Día Mundial de la Pasta: un plan para deleitar el paladar

Harina mezclada con agua a la que se le suma sal, huevo. Así de simple es la pasta, uno de los platos más queridos por su versatilidad, sus propiedades nutritivas, energéticas y económicas.

Invitados a la Mesa
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La Organización Internacional de la Pasta asegura que un plato de cada cuatro en todo el mundo lleva este alimento hecho fundamentalmente a base de harina, huevo, sal y agua.
El Día Mundial de la Pasta se celebra el 25 de octubre desde hace 25 años. Este día fue escogido por los fabricantes del producto de distintos países con motivo de la celebración del primer Congreso Mundial de Pasta celebrado en Roma en el año 1995.

El propósito de esta efeméride es el de reconocer la Pasta como uno de los alimentos más completos y nutritivos que jamás hayan existido; este es conocido por su propiedad nutritiva, energética y económica, aparte de las diversas formas en que es presentada y su forma de producción.
La señora Maira Luz Oñate y la señora Estela Duica Núñez, Matrona  de 87 años de edad, las dos emprendedoras, unas de las encargadas de preparar los bollos.
La chef Chechi Solano quien se dedica al arte de fabricar pastas con su sobrino Eduardo Solano y su primo Juan Manuel Vergara, es una de las personas que mejor prepara este producto.
No obstante, es uno de los alimentos más característicos de la cocina de los países del Mediterráneo, sin embargo, se ha convertido en alimento mundial. En países como Argentina, en los últimos años, el consumo per cápita de la pasta ha crecido de ocho a 11 kilos por año.
La palabra ‘raviolli’ hace referencia a todo tipo de pasta rellena que comúnmente se prepara en forma cuadrada. Los ravioles son una pasta delgada que envuelve a un relleno y que después se hierven y se sirven con una salsa o caldo. Los rellenos son tan diferentes que van desde la ricotta, verduras, hasta carnes y varían según la región.
La palabra ‘raviolli’ hace referencia a todo tipo de pasta rellena que comúnmente se prepara en forma cuadrada. Los ravioles son una pasta delgada que envuelve a un relleno y que después se hierven y se sirven con una salsa o caldo. Los rellenos son tan diferentes que van desde la ricotta, verduras, hasta carnes y varían según la región.
Por supuesto, Italia es el país que más pasta produce, con cerca de tres millones y medio de toneladas al año, seguida de Estados Unidos, Turquía, Brasil y Rusia, todos ellos por encima del millón de toneladas.

La Organización Internacional de la Pasta asegura que un plato de cada cuatro en todo el mundo lleva este alimento hecho fundamentalmente a base de harina, huevo, sal y agua.

En la ciudad de Santa Marta no puede ser la excepción a la hora de consumir pasta, ya que existen personas que se dedican a fabricarla.

En esta sección de Invitados a la Mesa, presentaremos a Chechi Solano, quien se dedica al arte de fabricar Pasta gracias a su experiencia en el servicio de suministro de comidas preparadas para eventos especiales, con 20 años en el mundo del catering; sin embargo, desde hace tres años, decidió emprender otro negocio con su sobrino Eduardo Solano y su primo Juan Manuel Vergara.
Un tipo de salsa que puede acompañar los ravioles de tres quesos es la pomodoro y burrata, que es un queso italiano de leche de vaca hecho de mozzarella y crema. La cubierta exterior es de mozzarella sólida, mientras que el interior contiene stracciatella y crema.
Un tipo de salsa que puede acompañar los ravioles de tres quesos es la pomodoro y burrata, que es un queso italiano de leche de vaca hecho de mozzarella y crema. La cubierta exterior es de mozzarella sólida, mientras que el interior contiene stracciatella y crema.
Los tres decidieron llamar a su nuevo negocio La Pasta, un lugar en el que se dedican a fabricar este alimento de manera artesanal, sobre todo los ravioles con recetas fáciles de preparar, económicas y provocativas. Algunas son traídas de Argentina, país en donde estudió Cocina, Juan Manuel Vergara y cada semana hacen sabores diferentes de acuerdo al gusto de sus clientes.

Los ravioles son una pasta delgada que envuelve a un relleno y que después se hierven y se sirven con una salsa o caldo. Los rellenos son tan diferentes que van desde la ricotta, verduras, carnes y varían según la región.

Algunos de los sabores que manejan en La Pasta, son: tres quesos, ricotta con espinaca, ahuyama en mozarela y salmón, pero el que más piden, según Solano, son los ravioles de tres quesos.

El origen de la pasta

Según la Organización Internacional de la Pasta, son muchas las teorías que se han elaborado en torno al origen de este alimento. Algunos investigadores adjudican el descubrimiento a Marco Polo en el siglo XIII, el cual la introdujo en Italia en uno de sus viajes a China, en 1271.

En Libros de maravillas del mundo, Marco Polo hace referencia sobre la pasta en China. Para otros se remonta mucho más allá, a antiguas civilizaciones, que la elaboraban mediante el machaque o trituración de diversos cereales y granos mezclados con agua, que luego cocían para convertirlo en un alimento sabroso y nutritivo.
En La Pasta también preparan focaccias, es una especie de pan plano cubierto con hierbas y otros productos alimenticios. Se trata de un plato tradicional de la cocina italiana muy relacionado con la popular pizza.
En La Pasta también preparan focaccias, es una especie de pan plano cubierto con hierbas y otros productos alimenticios. Se trata de un plato tradicional de la cocina italiana muy relacionado con la popular pizza.
Cómo preparar unos ravioles caseros

A la hora de trabajar la pasta fresca, prepara la encimera de la cocina. Coloca directamente la harina y haz un agujero en el centro a modo de volcán.

Colocamos los tres huevos en el centro y un poco de sal. Vamos incorporando la harina a los huevos poco a poco dejando que se mezclen bien. No debemos dejar de batir, veremos cómo adquiere una consistencia de crema. Este paso lo podemos hacer con las manos perfectamente.

Si tienes amasadora eléctrica o robot de cocina, empieza a utilizarlo desde el primer momento. Si quieres hacer unos ravioles caseros a la antigua toca amasar a mano. Se trata de una tarea dura, pero es la que nos permitirá disfrutar de unos buenos ravioles. Se tardan entre 10 y 15 minutos en amasar una buena masa.
Los ravioles son un representante delicioso de la gastronomía italiana y que son perfectos para consentir todos los paladares.
Los ravioles son un representante delicioso de la gastronomía italiana y que son perfectos para consentir todos los paladares.
La cantidad de harina es orientativa. Puedes necesitar un poco más, no debe quedar muy pegajosa, eso significaría que tiene falta de harina. Debemos tener en cuenta que los ravioles deben quedar consistentes en su interior por lo que deberemos incorporar un relleno sólido.

Cuando la masa esté lisa, elástica y sin grumos, tendremos la perfecta masa de ravioles. Envolveremos la masa con film transparente y la dejaremos reposar en la nevera 30 minutos para que sea más fácil de trabajar.
Es momento de poner en marcha la máquina para pasta o empezar a utilizar el rodillo hasta que quede fina. Debe tener unos 1,5 milímetros para que se cuezan y rellenen perfectamente. Cuanto más fina esté, más rápido se hará, pero cuidado si es demasiado puede no aguantar el peso del relleno.

Ahora solo nos quedará cortar la masa en forma de rectángulo e ir añadiendo el relleno que más nos guste. La misma masa la puedes utilizar para hacer unos espaguetis o tallarines.
La preparación de los ravioles requiere de una pasta especial, no de una simple pasta al huevo, sino de una con bastante agua y poco huevo. Estos se hacen de un modo más rápido extendiendo sobre la mesa una lámina cuadrangular de Pasta y disponiendo sobre la misma el relleno que desee la persona que los prepara.
La preparación de los ravioles requiere de una pasta especial, no de una simple pasta al huevo, sino de una con bastante agua y poco huevo. Estos se hacen de un modo más rápido extendiendo sobre la mesa una lámina cuadrangular de Pasta y disponiendo sobre la misma el relleno que desee la persona que los prepara.
Pastas cortas

- Macarrones, con forma de tubo estrecho, ligeramente curvo o recto.

- Rigatoni, pasta tubular con estrías paralelas, levemente curva, de 3,5 cm de largo.

- Penne, con forma de tubo corto, estriado en su cara exterior y cortado al sesgo.

- Ñoquis, pasta de puré de patatas y harina, con forma ovalada.

- Fusilli, hélice, forma de pajarita o tornillo de Arquímedes.

- Farfalle, con forma de mariposa y bordes dentados.

- Coditos, con forma tubular y semicircular.
Ravioles rellenos de ahuyama y mozzarella, preparados en La Pasta.
Ravioles rellenos de ahuyama y mozzarella, preparados en La Pasta.
Tipo de Pasta

- Espaguetis, tienen forma de delgada cuerda larga, sección circular y un tamaño aproximado entre 25 y 30 centímetros.

- Tallarines, similares a los espaguetis, pero con sección rectangular o plana. Sus medidas oscilan los 7 mm y 8 mm de ancho.

- Fettuccine, alargada y plana, de 6 mm de ancho.

- Ziti, espaguetis gruesos ahuecados en el centro.

Receta de ravioles caseros

Ingredientes:

300 gr de harina (además de la necesaria para amasar)

3 huevos

Sal

Pasta perfecta en 5 pasos

1. Cocina la pasta con agua suficiente para que se hidrate y no se pegue. Siempre multiplica la cantidad de pasta por diez de agua: 200g de pasta en 2 litros de agua.

2. Cuando el agua de la pasta comience a hervir, agrega la sal. Utiliza 1 gramo de sal por cada litro de agua.

3. Después de agregar la sal al agua, incorpora la pasta. Asegúrate de que el agua hierva en todo momento, aún con la pasta dentro, y mueve constantemente.

4. ¿Cuánto tiempo debes dejarla? Sólo sigue las instrucciones del paquete, pero toma en cuenta que la pasta seguirá cociéndose cuando agregues la salsa, así que retírala del fuego un minuto antes de lo que sugieren las instrucciones.

5. Escurre la pasta, sin enjuagarla y agrégala a un sartén con la salsa que vayas a utilizar. Saltéala durante un minuto moviendo constantemente.

Tip: si la pasta queda un poco seca, agrega un poco del agua donde herviste la pasta. (De preferencia guarda un poco antes de deshacerte de ella).



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad