama por orden de llegada, por edad o por posibilidades que tiene de vivir. Este proceso de selección sería la única alternativa, pues actualmente el sistema de salud de la ciudad no está dando abasto, señala la acción popular.




El abogado Miguel Martínez presentó una acción popular el pasado 7 de abril para que fuera puesta en funcionamiento la antigua clínica de Saludcoop en el menor tiempo posible. 

En redes sociales le abonaron al abogado la gallardía de tomar la voz y presentar dicha solicitud que el jurista espera quede resuelta en los próximos días, aunque por fortuna al día siguiente se conoció que ya hay firmado un nuevo contrato de comodato y sería habilitada la antigua clínica con nuevas camas UCI.

¿Ahora si reabrirán la clínica?

La noticia se confirmó el pasado jueves 8 de abril, cuando el agente interventor del hospital ‘Julio Méndez Barreneche’ confirmó a este medio haber firmado ese mismo día un nuevo contrato de comodato con el agente liquidador de Saludcoop Felipe Negrete.

Esta vez la dotación correrá por cuenta del ministerio de Salud a raíz de la gestión realizada por el Superintendente de Salud Fabio Aristizábal, según indicó el doctor Oscar Gálves. Al menos 24 Unidades de Cuidados Intensivos nuevas serán habilitadas al servicio de quienes están padeciendo el virus y necesitan la atención. Al cierre de esta edición se confirmó la llegada de varias camas a esta antigua clínica.



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad