BLOQUEOS SANTA MARTA – BARRANQUILLA (3) Magdalena: Uno de los departamentos sin beneficios de inversión en seguridad vial

Uno de los principales efectos de un bloqueo en la vía entre Santa Marta y Barranquilla es el colapso del tráfico y la interrupción de la movilidad. Estos bloqueos pueden ocasionar largas filas de vehículos detenidos, retrasos significativos en los tiempos de viaje e incluso interrupciones en el transporte de bienes y mercancías entre estas importantes ciudades. Además, tales bloqueos pueden generar tensiones, conflictos y afectar tanto la economía local como la seguridad de quienes transitan por esa ruta.

Zona Crítica
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Hasta el momento, la vía Santa Marta-Barranquilla ha registrado más de 90 bloqueos, situaciones que han dejado a los conductores en una posición vulnerable, ya que en más del 50% de estos incidentes, no han contado con la intervención o apoyo oportuno de las autoridades.

La infraestructura vial es un pilar fundamental para el desarrollo económico y turístico de una región, pero en el caso del departamento del Magdalena, en Colombia, esta premisa se ve desafiada por una preocupante situación en las carreteras. A pesar de una inversión de 21 mil millones de pesos provenientes de tarifas de peajes desde 1992, destinados a la seguridad vial, los conductores se enfrentan a bloqueos, accidentes y cobros ilegales que afectan drásticamente la movilidad y la seguridad en las vías.

El Instituto Nacional de Vías, INVÍAS ha destinado parte de este presupuesto para la seguridad de las carreteras nacionales, especialmente en el Magdalena, pero los resultados no se han reflejado en mejoras palpables. La vía Santa Marta-Barranquilla, en particular, ha sido escenario de una dramática disminución en la calidad del trayecto. Lo que solía ser un recorrido de una hora y media, ahora se ha convertido en una odisea de ocho horas o más, afectando tanto a transportistas como a turistas que se dirigen hacia la capital del Magdalena, Santa Marta.

El impacto económico de esta problemática es significativo. La exportación del departamento se ve afectada, generando un efecto dominó en la economía local. Además, el turismo, uno de los pilares de la región, se ve golpeado, ya que la mala calidad de las vías desalienta a potenciales visitantes.

En diálogo con EL INFORMADOR, el Ingeniero Fabián Ernesto Arango, director territorial del Magdalena y representante de INVÍAS mencionó que el presupuesto asignado se direcciona directamente a la Gobernación del Magdalena, sin embargo, en relación con el mantenimiento y mejora de las vías en el departamento del Magdalena, es importante aclarar que la entidad de INVÍAS no tiene jurisdicción ni competencia en este ámbito específico. Por ende, su mención o intervención en estos temas resulta nula, ya que no forma parte de sus responsabilidades ni acciones dentro de este departamento.

Cabe precisar que a lo largo del año, no se han implementado mecanismos efectivos de seguridad vial. Los problemas en municipios vecinos como Ciénaga y Puebloviejo cuyas principales problematicas, como falta del agua, y energía, han propiciado bloqueos de vías sin el control adecuado por parte de las autoridades, dejando a los conductores vulnerables a cobros ilegales e incluso robos.




Esta situación no solo representa un inconveniente para la movilidad y la economía, sino que pone en riesgo la vida de quienes transitan por estas carreteras. Diferentes gremios del departamento han hecho llamados a las autoridades locales y nacionales, para evitar que se siga intensificando este problema, exigiendo una pronta solución para mejorar la seguridad en las vías del departamento del Magdalena y garantizar un tránsito seguro para todos los ciudadanos y visitantes.



En conclusión, el desafío ahora recae en las autoridades competentes para canalizar de manera efectiva los recursos destinados a la seguridad vial y establecer estrategias que reviertan esta preocupante realidad en las carreteras del Magdalena, impulsando así el desarrollo económico y mejorando la oportunidad de quienes transitan por estas rutas cotidianamente.


 

El Instituto Nacional de Vías, INVIAS, ha afirmado que el impuesto adicional recaudado a través de los peajes, valuado en 200 pesos, está designado a nivel nacional para fortalecer la seguridad vial en distintos departamentos de Colombia. Sin embargo, esta inversión no ha sido evidente en el Magdalena. Durante el transcurso del año 2023, se han reportado más de 90 bloqueos únicamente en la ruta que conecta Santa Marta con Barranquilla, lo que señala una preocupante falta de los resultados esperados en términos de seguridad en estas vías.




 

Ruta del Sol II indicó que los recursos dirigidos al Fondo Nacional de Seguridad Vial también van destinados a Corpamag por concepto de sobretasa ambiental al peaje de Tasajera y del Puente Laureano Gómez.

Leyenda 1: El Ingeniero Fabián Ernesto Arango, director territorial del Magdalena y representante de INVÍAS.

Leyenda 2: Los bloqueos recurrentes en la vía Santa Marta-Barranquilla han evidenciado una preocupante ausencia de presencia y acción por parte de las autoridades locales. Estos incidentes se han vuelto una situación cotidiana.



Más Noticias de esta sección

Publicidad